Hace algunos días hablaba sobre los nuevos reglajes que había introducido en el GTI del Live for Speed, y lo bien que se adaptaban a mi forma de conducir.

Hace todavía más tiempo mencionaba mi mejor vuelta efectuada con ese coche en 1:39,88.

Hoy he conseguido rebajarlo en casi medio segundo (450 centésimas), quedando de momento la vuelta en 1:39,43, y que por tanto se convierte en mi nuevo record personal.

Esta vez ha sido una vuelta suave y limpia. Casi perfecta diría yo, salvo por la entrada en la última curva. No creo que llegue a mejorar en exceso, así que he consultado los records mundiales, para poder comparar mi evolución. Eran estos:
– Con volante: 1:34,960.
– Con ratón: 1:35,360.
– Con teclado estabilizado: 1:35,780.
– Con teclado: 1:37,840.