Llevaba tiempo pensando en renovar mi Nokia 3410. Finalmente ayer, me decidí a obtener un Siemens C65V a cambio de 400 puntos Vodafone y 64 euros. Nada más encenderlo, lo vi lento de respuesta, sobre todo al hacer clic con el joystick. No me dio buena espina, y a todo esto se unió que leí bastantes malas críticas de este teléfono por internet, fundamentalmente quejas referentes a la velocidad de respuesta, la duración de la batería, y la calidad de la cámara incorporada.

Igual el mío salía bueno, pero me empecé a comer la cabeza… Revisé de nuevo el catálogo de puntos Vodafone, y de casualidad vi que por el mismo precio había un Sharp GX15, que salvo una capacidad menor de memoria (5 Mb contra 1,8 Mb), ofrecía Bluetooth, una mayor duración de la batería, y la posibilidad de grabar vídeo.

No me lo pensé dos veces, fui de nuevo al Hipercor para cambiarlo, me dijeron que primero los de Vodafone tenían que darme un número localizador para que ellos pudieran tramitar la devolución. Esta mañana ya tenía dicho número, y esta tarde, después de media hora de cola, por fin tengo mi flamante GX15.

A decir verdad, no me daba tanta confianza Sharp, como Siemens. Tras haber utilizado los dos, me parece de mucho mayor empaque el Sharp. La única duda que me queda es saber que calidad tiene la batería… Por lo demás, excelente.