Nota de prensa: ¿Quieres sacar partido a Internet y todo lo que te ofrece?

Internet llegó para revolucionarlo todo: la forma en la que nos comunicamos, la forma en la que compramos, invertimos o incluso reservamos nuestras vacaciones. Lo mismo ha ocurrido con las aplicaciones para móvil: han hecho que cambie la forma en la que hacemos muchas cosas. Ahora te explicamos algunas consecuencias directas en nuestra vida del uso que le damos a Internet y a las apps.



Finanzas: Internet y las apps han llegado al mundo económico y a la forma en la que nos relacionamos con él. Por ejemplo, cuando queremos hacer una transferencia bancaria o realizar algún movimiento bancario en nuestra cuenta, ya no hace falta ir al banco y esperar a nuestro turno. Lo más probable es que tu banco te permita hacerlo a través de su app con el móvil: lo que hace que tus gestiones bancarias sean mucho más fáciles y rápidas.

Con las inversiones pasa lo mismo, ya no hace falta visitar un bróker para operar en el mercado de divisas o en el que más te interese. iFOREX, por ejemplo, te permite hacerlo a través de su app o plataforma web: y te ofrece los mismos beneficios y ventajas que cualquier bróker tradicional. Pero por si tienes alguna duda, iFOREX también pone a tu disposición un servicio de atención al cliente que cuenta con una muy buena reputación, para que en caso de duda puedas contar con la ayuda que necesites: para que puedas utilizar la app o plataforma de iFOREX sin problemas.

Aprender: la forma en la que aprendemos ha cambiado casi por completo. Ahora puedes tener acceso a miles de cursos de todo tipo a través de Internet. ¿Quieres hacer un curso de cocina? Ya no hace falta que busques una academia, en Internet tienes muchas recetas y cursos a tu disposición: podrás preparar recetas estupendas.

Lo mismo pasa con los idiomas, ir a la academia a mejorar inglés es cosa del pasado: hay miles de cursos que, a través de ejercicios prácticos y material tanto de video como de audio, te permiten mejorar tu nivel de inglés, o del idioma que prefieras si tienes otras necesidades lingüísticas.

Si quieres sacar partido a Internet, aprovecha y descubre la cantidad de información y facilidades que pone a tu disposición. Cursos gratuitos o a un precio bajo, gestión de finanzas personales a través de apps, invertir en el mercado financiero: y mucho más, la elección es tuya. Si no sabes qué buscar, define tus necesidades y encuentra una app o página web que te dé lo que buscas, con Internet puedes hacer prácticamente todo.

18 comentarios en “Nota de prensa: ¿Quieres sacar partido a Internet y todo lo que te ofrece?”

  1. Nos lo venden como que todo es para facilitarnos la vida y al final se reduce a ahorrarse puestos de trabajo.

  2. Está claro que cuando alguien nos vende algo, generalmente quiere que veamos solamente los puntos positivos Jose Carlos. Esto es flexibilidad horaria, y hacerlo desde casa.

    Efectivamente se ocultan aspectos como el que apuntas, aunque considero que la cuestión no es tan sencilla. Si se ahorra puestos de trabajo, se ahorran costes y normalmente como consumidores, solemos preferir un producto que vale 100€ antes que uno que valga 200€, muchas veces sin siquiera ser conscientes de que ello se ha logrado a base de reducir empleos.

  3. En algunos casos el ahorro si repercute en el cliente, pero en otros, como por ejemplo los bancos, me parece que es solo para incrementar sus, ya de por si, elevados beneficios.

  4. El caso de los bancos, al menos visto desde afuera me parece flagrante Jose Carlos. Parece que si pierden dinero, entonces no hay consecuencias, el Estado les rescata y problema arreglado. Si ganan dinero, entonces estupendo, porque se lo quedan sus accionistas. Con ese trato de favor, cualquiera monta un negocio. Si mi tienda va mal, que me rescaten, y si va bien entonces todo para mí. No es justo.

  5. Lo del tema de reducir costes y mejores precios al consumidor no siempre es así.
    Es verdad que hay productos que cambiando el servicio se baja el precio final al consumidor.
    Pero luego hay otros que no.
    Como la sinvergüencería de ciertas gasolineras.Es mi percepción.
    La mayoría ya son auto-servicio,hagalo todo usted,pero el precio del carburante en algunas yo no veo que baje lo suficiente como para verlo como un daño colateral en el precio del carburante.Por lo menos a mi no me resulta convincente.
    O en grandes superficies de hipermercados sin mencionar nombres como por ej.una que empieza por Carre y termina por Four,de cada vez hay mas cajas de autopago y volvemos a lo mismo.Menos puestos de trabajo y nos venden la moto de los super precios.Mayor beneficios y ya está.Son empresas,no obras de caridad,está claro.
    Internet tiene cosas buenas y malas,como todo.
    Acceso a conocimiento ilimitado y multitud de entretenimiento,ect…pero como siempre,en mayor o menor medida,nos resulta muy difícil el termino medio.Y del uso,pasamos al abuso con total celeridad y sin darnos cuenta,amen de que también parece hoy en dia que si no tienes Facebook(que el nombre traducido a nuestro idioma tiene su aquel),o Twenty o similar no eres nadie.Es mi impresión.
    Saludos

  6. Internet ni es bueno ni malo ,es una herramienta ,eso si ,muy poderosa en la que la información la mayoría de las veces no esta contrastada y esas falsas noticias pueden hacer mucho daño,por ello hay que tener cuidado sobre todo con los peques en este vasto e inexplorado mundo que es Internet.

  7. Es una hoja de doble filo.Para nosotros es una herramienta para información y/o compartir como hacemos en este fantástico blog,pero para otros es un vehículo donde realizar todo tipo de maldades y engaños,por eso es importante estar atentos a niños y adolescentes especialmente donde pueden conocer gente indeseable.
    Como siempre digo:el uso y no el abuso y explicar a los menores que hay mas cosas fuera de internet y el apego a las tecnologías.
    Saludos

  8. Alfonso me quedo con tu frase. Internet no es bueno ni malo, todo depende de cómo se use.

    Pedro L, acerca de las gasolineras no conozco en profundidad el sector, pero mi percepción es igual que la tuya. Como los precios están más o menos fijados, cualquier ahorro de costes se traduce en mayores beneficios para ellos, no para el consumidor. Por eso siempre que puedo reposto en gasolineras con personal. Creo que si todos hiciéramos lo mismo que tu y yo, las cosas podrían cambiar, aunque fuera lentamente.

  9. Lamento creer, y más a cuanto más años suma uno, que dentro de la ilusión de que la gente se va dando cuenta, hasta que una masa crítica (que se dice en el mundillo de la bicicleta) no presione no por redes sociales ni haciendo ruido, si no por actos y decisiones, muchas decisiones y actos corroborados por lo que al final sí hace mucha gente, no cambiarán.

    En Internet decían que todo era la «piratería»… ahora resulta que desde hace un montón de años, lo que de verdad reporta beneficio a los artistas como la música los conciertos, llenan más que nunca, y las descargas «de piratas» cayeron en picado. Ahora el problema es los que graban o fotografían en los conciertos y eventos… que hay casos en los que hasta les exigen a fotógrafos que han conseguido su acreditación fotos, o sea trabajo, por la cara.

    Los libros «novedades», siguen no bajando de 20 euros mínimo… en el país del salario mínimo que dicen que no debería ni existir eso. También se venden más libros que hace unos años. Pero parece que nunca les es suficiente.
    El libro electrónico… jamás respaldaré que un archivo digital, etéreo, unos y ceros, que dependen de tu soporte, que tú pones tu conexión y parte de toda la logística que se ahorran, por supuesto los cánones «de cultura por la piratería» valga ni lo mismo que un libro de edición de bolsillo de 7-9 euros. Y menos lo que antes que cultura, pasa por entretenimiento y ficción, sea un cómic o novela, lo que más se vende por otro lado. Si dicen que se vende demasiado poco, que se apliquen sus leyes de mercado tan inamovibles cuando les interesa. Y si no, pues muy, pero que muy rentable les saldrán lo poco que vendan a esos precios.

    Gasolineras… jamás dejé de ir a las que mantienen su personal, y no sólo a uno dentro en la caja las 24 horas. Tengo la suerte que las dos estaciones más cercanas a mi casa son así desde que tengo memoria. Las autoservicio, que me esperen… que oye, alguna vez me pongo yo el surtidor, pero porque por ejemplo está la gasolinera tranquila por lo que sea hay sólo uno o me reconocen desde lejos, y nada más que me ven desbloquean el surtidor y ale… luego dentro a pagar, una breve charla, si acaso compro alguna cosilla y hasta otra. Y si hay clientela, ellos están al menos uno fuera poniendo y quitando surtidores mientras los clientes van haciendo cola para ir pagando el reportaje. Más o menos como ha sido siempre.

    Y en Internet qué queréis que os diga… la publicidad. Yo no usaba hace años los bloqueadores. Para alguna página de listos que lo primero y que más se preocupaban hacer es ocupar más tiempo y cuantas pulgadas de pantalla tengas con anunciantes, llegando hasta a saturar la RAM provocando el cuelgue (encima programadas con el c… y pésima optimización)… pues no la visitaba. Cuando fueron lo más normal, el bombardeo, pues los puse. Cuando sugiere alguna quitarlo lloriqueando y veo que hay bombardeo, sencillamente no vuelvo… y si hasta sigo por alguna red social de las pocas que tengo, dejo de seguirlos. Adiós muy buenas.
    Igual que hice con las revistas y periódicos en general… ¿que medio periódico y revista si no más, incluyendo artículos de publicidad encubierta y «de opinión» que no información sabían ya a panfleto publicitario, y rondando la que menos los 3,50 euros? Me lo ahorro… ¡si ya lo tengo eso mismo en Internet!

    Aplicaciones en el móvil «gratuitas», más de lo mismo… la que pide hasta saber la talla de calzoncillos poco menos, además de mostrar anuncios y a saco, es que ni la instalo. Si alguna se llega a colar y pide el móvil los permisos al abrirla la primera vez la mando a hacer puñetas literalmente y encima me molesto en escribir una reseña guapa con reporte bien a Apple, o bien a Google.

    Poco a poco, más la crisis, la gente verse más de una de frente en plan bofetón que no vieron venir, va haciendo poco a poco parecido. Pero aún, es poca. Ahí sigue en boga por ejemplo venga a comprar cualquier chorrada por Internet siendo innecesario, ni urgente, a precio tirado… ¿que quién te lo trae en su ciclomotor propio o sudoroso y en bici, por tú no mover el culo, malpagado explotado de m… a fin de cuentas, es el que realmente paga tu comodidad? Ya llorarás luego en el bar o en la red social de turno de lo mismo pero porque lo tragas tú… ¿me explico?

  10. Yo siempre lo digo si tuviese una fortuna lo invertiría en un banco, una aseguradora o un casino, son los negocios más seguros. Desde la Unión Europea deberían de prohibir rescatar a los bancos, lo que tendría que hacerse es mejorar el fondo de garantía de depósitos y poner facilidades a que otros bancos puedan comprar a los quebrados y seguir manteniendo las cuentas de los clientes. Pero me supongo que no harán jamas esa ley antirescate, los bancos son los que mantienen a los partidos políticos.

    En cuanto los supermercados el autopago no creo que triunfe en España teniendo en cuenta lo que le gusta a muchos robar, si quieren mantener el autopago lo que no van a pagar en cajeras lo van a tener que pagar en seguratas. Yo solo he visto autopago en conjunto con cajeras en un Carrefour y en un Alcampo, siempre hay alguna cajera vigilando que no da abasto. En el Mercadona quitaron lo de que se pesase uno mismo las frutas, os podéis figurar porque fue. Todas las maquinas de autoventa en el metro y cercanías vienen con medidas de seguridad y fuertemente ancladas. España no es país para maquinas de pago automáticas.

  11. Gonzalo, lo de la picaresca «española» es algo que cada vez me repatea más. Gracias a Internet, una cosa de la que también nos enteramos seguro que mucho mejor que lo que se podrían enterar nuestros padres y abuelos hace 40 años, es que no es tan nacional. Hasta los más respetables cuando vienen aquí de vacaciones, parece que muchos creen que aquí no les ve nadie… y encima precisamente hoy. Por poner una nota, la moda de los turistas sobre todo británicos que intentan colar demandas por intoxicación para que les salga la estancia de vacaciones en el hotel prácticamente gratis. No creo que los españoles vayan enseñándoles esas cosas, ni siquiera el personal peor pagado del hotel. Lo aprenden de casa.

    Yo de los «auto…» en los que se me impone como cliente, y encima con responsabilidades tan serias como las que puede conllevar un accidente en una gasolinera (que vale, que es raro por las medidas de seguridad que hay hasta en el vehículo, pero imposible no es), huyo. Muy apurado tengo que estar, que no suele ser casi nunca. Encima en muchas cosas como gasolineras, los supermercados con las cajas nuevas, o en las máquinas de «auto-vending» es que pagas igual ¡y hasta más caro! Que les den… antes compro en el primer «chino» que me encuentre.

    Además es que es gracioso, los que hemos trabajado en puestos con cierta responsabilidad, tanto en maquinaria, o llevando una caja, sabemos que suele conllevar una responsabilidad… ¿me la están endosando esas empresas? ¿Y encima lo pago yo? Con más que alternativas en el mercado, ahí se quedan. Conmigo que no cuenten.

  12. Claro Alejandro. En un mundo capitalista, somos los consumidores los que podemos forzar el cambio. Como dices, no quejándonos, sino no adquiriendo esos productos o servicios en favor de otros que nos parezcan mejor. Sí que pienso que divulgar es importante, dar a conocer cosas buenas y malas, que es lo que intento hacer, pero evidentemente, el fin último es que la gente sea consciente de sus decisiones de compra.

  13. Eso deberíamos hacer todos Alejandro. Si por pagar en una caja donde tu te lo haces todo el precio es el mismo, que les den. Que pongan otro sistema, o nos iremos a otro lado. Es tal cual lo dices, y es la única forma que tenemos de hacerles entender que no queremos eso.

  14. Yo no dije Alejandro que la picaresca sea algo exclusivo de España porque no he viajado tanto como para opinar de otros países en los que seguro también hay mucho amigo de lo ajeno y en otros pocos, sino que en España no triunfara jamas el autopago debido a que hay mucha gente que roba y muestra de ello es la de productos alarmados o asegurados que ves en las tiendas y empresas españolas, en muchos cines y museos hay empleados controlando que devuelves las gafas 3D o las audioguías, lo rápido que te desaparece un móvil si te lo olvidas….. es raro ver locales en España en los que no se hayan producido robos.

  15. yotambienestoyenamoradodeingridsjoberg

    Me quedo con tu última frase, Alejandro, que lo resume todo perfectamente:
    Ahí sigue en boga por ejemplo venga a comprar cualquier chorrada por Internet siendo innecesario, ni urgente, a precio tirado… ¿que quién te lo trae en su ciclomotor propio o sudoroso y en bici, por tú no mover el culo, malpagado explotado de m… a fin de cuentas, es el que realmente paga tu comodidad?

  16. Gonzalo: para estos casos que describes en los que la patronal bien que llora, a mí me gusta aplicar la misma Ley que se supone que nos rige a todos por igual, te guste más o menos, sepas que puede ser muy mejorable y más humana y justa, y también peor de lo que es: si no hay violencia, no es robo. Es hurto.

    Igual que nos dejan caer tanto culpables, como cómplices y demás que ciertas penas de hasta pocos años de cárcel con una multa de risa respecto a lo «hurtado» es una salvajada. y más si se trata de sólo dinero. Que fuera por no pagar la Seguridad Social de sus trabajadores, o IVA y en definitiva defraudarnos a todos, «eso es poca cosa», aunque hablemos de millones y millones de euros de defraudado.

    Si a los que no tuvieron valor por decisión y libertad propia (que nadie en el país se lo prohíbe) de «redondear» salarios igual que hicieron con precios con la excusa del redondeo práctico y lógico del céntimo de euro en la práctica… pues que le vayan dando al coco, porque de ahí también vienen «muchos de esos robos». Van tarde en empezar a hacerlo por cierto.

    Ojo, que no justifico. Pero tampoco me cargo a las espaldas, ni me como sólo el cinismo que nos vierten con la aplicación de la Ley que les interesa. Si cuando ellos, los peces gordos, empresas y jefazos DEFRAUDAN a todo el erario público, empezando por su personal, no me voy a apiadar porque lloren por los que sisan por necesidad, vicio y morbo, enfermedad (cleptomanía) y peor, por pura delincuencia (a más defraudadores e irresponsables arriba, peor se gestionan y se prestan los servicios que también luchan y controlan esto). Lo que me niego es a no aplicarles con mismo descaro su mismo cinismo.

    yotambienestoyenamoradodeingridsjoberg: Yo es que así lo he entendido siempre. Cuando algo me parece demasiado barato, no es que lo rechace, pero prefiero averiguar primero por qué será así, si no habrá algo que no me guste ni un pelo detrás. Así que alucino literalmente con la gente que por el precio más bajo, les da absolutamente igual todo.

    Pero ojo, que hasta en este país tan raro respecto a otros de su entorno, después resulta que llegaron a llenarse las calles protestando contra las injusticias, sobre todo desde el #15M. Espero que estemos aprendiendo, y no esperando a poder a aplicar más de uno en sus hechos cotidianos su parte de cinismo (como el descrito anteriormente de los que nos gestionan, regulan, y/o emplean), que cuando forma bola enorme, toca buscar las cabezas de turco que interesan.

    P.D: ¿Quién es es esa tal Ingrid Sjoberg ó Ingrids Joberg??? xD

  17. Me pasa exactamente igual Alejandro. Tiendo a desconfiar de las cosas tremendamente baratas, igual que de las tremendamente caras. En el primer caso, probablemente hayan escatimado en cosas importantes. En el segundo, posiblemente estés pagando más de la cuenta.

Deja un comentario