Hace casi tres años, coincidiendo con el lanzamiento de PerfectDisk 7, os ofrecí una comparativa que le enfrentaba con Diskeeper 9 y O&O Defrag 6.5.

En esta ocasión, se han cambiado los papeles, y el lanzamiento es de O&O Defrag en su versión 10.0, que compite con Diskeeper 2007, y PerfectDisk 8.5.

He decidido a volver a analizar defragmentadores, primero porque PerfectDisk, aunque era compatible con x64, no es una aplicación nativa de 64 bits, y segundo, porque al ver los pantallazos de la nueva versión 10 de O&O Defrag, me ha encantado el interfaz con ribbon de Office 2007. Así que se podría decir que mis argumentos para comenzar esta review son bastante prosaicos.

Vayamos un poco más en profundidad. La última vez vimos que Diskeeper fue el más rápido, mientras que PerfectDisk y O&O Defrag los que mejor defragmentación conseguían. Con las nuevas versiones, las cosas han cambiado poco. Diskeeper sigue siendo el más veloz, y O&O Defrag y PerfectDisk son los que mejor desfragmentan. La diferencia está en que ahora O&O Defrag es algo más veloz que PerfectDisk.

En cuanto a funcionalidades, no hay ninguna novedad que sea revolucionaria, por lo que las cosas siguen como estaban. Comparando el precio de venta, PerfectDisk es el más económico saliendo a 39 EUR, 49 EUR para O&O Defrag y 55 para Diskeeper. Los que tengáis un ordenador corriendo x86, y otro x64, como yo, deciros que la licencia de O&O Defrag os valdrá para ambas versiones.

El principal inconveniente de O&O Defrag, es la cantidad de memoria que consume el servicio de defragmentación (O&O Defrag Agent -oodag-). Un mínimo de 8 Mb cuando está inactivo, que se acerca peligrosamente a la cifra de los 100 Mb, cuando está en funcionamiento.

Sintiéndolo mucho, PerfectDisk se ha quedado atrás, aunque probablemente todo vuelva a cambiar cuando aparezca PerfectDisk 9.

En efecto O&O Defrag supera a PerfectDisk por un pequeñísimo margen, pero está claro que escogerlo, se basa en otros criterios.