Recientemente se ha presentado una versión móvil de Opera con el motor de renderizado de Webkit. El producto en cuestión se ha bautizado, al menos de momento como Opera, abandonando los sufijos de Mini y Mobile, lo que deja entrever las intenciones de aplicar el mismo concepto a las versiones de escritorio.

Mi opinión personal es que este movimiento, no es más que la consecuencia de las presiones de Google, que es la principal fuente de ingresos del navegador, así como un afán de reducción de costes de desarrollo. Prueba de ello es que la compañía, has despedido a gran parte de los desarrolladores de core.

Me ha pillado por sorpresa, pero visto en retrospectiva, explica el porqué del abandono de su fundador y CEO en 2010, Jon Stephenson von Tetzchner, y el cambio de estrategia de Opera Software que poco a poco le va llevando más al marketing y la publicidad, que al desarrollo de navegadores.

Con un golpe de efecto al mercado, en 2005 demostraron que haciendo su navegador una solución gratuita, la compañía seguía siendo rentable.

Hemos ido viendo, como Opera, que se licenciaba en el pasado como motor HTML de algunas aplicaciones (muchas de Adobe), fue quedando relegado en este sentido, y es que si Webkit es gratis y de código abierto, ¿por qué habría de pagarse por Opera? Al final, fue un paso más en la reducción de ingresos del navegador, mientras que los costes se mantenían o subían.

El resultado de todo esto, puede llegar a ser un buen producto, si hablamos de Opera como es ahora en su versión 12, pero reemplazando el motor Presto por Webkit. Va a aumentar su consumo de disco, ya sabemos que Webkit es bastante glotón en ese sentido, pero a cambio reducirá su consumo de memoria, y es que aunque nunca fue confirmado oficialmente, la práctica demostraba que Presto pecaba de memory leaking.

Habrá que ver como se realiza este proceso, porque parece ser que el código actual de Opera está muy vinculado a Vega, su capa de presentación, usada no sólo para las páginas, sino también para la propia interfaz de usuario, y a su vez, Vega, está muy interrelacionado con Presto, de manera que no extraña que hayan surgido rumores afirmando que aunque tal vez unicamente en las fases iniciales, el nuevo Opera 13, no sea más que un Chromium, con un skin especial, y algunas funcionalidades de Opera 12 portadas. Si es así, sin duda tendrá poco futuro, y será una aplicación que no aporte demasiado al mundo. Mi postura es bastante escéptica de momento, y veo difícil que puedan mantener la aceleración por hardware completa, o la versión nativa Win64…

Sería una lástima, Opera se ha caracterizado por ser compacto y eficiente, y Presto, resultaba un digno competidor de Webkit, Gecko y Trident, con una elevadísima velocidad de ejecución, y un código realmente compacto. Pese a su falta de compatibilidad con algunos sites, me atrevería a decir que por estar mal desarrollados, Presto representa un producto innovador, y bien desarrollado.

No hay que olvidar un importante punto a favor, la compatibilidad, tendremos Webkit en Chrome y Chrome Mobile; en Safari y Safari Mobile; y en Opera, lo que facilitará el trabajo a los desarrolladores, y dará a los usuarios una experiencia más consistente. Pero veremos que hace Mozilla y Microsoft al respecto.