Mondaine SBB Classic Automatic

Debido a una ocasión especial, he tenido la oportunidad de disfrutar de los dos modelos de Mondaine que más me gustan. Mondaine es una relojera suiza poco conocida por el público en general, sin embargo, a sus relojes, les pasa justo lo opuesto. Casi cualquiera que los ve, sabe identificarlos como algo conocido, aunque no recuerde el nombre de la marca. Algo similar a lo que ocurre con Victorinox.

El diseño de estos relojes, se remonta a 1944, cuando el ingeniero Hans Hilfiker, que trabajaba en los Ferrocarriles Suizos, lo patentó con la finalidad de instalarlo en las estaciones de tren. Posteriormente Hilfiker, desarrollaría también el concepto de cocina modular.

Destacaba su inspiración de la escuela Bauhaus, con un diseño minimalista y funcional, que contrastaba con una aguja segundera de color rojo, y terminada en una bola.



A nivel técnico, contaban con otra particularidad, y era que la aguja segundera daba la vuelta completa al reloj en 58 segundos, y por tanto, se detenía a las 12 durante 2 segundos en vez de 1 segundo. Esto facilitaba que los maquinistas y viajeros percibieran el avance al siguiente minuto.

Mondaine Watch Ltd., fue fundada en 1951 por Erwin Bernheim, y actualmente sigue estando en manos de la misma familia. En 1986, adquirieron los derechos de Hans Hilfiker, y los empezaron a utilizar también en relojes de pulsera y de bolsillo, además de los de pared que ya tenían.

Sus guardatiempos actuales siguen manteniendo los mismos atributos estéticos de entonces, aunque el avance del segundero en 58 segundos, es algo que sólo equipan en la colección stop2go.

En 2006, se hicieron con la marca Luminox, pasando a formar parte de Mondaine Group, que también integra a M-WATCH.

Por eso como muestra de respeto a su pasado, Mondaine inscribe en las esferas las siglas SBB CFF FFS, acrónimos de Schweizerische Bundes Bahnen, Chemin de Fer Fédéraux Suisse y Ferrovie Federali Svizzere, es decir, Ferrocarriles Federal Suizos abreviado en alemán, francés e italiano. Con la tendencia actual de diales sobrecargados y efectos 3D, se agradece esta su sencillez sin relieves. Transmite una sensación agradable cada vez que lo vemos y no cansa.

Todos los relojes de pulsera Mondaine son Swiss Made, tienen caja de acero (brillante o mate) y resisten el agua hasta 3 ATM (WR30M).

Tienen el encanto de seguir siendo una marca independiente, que considerando la coyuntura actual, es muy meritorio. Ofrecen relojes tanto de hombre como de mujer. El rango de precios oscila entre los 200€ y los 900€.

Con la referencia A132.30359.16SBB, este Classic Automatic, se diferencia del resto de modelos al contar con un movimiento de carga automática, disponer de un cristal de zafiro, y ofrecer día del mes y día de la semana. Tiene 40mm de diámetro, fondo trasero visto, y una correa de cuero en color negro con las costuras en rojo de 20mm de ancho. Me lo imagino con una correa roja como otros modelos, aportando el contrapunto de color, así que parecía una buena idea cambiar la correa Mondaine original, por una sencilla Lorica en ese color. Juzgad vosotros mismos:



La presentación es similar a la del Orient Curator, la habitual caja de cartón, donde viene la caja que alberga el reloj, y su manual. Cumple, pero no entusiasma.



Una vez vemos el reloj, todo cambia. La simplicidad de la esfera, y el color negro de la manecilla horaria y minutera encandilan. La aguja segundera en color rojo, enamora a simple vista. Las marcas horarias son también de color negro, así que resulta muy visible. No sólo es precioso, sino también muy funcional, como se pretendía en sus orígenes. Sorprende que no lleva ningún tipo de lumen, ni en las agujas, ni en los marcadores. Estéticamente, eso permite que todo sea más homogéneo, sin cambios de contraste, pero resta mucha funcionalidad.



Como el Bulova Accu-Swiss Tellaro, equipa un calibre fabricado por Sellita, el SW-220-1 en grado standard. El mismo diseño que el ETA 2836-2 del Swatch Group, pero con ciertas mejoras (como el muelle real). Tiene 26 rubís, rotor de carga bidireccional, parada de segundero, posibilidad de cuerda manual, y oscila a 28.800 vph. En Mondaine lo llaman SW220-1 HH4.



La caja en el SBB Classic, de acero cepillado es preciosa, brillando como el resto del conjunto por su simplicidad. Es extremadamente plana, más aún si somos conscientes que es un reloj de carga automática, y que debe guardar espacio para el rotor de carga, y los discos del fechador. El disco de día de la semana, lo muestra con 3 letras, y nos permite escoger entre idioma inglés o alemán. La tapa trasera vista con cristal de zafiro, es a presión, eso permite que sea todavía un poco más delgado. No es lo ideal, pero dado que no necesitaremos abrirlo a menudo, y que no debe aguantar elevadas presiones estáticas de agua, no es problemático.



La corona firmada con la M de Mondaine, y de color rojo, es un toque más de diseño que incorpora. No es roscada, y eso también me gusta en este tipo de relojes, aunque es algo pequeña si tenemos que operar con ella a menudo.



Es curioso que Mondaine acredita una reserva de marcha de 36 horas, mientras que Sellita dice que en el SW-220 son 38 horas. Nos hablan también de una precisión media de +/- 30 segundos por día. Sin embargo el fabricante, menciona +/- 12 segundos/día. He medido una reserva de marcha de 43 horas, y una precisión de +3 segundos/día, que está muy bien.

Con todo ello, y un PVP de 847€, sobrepasa ligeramente al Certina DS1 Day Date. Igual que hice con el Kronos Pilot Automatic Moon Phase, debo agradecer a NovaHora la atención prestada, y la profesionalidad y buen hacer en el servicio.

13 comentarios en “Mondaine SBB Classic Automatic”

  1. Desconocía que Luminox fuera de Mondaine.

    Muy buen detalle el de la correa roja, realmente luce muy bien con ella.

    Creo que el lumen, como bien dices, hubiera estropeado demasiado la bonita estética del reloj. Es menos práctico, pero me parece un acierto que no se lo hayan puesto.

    Finalmente, bajo mi opinión, la trasera a presión no debería ser un impedimento, en efecto, y aunque hay muchas personas que razonablemente prefieren -aunque solo sea por razones sugestivas- las tapas roscadas o con tornillo, creo que para un reloj de este estilo le va perfecto. Porque, a fin de cuentas, todo el mundo grita de alegría ante un caja roscada, excepto en el momento de abrirlo. Y ese es un problema que nos evitamos, antes incluso los Casio WR100 eran de cierre a presión, parece que algunas cosas que se hacían antes ahora se ha perdido la destreza de hacerlas, o será simplemente que, como los tornillos de adorno, la mayoría de clientes prefieran ver tornillos, aunque luego a la hora de la verdad la resistencia al agua sea tanto o más dudosa que sin ellos.

  2. Yo también aprecio esa percepción entre el público bianamaran. Y debo admitir que hasta yo la tengo. Cuando vi que el Certina DS-1 llevaba una tapa a presión, siendo WR100M, y con el sistema Double Security no me dio mucha confianza.

    Claro que después, pensando con la cabeza, te das cuenta de lo que tu dices. Que la forma en que esté anclada la trasera no tiene nada que ver, puede ser tan hermético uno, como otro, al menos hasta esas presiones. El problema de las tapas a presión, está sobre todo en los cuarzos, que con un cambio de pila cada 2 o 3 años, al final dejan de cerrar bien. En un mecánico que revisemos cada 7 o 10 años, puede seguir ofreciendo un buen rendimiento durante bastantes décadas.

  3. De nuevo, como mencioné en algún otro de tus relojes, decepciona que por ese precio solo ofrezcan tan poca resistencia al agua por 850 euros.
    En lo personal, las agujas de extremo plano, o «chatas» me parecen mala idea en un reloj.

  4. Sobre la resistencia al agua, estoy plenamente de acuerdo contigo Kabe. La técnica actual, permite relojes WR50M o WR100M, sin necesidad de hacer una caja más alta, y por prudencia, debería ser obligatorio, al menos en esos rangos de precio. Obviamente, nadie va a nadar con un reloj de correa de piel, pero puede salvarlo de algún accidente. Recuerdo algunas veces que me he bañado en la piscina con el reloj puesto, sin haberme dado cuenta. Por suerte, la mayoría de los que tengo son WR100M, y no ocurrió nada.

    En cuanto a las agujas, a mi me gustan, y en este tipo de reloj, me parece que le quedan muy bien. ¿Por qué dices que no son buena idea?

  5. Genial, y muy exclusivo por el diseño. Que al ser propio, supongo que será patentado. A mí me encanta.

    Pero del precio ya no puedo decir lo mismo. A fin de cuentas, salvando el diseño del dial, no deja de ser una caja de acero más bien sencilla, una hermeticidad por fortuna muy común y estándar. Y la maquinaria, pues «swiss made» pero que igual está hasta por debajo de Miyota.

    Precio demasiado alto. Y por el que tenga la complicación de la parada del segundero durante dos segundos en cada posición a las doce, intuyo que meterán otro pellizco más.

    Ese reloj, sin perder ápice de exclusividad ni calidad, honestamente pienso que por 400-450 máximo está más que bien pagado, plus de exclusividad y folletito de su historia de la marca ligada a los relojes de estaciones de ferrocarriles de Suiza.

    Que cobraran esos 800 euros o algo más por una versión con qué sé yo, una maquinaria suiza de mayor empaque, o quizás con la caja de titanio o con un buen chapado en oro o plata… pues mira.

    Pero me encantaría tener uno. Quizás algún día… sobre todo, si suena la flauta o en algún chollo. Si no empiezan antes otros buenos fabricantes decentes a hacer «homenajes» más que decentes como del Rolex Submariner, a precios más razonables.

  6. Coincido en lo del precio, me parece un tanto desorbitado para lo que ofrece, entiendo que se pague el «intangible» de la marca, perosinceramente no veo algo tan exclusivo como para ese precio, el diseño si me parece muy legible y acertado en cualquier ocasión,aún así en ese rango de precios yo particularmente me iría a un Nomos, si bien no es un Mondaine, de xalidad precio van más ajustados, pero es mi opinión. En cuanto homenajes, el Berny con movimiento automático procedente de tierras asiáticas tal vez a algún enamorado de ese diseño le haga el apaño a calidad más que decente.
    Un saludo Guti, ahora a lucirlo en primavera!

  7. Gracias Alejandro. Sí, el diseño está registrado. Lo cual no quita que haya versiones, sobre todo chinas que lo copian exceptuando algún detalle. El precio es elevado, como en cualqueir reloj Swiss Made, lo cual es un problema para los aficionados, que lo ven alejarse de la mayoría de bolsillos.

  8. Ayer mismo estuve matando un rato viendo relojes en la web del Corte en la Ingle, y vi unos sencillos Pontina que recordaba su esfera al Mondaine y a algún Swatch de los más clásicos… jajaja. Agujas no tan gruesas, pero la minutero y segundera en negra y cuadraditas, la segundera no tan comprada, más fina pero bien roja. Y la esfera tirando a crema, con los diales marcados en negro así.

    Por alrededor de 30 euros, opciones para matar el gusanillo o para pobres. xD

  9. Pontina es una marca muy atractiva. Los diseños son poco originales, todos se inspiran en uno u otro modelo. También es comprensible, cada vez es más difícil hacer algo diferente. Pero es cierto que en cuanto a calidad, para su precio es algo sorprendente. Se pueden hacer cosas bien si se externaliza la producción a Asia, pero alguien coordina y revisa el trabajo resultante. Es el problema que le veo a la mayoría de industrias Chinas. Hacen algunas cosas buenas o muy buenas, pero la mayoría malas o pésimas. Tener el aval del alguien como El Corte Inglés, que por cierto sus dueños son ahora mayoritariamente chinos, ayuda a que el resultado sea competitivo.

    Yo vi unos digitales que me gustaron mucho, así que me he entretenido y he encontrado el «tuyo»:

    Y este que es el que me gustaba, 29€:

  10. ¡Justo! Ese mismo es. Ya temo yo verlo algún día en persona y que me convenza, que son 29 menos en el bolsillo xD. Mira que no quiero terminar teniendo demasiados cuarzos (aunque al final son la mayoría de los cerca de 15 relojes que tengo). Pero el dial me gusta bastante, con ese guiño que me recuerda y gusta del Mondaine. Y asas estándar, que si son en torno a los 20mm y no mucho menos, dan juego para correas y natos.

    El digital lo vi, pero no me termina de convencer el bisel. En Calypso sí tengo visto un modelo que en aspecto sí me gusta. Pero me huele tanto a calibre chino (y compartido con SKMEI, que muestran muchos mismo aspecto de pantalla principal, los que tienen animación más dan el cante) que paso. Además tampoco es que se diga barato, en 39 euros suelo verlo… mejor los Pontina me temo, y los analógicos ni te cuento.

  11. No debemos engañarnos Alejandro, poco países tienen tecnología para hacer un módulo de reloj digital. Japón, Suiza, China y Alemania. No creo que me deje ninguno. De modo que la mayoría de módulos que vemos en relojes Marea, Nowley, Select o Calypso, son módulos diseñados y fabricados en China. No son muy refinados, pero con un control de calidad como debe ser, dan un rendimiento bueno. El problema de Skmei, es que nadie debe revisar lo que sale de la fábrica, entonces encontramos unidades con una precisión brillante y otras que desfasan muchísimo, o que no funcionan correctamente.

    Sobre los relojes de cuarzo (analógicos), tengo más de los que uso. Los que conservo es porque son especiales, bien por ser regalos, bien porque es una pieza que me gusta mucho. Pero digamos que el hecho de que sean de cuarzo ya hace que me atraigan menos.

Deja un comentario