Off By One (OB1) es un navegador web para Windows escrito totalmente desde cero. La ventaja de no tener código heredado es ser tremendamente compacto. El ZIP de la distribución pesa menos de 400 Kb, mientras que el ejecutable está entorno a los 1,1 Mb (y no requiere dependencias externas).

El inconveniente es que su compatibilidad con los estándares actuales, está muy alejada de otros navegadores. Aunque vía OpenSSL soporte el protocolo HTTPS, el soporte HTML llega solamente hasta la versión 3.2, y no soporta Javascript.

Incluso en la última versión 3.5d, Off By One es casi como volver al Netscape 3.

Aunque no visualice las páginas con total fidelidad, cumple sin complicaciones, permitiéndote encontrar y descargar la información que necesites.

En mi caso llevo OB1 como emergencia en el pendrive (no requiere instalación), y me permite ver páginas sin el freno de popups y publicidad (Javascript), y sin amenazas de seguridad de ActiveX.

Pásate por la página de descargas, y pruébalo tu mismo.