Yo también odio los lunes.