Me ha emocionado la campaña de lanzamiento del Opel GT, desde el momento en que la vi en su versión de prensa en la contraportada de una revista económica.

El anuncio, equilibraba de una de las mejores formas que he visto, la sensibilidad, con la agresividad, bajo el paraguas del baseline común GT'aime.

El minisite promocional, gana en espectacularidad, funcionalidades y por supuesto interactividad, pero pierde un poco la esencia original de la campaña.