A raiz del artículo sobre impresoras, me he dado cuenta de un tema que no analicé, el estándar de conexión.

Sin entrar en Firewire (IEEE 1394), o las conexiones vía Ethernet, en general podemos conectar una impresora a nuestro ordenador usando el puerto paralelo, o bien el puerto USB.

USB es mucho más moderno, y el márketing se ha encargado de que nos parezca superior, lo cual es cierto sólo en parte. Es decir, la especificación original del puerto paralelo de Centronix en los años 70, que ahora se denomina SPP, es realmente antigua, y consigue unas tasas de transferencia más que modestas, con el inconveniente añadido se ser unidireccional.

En 1987, con el lanzamiento del PS/2, IBM desarrolló el puerto paralelo SPP, que añadía ciertas mejoras sobre el diseño original.

En 1992, HP desarrolla Bi-tronics, que es half-duplex. Posteriormente aparece el puerto paralelo bidireccional que es también half-duplex, e incrementa considerablemente la velocidad.

En 1991, Intel, Xircom y Zenith desarrollan una nueva extensión al puerto paralelo, EPP, que está pensada especialmente para conectar dispositivos de almacenamiento.

En 1992, partiendo de la base del Bi-tronics, HP y Microsoft crean el ECP, que permite conectar impresoras de alta velocidad.

Finalmente en 1994, el IEEE, estandariza las diferentes versiones en la norma 1284.

Por otro lado, en 1995, algunas de las compañía anteriores, se reúnen con otras (Compaq, DEC, IBM, Intel, Microsoft, NEC y Northern Telecom), para desarrollar un estándar de conectividad válido para diferentes tipos de periféricos. Así en 1995 aparece la norma USB, que en 1998 se revisa, dando lugar a la revisión 1.1.

En 2000, se lanza la especificación USB 2.0, con una muy mejorada velocidad de transferencia.

Para complicar más las cosas, IEEE, no habla de velocidades máximas en lo que se refiere a EPP y ECP, dice solamente que depende de la longitud y calidad del cable de conexión, así como de la velocidad del ordenador. Por tanto, la tabla de a continuación, en lo que se refiere a 1284, contiene valores máximos que se pueden conseguir con relativa facilidad.

Puerto Velocidad
Serie RS-232C -1969- 28 Kilobytes/s
Paralelo (Centronix) -1970- 150 Kilobytes/s
Paralelo SPP (Standard Parallel Port) -1987- 150 Kilobytes/s
Paralelo Nibble (Bi-tronics) -1992- 150 Kilobytes/s
Paralelo Bidireccional (Byte) 500 Kilobytes/s
Paralelo EPP (Enhanced Parallel Port) -1991- 2 Megabytes/s
Paralelo ECP (Extended Capabilities Port) -1992- 2,4 Megabytes/s
USB 1.0 Low speed (Universal Serial Port) 192 Kilobytes/s
USB 1.1 Full Speed (Universal Serial Port) 1,5 Megabytes/s
USB 2.0 Hi-Speed (Universal Serial Port) 60 Megabytes/s

Visto lo anterior, es fácil concluir que para conectar una impresora, en general, lo más eficaz es usar el puerto USB 2 (siempre y cuando tanto el ordenador como la impresora lo soporten).

En su defecto, paralelo ECP es mejor (Sí, mejor que USB 1.0 y USB 1.1); con una ventaja añadida de que el puerto paralelo, suele tener mayor compatibilidad en cuanto a software y drivers. En ciertos casos, debido a la compresión Runlength Encoding, ECP es todavía más veloz.

Si hablamos de conectividad USB 1.0, o de puertos paralelo SPP y anteriores, mejor descartarlos. La única excepción sería para imprimir texto nativo de la impresora, donde las transferencias de datos se reducen puramente a los caracteres a imprimir.

Hoy día, muchos ordenadores, ya no vienen con puerto Centronix, y en otros casos, son las impresoras las que solamente soportan USB. En ese caso, no desesperes, USB 1.1 es solamente algo más lento que ECP. Además en la mayoría de los casos, con una velocidad de transferencia de 1,5 Mb/s, va a ser siempre más lenta la impresora, que la llegada de los datos.

De cara a futuro, aclarar que el puerto paralelo se considera un dispositivo heredado, y que por tanto está destinado a desaparecer. La causa/consecuencia, es que no va a evolucionar más, cosa que presumiblemente si hará USB. Si actualmente USB 2, arrasa con el puerto paralelo, el tiempo, solamente hará que incrementar esa diferencia.