Lo que será el paso intermedio hacia la versión 10 de Opera (Peregrine), está en marcha, y a pocas semanas de aparecer como beta según se comenta en el Blog del Opera Desktop Team.

Es Opera 9.50 (Kestrel), que incluye mejoras en el motor de renderización, para aumentar la compatibilidad con sites existentes, a la vez que se amplía el soporte CSS y SVG.

El interfaz de usuario, será reorganizado también, de acuerdo a los datos que enviamos los usuarios que optamos por colaborar con Opera.

La velocidad será todavía mayor si cabe, gracias a las mejoras en el código de base que se han realizado durante más de este año, y como desde la misma Opera hacen referencia, sin necesidad de mentir como hacen otros.