Supongo que nada más leer el título ya imaginais que esto no va en serio… Yo defendiendo a la DGT.

Teneis razón, no es serio. Pero es más, me parece una buena ironización del asunto.

Está extraído de la Bitácora de Blasete.