Parker Vector Standard Caligraphy

Continuamos con los artículos sobre escritura que teníamos algo dejados de lado. comparativa entre la tinta Inoxcrom y la Pelikan

Parker Pen Company es una empresa estadounidense de instrumentos de escritura fundada por George Safford Parker en 1888. En 1987 se trasladan al Reino Unido y en 1993 son comprados por Gillette, el enemigo que ya tenía a Paper Mate. En el año 2000 se deshacen de ambas compañías, y éstas van a parar a Newell Rubbermaid que a su vez era propietaria de Waterman, Rotring, Dymo, Uni-Ball, … Otro detalle curioso es que el año 1976 adquirieron la empresa de trabajo temporal Manpower, que con el auge de este tipo de compañías de «servicios», rápidamente fue más lucrativa que los propios bolígrafos.

Las cosas siguen empeorando y en 2009, momento en que caducaron las patentes de recargas de Parker, y como sabéis que dejan más margen que los propios bolígrafos o estilográficas, los chinos empezaron a producir recambios compatibles. Se cierran las fábricas de Inglaterra y Estados Unidos, y se traslada la producción a Francia.



En 1981 apareció el Parker RB1, también conocido como Parker Rollerball 1, en 1984 se le uniría la pluma estilográfica, la Parker FP1 o Parker Fountain Pen 1. En 1986, manteniendo la estética que le había dado tanta fama, se renombró como Parker Vector Standard, haciendo el capuchón ligeramente más largo, y el cuerpo ligeramente más corto. En la actualidad, el ParkerVector se ofrece como roller, estilográfica, bolígrafo y portaminas, tanto en cuerpo plástico como metálico. Un modelo reconocible, y que si bien no tiene tanta historia como el Parker Jotter que se remonta a 1954 para mi es especial.

El motivo por el que lo recuerdo es que tuve un rollerball en aquellos primeros años, me pareció feísimo, pero la verdad es que escribía muy bien. Lo malo es que cuando se terminó la tinta, tuve que desecharlo ante la imposibilidad de encontrar un reemplazo. Como ocurre con la tinta para impresoras que es casi tan caro el cartucho como el propio aparato, o la obsolescencia programada de Samsung, Parker vio con mucha antelación que el negocio iría por ahí. Salvo en los portaminas, los recambios Parker de bolígrafos, roller y estilográficas son específicos para Parker. En realidad Aurora usa los mismos cartuchos, pero eso no lo soluciona.

Gracias a internet y la globalización ha ocurrido un hecho interesante. Y es que Luxor Writing Instruments Pvt. Ltd., la compañia fundada por D.K. Jain en la India en 1963, no solamente distribuye productos Parker, sino que además también los fabrica. De hecho, también fabrica Pilot y su propia marca Luxor. Por tanto, a día de hoy, podemos encontrarnos una estilográfica Parker Vector hecha en Francia a unos 25€, o un conjunto de escritura de Parker Vector hecho en India por 12€, precisamente el protagonista de este artículo, el Parker Vector Standard Caligraphy Set.

Lo que pretendo hacer con ella, es, evidentemente, prescindir de los cartuchos de Parker, y usando el convertidor a émbolo cargarla con tinta . Así evito depender de sus cargas propietarias que además de relativamente caras (unos 4€ las 5 unidades) no son fáciles de encontrar, y me entretengo entintándola con un elemento de escritura de bajo precio.

El packaging es un blíster que cumple sin más y no tiene nada destacable, salvo la inscripción de «Bought in India and Nepal by Luxor», como os decía al principio.



La parte trasera tiene más gracia. Nos dice que el precio máximo al que debe venderse es de 500₹ (rupias indias), esto es, menos de 7€ al cambio. Incluso aclaran que ese importe debe tener en cuenta todos los impuestos aplicables. Me imagino que eso no tendrá en cuenta las importaciones a otros países, y que asimismo en la central de Newell Brands no lo verán con buenos ojos, expectantes de que adquieras el producto Made in France (o USA, UK, Australia, Brasil, Argentina y China donde también se fabrican) que es tres veces más caro y por tanto lucrativo. Otro detalle interesante es que incluye la fecha de fabricación del producto.



No se aprecia claramente, pero la bandejita es un estuche metálico, a la altura del de la Pilot Urban Retro Pop, y que sorprende gratamente.



El conjunto contiene los siguientes elementos:
– 1 Estuche metálico de presentación.
– 1 Pluma estilográfica Parker Vector.
– 3 Plumines itálicos (Fino, Medio y Grueso).
– 1 Convertidor de émbolo estándar.
– 4 Cartuchos de tinta estilográfica Parker (2 negros y 2 azules).

Visto así, es una elección perfecta para iniciarse en la escritura caligráfica o artística, una cantidad de piezas que como decía, si acudiéramos a las Parker destinadas a nuestro mercado, nos costaría unos 50€. Ciertamente la calidad no es la misma en estas versiones indias que en las europeas. No me refiero a materiales que parecen los mismos, sino puramente a detalles. El capuchón a rosca no es tan satisfactorio cuando se cierra o cuando se postea, y pese a los elemento metálicos en el clip, el agarre y el plumín, se nota un conjunto demasiado ligero, como si se hubiera ahorrado en la cantidad de material a utilizar.



Los tres plumines ofrecen una experiencia de escritura más que satisfactoria, no son brillantes, pero cumplen bien su cometido. El detalle del convertidor a émbolo, vale casi su precio puesto que podemos encontrarlo por entre 5€
y 7€ de esta versión estándar (la Delux va de los 6€ a los 10€).

Una compra atractiva, con una calidad mejor de lo que uno esperaría por su precio, y que nos mete de lleno en el placer de la escritura.

12 comentarios en “Parker Vector Standard Caligraphy”

  1. Gazapo detectado en el cuarto párrafo. Ese supuesto país «indica» lo he llegado a leer en Comic Sans, no me lo esperaba jaaaa. xD

    Más de una opinión he leído que no compartían la particular belleza cotidiana y duradera del Parker Vector. A mí siempre me gustó, pero nunca me animé a tenerlo porque ya tenía gracias a casa, claro está, pues 2-3 Jotter de los cuales sobreviven dos (el otro no sé donde acabaría… si no está por ahí escondido y cualquier día sale). Uno, llegué hasta a usarlo teniéndolo cedido para usar, que ya fue de mi madre en su juventud, algo más fino parecía o sería el verde clarito que tenía, tan de moda en los años 60-70, ese verde que tenían algunas máquinas de escribir, sin llegar al gris verdoso más apagado de los teléfonos y otros útiles de oficina. Ese se lo volví a devolver a ella tras llegarme otras cosillas de escritura, y guardado sé que lo tiene más como recuerdo pero plenamente funcional y casi nuevo. El que se perdió era negro y acero. Y el tercero que fue el último en llegar, es el que tengo yo, en gris marengo. Todos de cuando el Jotter aún tenía la punta del cuerpo por donde sale la punta, terminando en ese anillo cónico de acero inoxidable pulido a espejo. Son fantásticos… y yo he llegado a usarlos con recambios de la Inoxcrom original. Funcionaban, igual que algún inoxcrom llegué a tener funcionando alguna temporada con algún recambio Parker.

    El Vector en bolígrafo eso sí, siempre lo asociaré al bolígrafo del profesorado. En mi caso eso era increíble, lo raro era el profesor o profesora que no llevaba y usaba como bolígrafo personal y de trabajo diario… un Parker Vector: negro, verde, rojo o azul… pero un Vector. Una década viéndolo así tanto en colegio como instituto marca. Pero claro, viendo que era Parker aunque me gustaba, como cuando no tiraba de los Jotter, tenía igual ya el primer Inoxcrom que me heredó mi padre en vida, pues nunca me encapriché, que ya iba yo también más que bien servido a diario en lo que a bolígrafo fiable y de calidad se refiere (etapa que usé la pluma aparte).

    Esta es una tentación. Pero tener tres ilumines para mí creo que es demasiado por ahora. Pero la Vector me gusta su línea para pluma, desmarcándose de lo clásico, teniendo calidad pero sin tampoco entrar en el lujo. Y con un plumón aún siendo estos caligráficos con una línea que tampoco es de los que recuerdan a las plumas más clásicas, si no más actuales, semejante a los de las Lamy Safari. Miraré antes en su momento las Parker oficiales y si puedo asumir su precio. Sí que me gustaría que fuera con un plumín caligráfico. No sé, creo que hace un buen conjunto en esta pluma un plumín de estos y su convertidor.

    Ah, aunque está costando pero voy logrando domar poco a poco mi letra y escritura. Poco a poco voy probando variaciones con la pluma que compré, y ya me sale mejor el relajar la manía de correr escribiendo y la naturalidad de otros trazos de letras que tenía hechas un cristo. Cuesta, a poco que tiendo a escribir ligero se va algún ramalazo que otro, pero poco a poco la voy encarrilando y ganando en legibilidad y estética. Ayer mismo probando a intentar jugar con el plumín de la Belius mientras escribía (casi nada, bien recio que es ese plumín de acero xD) veía claro que me podría gustar mucho eso, un plumín más caligráfico que al ir escribiendo vaya variando el trazo. Caerá.

    Y aún me dura el cartucho de tinta azul que traía la pluma. Sí que dura esto, y mira que practicando me enrollo y escribo a veces de dos a cuatro páginas del cuaderno A5 que me compré para practicar, anotaciones y demás con la pluma. Y como no es traslúcido pues no sé por donde irá. Creo que ya estará próximo a acabarse si en esta pluma se cumple algo que leí, que dicen que en algunas plumas cuando su carga de tinta está próxima acabarse y haber mucho más aire que tinta ya en el cartucho, pues se carga más el alimentador, la tinta parece que fluye algo más álegre e incluso se mancha algo el plumín aunque la lleves bien guardada cuando no se usa con el plumín hacia arriba. Y hace algunos días que está eso, la puna de los gavilanes por arriba ligeramente azuladas de tinta, y ayer me dio por mirar por abajo y vi el alimentador como bien cargadito, la tinta bien visible entre gavilanes y el final del alimentador, aunque sin formar gota ni manchar. Pero sigue escribiendo… que tengo unas ganas de que se acabe, limpiar ambas cositas y probar los de tinta gris Pelikan que compré…

  2. Gracias Alejandro. En este caso era difícil de corregir, porque indica también es una palabra correcta, y parece que el corrector no es muy listo, y mi vista no muy fina. Ya está corregido.

    ¡Es verdad! Ahora que lo dices yo también lo recuerdo, los Vector lo usaban muchos profesores. En mi caso todos los que vi eran negros, quizás alguno rojo que también fue popular, pero verde como el tuyo no llegué a ver ninguno.

    Uno de los pendientes que tengo es una estilográfica Jotter, un día irracional caerá. De momento me contengo por sus cartuchos propietarios, no me apetece tener un tipo más de cartucho en casa. Y lo del convertidor a émbolo está muy bien para usarla de tanto en tanto, pero el problema es que se agota en el momento que lo necesitas, y tienes que ponerte a cargarlo. En mi caso escribo más que tu. En el trabajo un cartucho me dura una semana y media o dos. En casa, donde sólo anoto recordatorios y la lista de la compra, si que es más tiempo, tranquilamente dos meses.

  3. Este set de caligrafía lo tengo yo, tendrá por lo menos 30 años, en color negro. Yo en aquellos tiempos solo recuerdo en negro, burdeos y más tarde salió en azul. Del roller había uno de camuflaje y era made in usa en lugar de made in uk, como el resto de colores. Como yo quería pluma, transformé el roller en pluma, tuve que desarmar el capuchón y cambiar todo el mecanismo de uno a otro, porque el del roller no encajaba en la pluma, je je, una complicación de vida, lo que es la juventud… Pero ahí tengo todavía mi pluma de camuflaje única en el mundo.

  4. Entonces ese kit tuyo de caligrafía como el revisionado por Guti será incluso fabricado por Parker en Europa o en EE.UU. supongo. Que quizás tenga más calidad y empaque en detalles y al final, pues en general.

    Guti… no sé lo de los cartuchos propietarios de Parker como irá. Es que verás, hoy en un ratito aburrido me dejé caer por la papelería a ver si había novedades y sobre todo por pararme más en las Pilot para regalar una a mi madre por su santo (al final pensando mejor en su uso más cotidiano, porque se lo/la regalo para que la use) ha sido de los Pilot Urban Retro Pop, pero en roller, como en turquesa/aguamarina metalizado. Ese sí me ha gustado con la greca del centro y todo. Está encantada con él.

    Peeero… me he enganchado yo también. Mirando y mirando, pensé «venga, a ver qué mas tiene de Inoxcrom, que alguna se me antoja». En baratita, alrededor de los 20 eurillos. Pero tienen que mirar porque se entiende que con la demanda que tienen las estilográficas y hasta bolígrafos de cierta calidad y encanto no desechables hoy en el día a día, pues como que a los dependientes se les ha ido un poco de la cabeza lo que tienen, lo que hay, y entonces tienen que mirar -muy amablemente siempre, eso sí-.

    Total, esta sí, esta no, este no que es boli o roller y parece lo que no es… vale, una Inoxcrom (y Spain pone en el capuchón al girarlo por el lado opuesto al Inoxcrom). Pero es de la actual Inoxcrom que no IXC:… el plumín de acero, tipo clásico con el grabado de Inoxcrom con una «I» como caligráfica, no con el clásico Mundo terráqueo. Muy bonita, un tanto «art-decó» en aguamarina, cromaditos, le entra un cartucho de reserva, no es demasiado clásica en exterior con la estilográfica que a todos se nos suele venir a la cabeza. La habría pillado en crema como había bolígrafos de la misma línea, más bonita aún, pero no la había (no descarto pedirla también…) 20 euros. Y me he llevado sorpresa, porque si por fuera la terminación es plástica, por dentro es todo metal menos el capuchón. Latón. Y escribe de escándalo, tanto en trazo fino, como lo que no me esperaba, que este plumín no es tan rígido y sí se presta a juguetear con la presión… con la tinta Pelikan gris en cartuchos que tenía va de escándalo.

    Pero a lo que iba, que veo algo de Parker por ahí que asomaba un capuchón de un estuche vertical que al verlo cerrado parece como de un pintalabios. Y voy yo y pregunto, que quién me mandaría a mí… una Parker Esprit (sí, como el Lotus deportivo aquel). Muy bonita y ligera, compacta eso sí (sólo un cartucho corto pinchado y ya está, no le entra más), de aluminio tiene toda la pinta, plumín tipo a los de las Vector que me encantan y marcado con F (que me da la risa, ahora digo por qué). El caso es que es de corta como una Kaweco Sport o parecido, pero es escamoteable la boquilla (sintética en mate, haciendo como anillos… muy cómoda de agarre). Y ya entonces terminas de tirar y sale el capuchón que en sí es corto. Al verla estirada con el capuchón parece que de ahí va a salir un estilógrafo técnico tipo a los Rotring.

    Y al comentar de los cartuchos ha salido el tema. Pero me han dicho «le funcionan los internacionales sin problemas, y si no, te vienes por aquí luego a la tarde o el lunes». Y puedo decir que funciona… parece como si entrara un poco más justo de ancho total que por ejemplo los mismos Pelikan en la Inoxcrom que he comprado. Pero entra, pincha, y funciona. No pasa nada. Total que 32 euros… no la pude dejar allí. Imposible. Le fui a poner allí mismo un cartucho gris de la cajita que compré que aún no estrené, y allí mismo veo con el vendedor que esa caja quizás venía de defecto o qué, porque todos los cartuchos traían como uno 2-3 mm. de tinta en el fondo… me han dado sin coste una cajita de 6 cartuchos iguales que allí mismo han mirado antes y que sí trae los cartuchos bien cargaditos. La que ya tenía también me la han dejado, y son los que he pinchado en las dos plumas para probarlas (y de paso probarlos, ya que a la Belius Zador todavía le tira el azul que traía).
    Así que ya ves Guti, que lo de los cartuchos propietarios al menos en Parker, es quizás solo porque el cartucho internacional entra ligerísimamente más apretado al ancho en el sitio. Pero que entra sin más y funciona perfectamente, que es lo que importa. En la misma papelería lo han comentado así: «intentarán como sea que se vendan sus cartuchos y ya está, pero que sepamos siempre han funcionado sin problema con los estándar». Y funciona.

    A lo del plumín F que decía… ya había visto vídeos y además oficiales de Parker con plumas con supuesto plumín F, y ya me pareció que más que F eso es M y tirando a generoso. El caso es que probando la mía, y quizás lo achaco también a la cantidad de aire que tienen esos cartuchos de la cajita defectuosa, más que la tinta Pelikan es bastante fluida… ¡menudo trazo! Si eso pasa por B xD, es con diferencia de las tres plumas que ya tengo, la que tiene el trazo más generoso y dando una contundencia al texto notable. No me lo esperaba, y ya digo quizás cuando le meta una tinta más densa, o un cartucho de la caja buena, la cosa cambia a lo esperable. Pero hasta aún así, ¡me gusta! Hasta me saca otra letra y forma de escribir, es como si pidiera trazo rápido o al menos terminar los trazos así. Y así en muchas ocasiones sin ser plumín flexible hasta hace una variación de trazo breve interesante.

    La que me parecía que sería una típica con plumín M como el que tiene la Belius Zador que compré que sí lo indica así, la Inoxcrom (en el plumín tampoco lo pone o no me he fijado donde), es la que más fino puede escribir, lo que se espera de un F o incluso EF, hasta con ese punto típico de como estos rascan de más el papel al ser más agudos. Pero permitiendo variar el grosor.

    Y la «pequeñita Parker» con plumín pequeñito, marcado como F, ¡menudo genio gasta! Puede trazar tirando a fino, escribiendo con trazo bastante generoso, en plan firma grande, y sin apenas pasear el plumín por el papel y a trazo rápido. Pero en normal, lo que se puede ver en los mismos vídeos oficiales de Parker que hay en sus canales de YouTube y en este caso un poco más. Pero me ha gustado mucho.

  5. Me imagino que a nivel de calidad no serán iguales Jose Carlos. Mi set hecho en India, aunque parece de buena calidad, dudo que acabe siendo como los originales de UK o Francia. Lo parece, pero ya sabes como es esto, los fabricantes optimizan procesos y escatiman en aquello que no se ve. Tienes una joya.

  6. Creo que tengo que tener más curiosidad Alejandro. Ha sido como el cuento. Jamás le metí un cartucho internacional a una Parker porque me dijeron que no se podía. Nunca lo probé. Ahora es mucho más fácil, aunque entre algo más apretado eso da más juego… Va a ser el momento de una estilográfica Jotter. La Esprit no la conocía, he estado mirándola ahora, se ve muy bonita, pero la Jotter va antes, que todo no puede ser.

    Lo del grosor de plumín es algo que siempre me ha gustado, cada fabricante usa su propia denominación y no se parecen mucho. Me gusta más con la especificación de ancho de trazo en milímetros, algo que sea directamente comparable. A mi me gustan los M tirando a B, donde la tinta fluye generosamente y no hace falta que ponga especial cuidado al escribir. Los F es verdad que son muy precisos, pero para mi estilo diario, acaban siendo algo frustrantes.

    Inoxcrom tiene buenos productos. Que no fabriquen en España, al menos algunas cosas como las estilográficas, no es lo ideal, pero el diseño es de ellos y también los controles de calidad, así que tienen cosas chulas. Si lo piensas, por un poco más de lo que cuesta una Belius.

    Tienes mucha razón en lo de las papelerías. Antes se regalaban y se compraban bastantes instrumentos de escritura de calidad. Hoy estamos tan acostumbrados al usar y tirar, que hasta los dependientes tienen poco controlado ese asunto. Es el mundo al revés, como si casi nadie quisiera un roller o una pluma que le pudiera durar al menos 4-5 años. Prefieren uno desechable que les dure dos meses. No lo entiendo.

    Inoxcrom cuando no ha especificado el grosor siempre ha sido M, pero yo también he notado lo que dices. El M de la actual «Inoxcrom Spain», es más bien un F, más fino que la anterior IXC o que la Inoxcrom original.

    ¿Por cierto que esa Parker dice donde está fabricada?

  7. Claro, pues lo que me comentaron. Y vamos, me conocen desde niño en esa papelería, así que no me lo iban a decir por vender o por decir. Así que ya en casa probé (y lo hice primero en la Parker, que si hubiera probado antes la Inoxcrom antes me doy cuenta de la diferencia en lo justito que entra de más). Metes el cartucho, y notas que entra justito, justito, que hasta llegas igual a pensar que ya ha pinchado y todo o que no entra más. Lo saqué, ví que no había pinchado, miro dentro de la pluma con ayuda de una linternita, y veo que la entrada es cilíndrica y lisa hasta el fondo, con el pivote del alimentador que pincha el cartucho. Lo metí de nuevo, otra vez igual, pero ya le dí un último empujoncito y «CLAC». Cartucho pinchado y funcionando.

    Pues no, no pone por ningún lado donde está fabricada (la Inoxcrom tampoco). Vienen en su cajita ambas (muy peculiar la de la Esprit como digo, que pareciera que al abrirla te vas a encontrar un pintalabios gigante), pero sin información por fuera. Y dentro ni etiquetas ni doble fondo. Los rellenos van pegados para sostener la pluma sujeta van pegados.

    Lo único en la Inoxcrom hacia el borde del capuchón por donde enrosca, justo al final del clip, está grabada la marca INOXCROM, y justo al darle la vuelta por el otro lado, pues SPAIN (que otra cosa es que fuera «made in» claro).
    En la Parker nada, su marca y tira. Supongo que la Parker será fabricada en Francia. Es lo más lógico ¿no?

    He indagado un momentito en la web Inoxcrom.es: la Inoxcrom que he comprado es la Prime Vintage en turquesa (y me sigue llamando en beige). Muy bonita, alegre y resultona con el toque clásico justo pero no serio, para ser una pluma rondando los 20 euros. Con el plus de que el plumín parece que se presta a juguetear con la flexibilidad y ángulos de escritura para variar el grosor del trazo.

    En lo de los plumines veo que pasa como con las tallas de la ropa. Ahí cada uno pone lo que le sale de ahí. El plumín F de Parker o al menos por lo que veo en la mía, y hasta en Internet, desde luego que por trazo fino no es. Es contundente, tiene presencia y personalidad. Y sin jugar, el de la Inoxcrom es el más fino, si diría que el M es el de la Belius.

    Sí he mirado por buscar alguna posible relación bajo los plumines, donde terminan las branquias del alimentador: la Belius tiene un circulito con bien un 9 o un 6 según se mire. En el mismo sitio la Inoxcrom marca un 2. En la Parker nada. Sólo sobre el plumín la marca y la denominación F. Pero ni idea tampoco si esa cifra en el alimentador tiene algo que ver con el grosor del trazo que ofrezca la pluma.

  8. Buena comparativa lo de los grosores de trazo y la talla de la ropa Alejandro. Es que es eso precisamente. Sólo que en la ropa está bien visto que te la pruebes para ver cómo queda, y en la escritura es menos habitual que te dejen escribir con ella.

    Las Parker se siguen haciendo en muchos sitios, hasta en China. Si no lo pone, yo diría que viene de allí. Si fuera Francia, UK, o USA, probablemente lo pondría. En todo caso, eso le quita algo de romanticismo, es verdad, pero lo importante es que escriba bien.

  9. Tengo muchas plumas fuente, y nunca me pude hacer a la idea de ese diseño de plumín tan tímido y apocado que Parker le pone a la Vector.

  10. Creo que es una cuestión de diseño de la época, una forma de darle un aspecto más futurista en su momento Kabe. Sin ir más lejos, mira como es el plumín de la Pilot Capless, en homenaje a las estilográficas o plumas fuente de la década de 1950, en las que lo que se buscaba era que no pareciera una pluma:

  11. El plumín debe cumplir su cometido, Kabe. Si para ello no necesita ser de dos enormes y barrocos gavilanes, pues ¿por qué no va a serlo? Así de ese estilo son en las Vector (también en la Esprit que compré el otro día, es el mismo plumín) o en las Lamy Safari y alguna Pilot, también muy parecido.

    Más bien hay diseños de plumas que lo que creo que choca en diseño es el que lleven un plumín tan clásico como el que a cualquiera se le viene a la cabeza cuando piensa en una pluma para escritura. En algunas hasta se llega a ver algo desproporcionado. Pero bueno, ya hablamos también de estética, diseño y gustos subjetivos. La cuestión es que si cumplen, pues si pueden ser más pequeñitos también pueden aportar otras ventajas que llevarlo más grande y clásico porque sí para no aportar realmente nada más ni mejor.

  12. Yo creo que hoy en día, el diseño del plumín no afecta demasiado en su escritura Alejandro. Se buscan cosas modernas o espectaculares en base al público al que van dirigidas. Quiero decir, antes las tintas no eran como ahora, y si el alimentador no eran suficientemente ancho se atoraban. Tampoco lo eran las aleaciones ni las precisiones micrométricas que se logran ahora. Es decir, si hay humildes Parker con plumines modernos, ¿por que las Montblanc siguen recurriendo a ese estilo recargado? Pues yo creo que no sólo es por la escritura, sino por lo que busca su público.

Deja un comentario