¿Para qué sirve un cronógrafo de mano?

Hace bastante tiempo que uso un cronógrafo de mano, primero con un Casio HS-3V, después el TFA Dostmann y recientemente el Agat.

Puede parece que en pleno 2015, un cronógrafo de mano sea un atraso, aunque para mi no lo es en absoluto, y de hecho ese es el motivo de este artículo.

Igual que una calculadora portátil o de sobremesa me da la posibilidad de hacer cálculos, sin contaminar el espacio de trabajo del ordenador, y así me permiten centrarme en lo que estoy haciendo.

Me explico, si tengo que realizar una división complicada, me sirve de sobras la calculadora de Windows, la tengo disponible fácilmente la abro, lanzo el cálculo, y me quedo con el resultado. En otros casos, requiero cálculos más complejos, pero los gestiono directamente sobre una hoja de cálculo, tipo valoraciones de esfuerzo.

Aún y así, me encuentro en momentos, que necesito enlazar una serie de cálculos, mientras hago otras cosas, por ejemplo para verificar fórmulas, u otro tipo de operaciones.



Del mismo modo, tengo necesidades puntuales de medir lapsos de tiempo, si es algo muy puntual, me vale con el reloj de Windows, pero otras veces, fundamentalmente cuando hago pruebas de rendimiento que repito varias veces, me es muy cómodo tener la pantalla disponible para lo que estoy probando, y no con el cronógrafo. Me serviría el móvil, pero como me ocurre con las calculadoras, me da mucha rabia que se bloquee y apague la pantalla si tardo más de la cuenta, y me parece un engorro desactivar el bloque, y volverlo a activar al terminar. Puede parecer irrelevante, pero de esta forma, incluso puedo seguir controlando la medición, mientras hablo por teléfono, algo que aunque no me ha ocurrido nunca, es teóricamente posible.

Además del romanticismo, le he descubierto una ventaja más al cronógrafo mecánico, y es que como una calculadora solar, siempre está disponible para funcionar. Te puedes despreocupar de pilas, basta con darle cuerda cuando lo necesites usar.



Bien, pero ¿no decíamos que los relojes mecánicos eran poco precisos? Así es, un mecanismo de relojería mecánica es relativamente poco preciso, podemos hablar de desviaciones cuando no son cronómetro de hasta 2 minutos al día. Lo que ocurre es que en el peor de los casos, ese desfase es despreciable. Hablamos de un segundo cada 15 minutos de cronometraje.

De hecho, hasta la década de los 80, no era inhabitual ver cronometrajes con este tipo de instrumentos, incluso en disciplinas donde la precisión era fundamental, como los entrenamientos libres de la Fórmula 1. Por supuesto en los 1960 y 1970, incluso las mediciones oficiales se realizaban con este tipo de aparatos.

Otro factor que he descubierto como algo de suma importancia, además del hecho de ser mecánico, es la posibilidad de tener un botón de inicio/pausa separado del de puesta a cero. De este modo, puedo acumular fácilmente intervalos procedentes de diferentes mediciones, para al final calcular la media. Esto por supuesto con una calculadora de sobremesa.



7 comentarios en “¿Para qué sirve un cronógrafo de mano?”

  1. Que interesante Guti. La verdad que con todo lo que expones sí que trae a cuenta un cronógrafo de mano, especialmente por eso de que la pantalla se apague en el móvil, es realmente un incordio y coincido contigo (además de que en los teléfonos táctiles actuales como toques la pantalla se te puede ir todo al carajo). Aunque en mi caso prefiero el reloj digital para esas tareas (que tampoco se apaga 😀 ).

    Yo uso todos los días el cronógrafo varias veces, y de hecho me gusta tenerlo en un digital con horario en todos los modos porque al consultarlo puedo ver la hora a la vez (W-202) sin el rollo de cambiar pantalla.

  2. Muchas gracias Nelbu, está claro que el móvil no es el dispositivo ideal para medir tiempos. Además de tocar la pantalla accidentalmente o que se apague, alguna vez me ha pasado recibir una llamada o un Whatsapp, y entonces tener que repetir la prueba ante la imposibilidad de saber si el tiempo siguió contando todo el rato o no. Parece tonto, pero cuando dejas de ver el transcurrir del tiempo en la pantalla, ya no sabes que ocurrió.

    En mi caso, y aunque tengo relojes de pulsera con cronógrafo, tanto digitales, como analógicos de cuarzo y mecánicos, los uso sólo ante «emergencias» en la calle, a falta de un instrumento mejor.

    Si estoy en casa, o puedo planificarlo, prefiero un cronógrafo de mano. En digitales el Casio HS-3V que comentaba está genial, y sale por unos 20€. Eso si, un HS-80 tiene que ser una pasada.

    En mi caso, me gustan más los de cuerda, se que siempre lo tendré allí, y aunque pase 2 años sin usarlo, siempre estará disponible, sin importar que tenga pila o no. Un poco como las calculadoras solares.

    Claro que estoy que la lectura digital es mucho más precisa, sobre todo si la presbicia empieza a hacer acto de presencia como es mi caso.

  3. Con lo de la calculadora te entiendo: yo a veces uso la del ordenador, y a veces la calculaora física (una HP-48, que para mí es la mejor calculadora de la historia) porqueme es más cómodo hacer los cálculos en la calculadora.

    Claro que para otro tipo de cálculos uso la hoja de cálculo en el ordenador, que para ciertas cosas es imbatible por eficacia y capacidad.

    Sin embargo lo del cronógrafo «independiente y mecánico» no lo veo: tengo un reloj digital solar, donde puedo usar el cronómetro sin problema (y al mismo tiempo veo la hora, algo que no todos los Casio me permiten). No me tengo que preocupar de pilas (ni a este ni a un Kinetic con más de 14 años les he tenido que cambiar aún la batería) ni de darle cuerda 🙂

    Entiendo que haya usos profesionales donde conviene un cronógrafo independiente por comodidad (botones y pantalla grandes para inicio/pausa/reset), pero donde esté uno digital no hay color. Y la verdad que para la mayor parte de nosotros con el cronómetro de un reloj digital de pulsera estamos más que servidos. Además el reloj de pulsera lo llevamos prácticamente siempre, mientras que un cronógrafo independiente no lo lleva casi nadie consigo (salvo usos profesionales que lo requieran).

    En Casio me molesta que haya tantos modelos que cuando pones el cronómetro (o la cuenta atrás) no puedes ver la hora al mismo tiempo: sucede incluso en G-Shock majos como los de la serie 5600.

    Tuve un G-Schock MTG-910D (salía en Mission: Impossible III, aunque yo lo compré porque me gustaba, no por salir en una película, que eso me es indiferente), que elegí porque me gustaba el diseño y porque en él sí veías la hora mientra se mostraba el cronómetro o la cuenta atrás, que para mí es un aspecto fundamental. Sin embargo la visión de la pantalla era tan mala que lo vendí (tenía poco ángulo de visión y un contraste rebajado tal vez por tener un plástico demasiado gordo o inadecuado sobre la pantalla, que además producía reflejos extra. Una pena).

    En el Seiko SBPG001 Spirit Digital, que es mi reloj digital favorito (pese a no ser tampoco perfecto), la pantalla se ve de maravilla (tiene cristal mineral, en vez de plástico, y el contraste es ajustable), se sigue viendo la hora al mismo tiempo que se muestra el cronómetro o la cuenta atrás, y hasta cuenta con un pequeño indicador independiente en la pantalla para el cronómetro y otro para la cuenta atrás, de modo que si salimos del modo cronómetro/cuenta_atrás, sabemos que esa función está en marcha. Aquí se pude ver este Seiko junto a un G-Shock GW-M5600:
    http://forums.watchuseek.com/f17/seiko-sbpg001-spirit-digital-review-comparison-300543.html
    Una pena que Seiko haya descatalogado este relohj hace unos pocos años, igual que sus variaciones y los digitales eink que había sacado: supongo que las ventas de los mismos no daban como para mantener la fabricación de estos modelos.

  4. Simplemente me refiero a la utilidad de un cronógrafo. Ya sea digital, analógico, mecánico o de cuarzo. Como bien dices, la mayoría de relojes de pulsera, no permiten ver la hora mientras el cronógrafo está en marcha. Es ahí donde un cronógrafo de mano aporta sus ventajas. Ves la hora en tu muñeca, y el tiempo transcurrido en tu mano. Mientras tanto, en el ordenador puedes tener un programa corriendo.

    Mi punto de vista, es que la gente opta por no probar cosas. Piensan que con la calculadora del ordenador, o del móvil ya trabajan cómodamente. Que con el cronógrafo de su reloj analógico, o del teléfono, tienen de sobra. Pero cuando lo pruebas, cuando usas cada aparato para lo que realmente fue concebido, te das cuenta de sus ventajas. Son más cómodos, no te ocupan espacio en pantalla, y puedes seguir usando tu teléfono, por ejemplo si recibieras una llamada.

    Me encanta el MTG-910D, yo tuve uno parecido, el MTG-930, y ahora tengo su sucesor, el MTG-M900, que curiosamente, es casi idéntico al tuyo.

    El Seiko Spirit, es también lo más cercano a mi reloj digital ideal. Gran pantalla, caja y armis de acero. Diseño elegante, solar, radiocontrolado, excelente calidad y materiales, y de una marca histórica como Seiko. No entiendo porque descatalogaron el mejor digital que tenían, sin haberle puesto sustituto. Claro que preferiría que además tuviera cristal de zafiro, y mi gran carencia, y el motivo por el que no lo compré en su momento. No tener señal horaria.

  5. El Seiko SBPG001 Spirit Digital, además de carecer de señal horaria, tiene otro fallo: no se puede desactivar la recepción de la hora por radio: cuando se selecciona una zona horaria que concide con la zona de alguna de las estaciones de radio soportadas, la recpción de la señal está activada. En los Casio radiocontrolados que conozco, se puede desactivar la recepción de la señal a voluntad.

    Si vivimos en una zona donde la señal no se recibe, sería preferible desactivar su recpción, pues así ahorraríamos batería/pila y/o una posible recepción incorrecta, que es el peor escenario posible (y que he visto en algún reloj de pulsera y de mesa, mientras que en otros nunca lo he visto).

    A mi Seiko digital, como tenía menos recepción de la señal de radio (supongo que por ser mucho más sólido, con mucho más metal, que el Casio) recientemente le he comprado una antena amplificadora Citizen RCW/SU-3 : es como un cilindro negro de 8,5 cm de longutud, que no lleva pilas pero que amplifia la señal de radio y hace que el reloj la reciba mucho mejor. En el caso de mi Seiko he pasado de recibir muy pocos días la señal (e incluso en una ocasión coger la de invierno cuando estábamos en verano), a recibirla todos los días al primer intento, lo que implica un ahorro de batería y tener el reloj ajustado al segundo todos los días. Y el uso es supersencillo: poner de noche el reloj al lado de la antena Citizen (con la antena interna del reloj en paralelo al cilindro).

    Aún con estos dos fallos, y valorando todos los otros puntos positivos, este Seiko Spirit es el mejor digital que conozco.

    Saludos.

  6. Yo también uso la RCW/SU-3. Me vino con el Citizen Pilot Radiocontrolado, y se me ocurrió probarla con otros radiocontrolados. Una experiencia muy buena, como tu. Además al ser un amplificador pasivo, sin pilas ni nada, es cómodo. Cuando lo necesitas lo pones al lado del reloj por la noche, y arreglado.

    No sabía que en el SBPG001 no se podía desactivar la sincronización. Como bien dices, todos los Casio lo permiten.

    Una cosa que no dije del Seiko Spirit, son sus lineas, inspiradas en los clásicos de Seiko, pero modernizado. No sé, le da un toque de moderno-vintage o de antiguo-actualizado que me gusta mucho.

  7. A mí me encantan las líenas vintage del Seiko SBPG001. Es un sabor muy muy Seiko, vintage en caja y pulsera, pero con tecnología moderna (solar, radiocontrolado).

    Saludos

Deja un comentario