Hace no demasiado os hablaba del jabón de manos Moussel (de Legrain), como mi elección favorita, una marca que me traía reminiscencias de la infancia, y a la que tengo cariño. Sin embargo, poco a poco, he ido evolucionando, y como en el afeitado clásico, he preferido centrarme en productos más clásico y tradicionales. Obligatoriamente ello implicaba dejar de lado el dispensador de jabón líquido, y volver a la pastilla de toda la vida.

Me puse a buscar, mis requisitos eran en que estuvieran fabricados en España, lo que descartó a la mayoría, pues ni marcas tan históricas nuestras como Heno de Pravia, Magno, o incluso Puig fabricaban aquí. Otros, pertenecían a grandes grupos multinacionales, como Palmolive, por lo que los candidatos se redujeron notablemente.

De los que quedaban, algunos eran los típicos productos de nicho, con elevados precios, hasta que descubrí las pastillas de jabón Lida. Lida es una marca que lleva más de 60 años en el mercado, pero de la que tenía el más absoluto desconocimiento. Ni siquiera era consciente de haber oído el nombre. La marca Lida, la produce Laboratorios Genesse, que en 2012 sería adquirida a Laboratorios Puig por el grupo AC Marca (antes Industrias Marca) de Barcelona. De manera, que forma parte del mismo conglomerado que Norit, Lactovit, Giorgi. Denenes, Gior, Ceys, Orion, Hidro Genesse, Avena Kinesia, Alex, Yak, Sanytol o Iberia.



Lida se posiciona apostando por los productos de elaboración tradicional, naturales y ecológicos, al mismo tiempo que se ofrecen a un precio razonable. Su catálogo se basa en jabones de manos, jabones corporales, geles de baño, lociones, y cremas en diferentes variaciones. Todas ellas a base de glicerina, a las que se les puede agregar aloe vera, o rosa mosqueta. Visto lo cual, y buscando tradición, estaba claro que debía escoger la forma original: el jabón de manos en pastillas de glicerina. Son unos jabones artesanos y 100% naturales, que no contienen ni parabenos ni sulfatos.

Tres pastillas de jabón de 125g cada una, costaron poco más de 3€, como decía no son precisamente económicos, pero si los comparamos con productos 100% naturales, donde puedes encontrar que un sólo jabón se venda a más de 2€, hay mucha diferencia. Para que os hagáis una idea, el precio es algo más económico que el Moussel que os explicaba al principio. Además, como usándolo en pastilla, la cantidad de producto que se utiliza es más pequeña que en uno de pulsador, también nos durará más.

El empaquetado es más bien espartano. Un envoltorio de plástico que contiene los tres jabones. La ventaja, es que podemos ver el color del jabón, que con su naturalidad, nos puede incitar a la compra por impulso. Lo malo, es que después, cada jabón, vuelve a estar envuelto individualmente en un nuevo plástico, y hubiera sido más ecológico evitarlo, o al menos usar el típico papel parafinado.

Desprende un aroma agradable y suave, que me ha gustado. Esperaba que no tuviera ningún tipo de olor. En las manos, genera una cantidad de espuma superior a la de los jabones líquidos. No he notado que reseque la piel, algo que se oye como crítica a los jabones de glicerina.

Los inconvenientes de la pastilla, también existen. Con el uso se irá gastando, y reduciendo su tamaño, haciéndola cada vez más incómoda, y necesitaremos de una jabonera que habrá que limpiar de vez en cuando para eliminar los restos de jabón.

Si pasamos a repasar la lista de ingredientes, nos encontramos con los siguientes: Sodium Cocoate (Aceite Saponificado de coco); Aqua (Agua); Sucrose (Sucrosa); Dipropuleneglycol (Di-propilenglicol); Sodium Stearate (Estearato de sodio); Glycerin (Glicerina); Lauryl (Lauril Sulfato de Sodio); Alcohol (Alcohol); Parfum (Perfume); Extracto 100% natural de Aloe Barbadensis Gel, Pentasodium Pentetate (Ácido penténico); CI 19140 (Amarillo Nº5Tartrazina-); CI 15510 (Naranja Nº2); CI, 17200 (Rojo Nº33); CI 61570 (Verde Nº5). Sorprende que además de la glicerina, haya muchos más compuestos, que incluyen colorantes (C.I.: Colour Index International), y que por tanto, hace que pensemos que no es tan natural como nos quieren hacer creer desde Lida. De hecho, el C.I. 19140, también conocido como E-102, no es un colorante natural, sino sintético, lo que descarta el argumento de una composición con ingredientes 100% naturales. Puedo pensar, que sea una pequeña mentira como en las gafas Timberland TB-1019; pero sin ser químico, está claro que es un hecho que me genera desconfianza.

Decidí ponerme en contacto con Lida desde su formulario de contacto en la web, y también a la dirección de correo electrónico que proporciona AC Marca con la finalidad que como consumidor de su producto, pudieran aclararme esta duda, presuntamente engañosa. A día de hoy, y de esto ha transcurrido más de un mes, no he obtenido ninguna respuesta por parte de ellos, pese a que les escribí dos veces. Así que como hice con el cepillado de dientes clásico, en lo sucesivo evitaré este jabón, y con mucha probabilidad, esta marca.

Parece ser que al final estaré sentenciado a fabricarme mi propio jabón, algo que por otro lado, me atrae bastante.

Actualizado a viernes 2 de diciembre de 2016. 16:21:
Finalmente me han respondido desde el Servicio de Atención al Cliente de Laboratorios Genesse, o sea del Grupo AC Marca.

Para que os hagáis una idea, les contacté por el formulario de contacto y por email, como digo en el artículo, el 03/10/2016. Como no obtuve respuesta, el 20/10/2016, les volví a mandar un recordatorio al respecto por ambas vías. Finalmente hoy, 02/12/2016, o sea, casi 2 meses después de mi solicitud, me han respondido:

Buenos días,

En primer lugar, le pedimos disculpas por la demora a la hora de contestar a su consulta.

Nos es grato informarle que, nuestros jabones LIDA son 100% naturales ya que se obtienen mediante una reacción de saponificación, donde se mezclan componentes de origen natural con una base fuerte generándose como fruto de esta reacción el Jabón. Es por eso que hablamos de jabón 100% natural.

El tema de los colorantes y su origen sintético es debido a que un colorante natural provendría de Óxidos de metales pesados, estando prohibidos en las formulaciones cosméticas, así que para su adecuación a formulaciones cosméticas se sintetizan, mejorando así su compatibilidad cutánea y estabilidad en fórmulas.

Esperamos que nuestros comentarios le hayan servido de utilidad.

Para cualquier otra consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Reciba un cordial saludo,

Laboratorios Genesse, S.L.
Servicio de Atención al Cliente

Mi interpretación es que argumentan el 100% natural, sobre la base de que si el colorante fuera natural, podría ser peor para la piel. Obviamente, no es 100% natural. ¿No sería mejor entonces, evitar los colorantes? ¿Da igual si son artificiales o naturales? Al final es un jabón de glicerina.