Si durante los 60, Carroll Shelby, lanzó sobre la base del Ford Mustang su preparación denominada Shelby Mustang GT500, en 2007, se vuelve a la misma idea con idéntico nombre.

De los 210 CV que da el 4.0 V6 del Mustang, pasando por los 300 CV del 4.6 V8 del Mustang GT, hasta los 500 CV del 5.4 V8 del GT500 hay un gran salto, pero si se te queda corto, siempre puedes encargar la edición Super Snake, que por unos 24.000 $ extra, llega a los 725 CV.

Si vuestras preferencias no van enfocadas a la potencia, está también la magnífica conmemoración del 40 aniversario de Bullit con el precioso Mustang Bullit.

Que el Mustang es un deportivo económico, es algo que nunca me he cansado de decir, y que Ford tiene muy claro. No obstante, actualicemos los números al cambio del dólar actual, y teniendo en cuenta el modelo 2008:

Mustang Coupe V6 Deluxe: V6 4.0. 210 CV. 19.250 $ (13.071 euros).
Mustang Coupe GT Deluxe: V8 4.6. 300 CV. 25.840 $ (17.546 euros).
Mustang Bullit: V8 4.6. 300 CV. 31.845 $ (21.623 euros).
Mustang Shelby GT500: V8 5.4. 500 CV. 41.930 $ (28.471 euros).
Mustang Shelby Super Snake: V8 5.4. 725 CV. 67.000 $ (45.494 euros).

Si queréis más detalles, está a vuestra disposición el catálogo Mustang (1,1 Mb en formato PDF).