Youtube me sorprende con un nuevo ejemplo de ambigüedad coherente, salida del estudio de Chimo Bayo, esta vez, si se quiere, en su modalidad fast-composing.