Pierrot Oral Care. Pastas y colutorios

Pierrot Oral Care, aunque su nombre parezca francés, es una marca completamente española que pertenece al grupo cántabro Fushima S.L., también español. Fundada por Laureano Salcines Gómez en 1945 se especializaron en la producción de cepillos para el cabello y cepillos dentales. En 1983 toman el relevo de la compañía su hijo (José Antonio Salcines), y en 1989 comienzan a exportar internacionalmente.

Aunque Pierrot está disponible en más de 50 países (Europa, África, Asia y América) su distribución en grandes superficies no es demasiado elevada. Lo mismo que vimos en jabón Pardo de hecho. Ya sabéis, productos que son más apreciados fuera de nuestras fronteras que dentro. Producen también bajo marcas blancas, aunque no en el líder de la distribución Mercadona que sigue prefiriendo los productos Made in China de Sp Berner. Porque ese es otro aspecto importante, la mayoría de artículos de Pierrot Oral Care son Made in Spain, como por ejemplo Tatay. Fushima posee también las marca Fussy Beauty Care, especializada en peines, cepillos y otros productos de belleza; y B&S Beauty & Style.

En este artículo me centraré en sus colutorios o enjuagues y sus pastas dentales o dentífricos para adultos, ya que también disponen de una gama infantil, un poco como hice con Kemphor. Por otro lado, si sois celíacos os interesará saber que todas las variedades son libres de gluten.



Dentífricos

Entre los dentífricos que fabrican, ofrecen también geles, como algunas variantes que sólo están disponibles en tubos de 30ml que he dejado al margen, porque salvo para ir de viaje, los veo poco útiles. Debo reconocer que en esta reseña se me olvidó pedir las crema dental Pierrot Ultrafresh que si que tienen en 75ml, a ver si en la siguiente puede ser.

Vienen contenidos en cajas de cartón de forma rectangular con todas las leyendas en español. La parte de atrás aloja los detalles y la composición de cada uno de ellos. En el interior de las cajas de cartón nos encontramos con los también habituales tubos de pasta dental de material plástico. Uno de sus lados es en español, y el otro en inglés.









Pasta dental Anti-placa (75ml)
Esta es la pasta dentífrica más asequible de la marca, al precio de 1,65€ el tubo de 75ml que es un precio casi de marca blanca. Se ofrece también en una variante de viaje de 30ml a 0,75€.
Tiene menos componentes fluorados de lo habitual 1.040 ppm (partículas por millón), lo cual no la hace ni particularmente buena, ni particularmente mala. No obstante se suele recomendar que en adultos, esta concentración sea de unas 1.450 ppm, y no superior a las 1.500 ppm, lo que sitúa a esta crema de dientes en una versión con bajo contenido en flúor.

Pasta dental Natural (75 ml)
Probablemente sea mi versión favorita con 1.463 ppm de flúor y conteniendo ingredientes naturales como el té verde (previene la formación de placa y preserva la mucosa bucal), el aceite de árbol de té (mantiene la salud gingival) y papaína (antimanchas de origen natural). Es algo más cara que la Anti-Placa (1,95€).

Pasta dental Protección encías (75 ml)
Junto a la Natural, esta Protección de encías sería también mi preferida. Cuesta lo mismo (1,95€), y tiene la misma cantidad de flúor (1.463 ppm), pero agrega Aloe Vera (calma, regenera y protege), Camomila (previene inflamaciones de las encías) y Alantoína (protege y regenera las mucosas).

Pasta dental Encías Sanas (75ml)
Similar a las anteriores, también a 1,95€ el tubo de 75ml y conteniendo 1.463 ppm de componentes fluorados. La fórmula tiene Propóleo (previene el sangrado de las encías) y Camomila (previene inflamaciones de las encías).

Pasta dental Sensitive (75 ml)
La pasta Sensitive se presenta también en un tubo de 75ml que se vende a 1,95€. La concentración de flúor sigue siendo de 1.463 ppm, pero la diferencia es que se le agrega Cloruro potásico (desensibiliza y previene la sensación de dolor).

Enjuagues

Los enjuagues bucales de Pierrot se presentan en frascos de plástico con formas planas, salvo el de Clorhexidina. Creo que el convencional redondeado da más estabilidad al envase, y además aprovecha mejor el espacio. A diferencia de los cepillos dentales, la parte frontal está en español e inglés.





Colutorio Anti-placa (500 ml)
Se trata de un enjuague con una increíble relación calidad-precio. Hablamos que cuesta solamente 1,95€ en su frasquito de plástico de 500ml de capacidad. Lacer Fresh cuesta cerca de 7€, Listerine Mentol unos 5€. O sea casi lo mismo que el Deliplus Fresh Explosion que fabrica Korott.

Se reconoce por su coloración verde, no contiene alcohol, e incorpora 225 ppm de compuestos fluorados (0,05%), más o menos el estándar para el uso diario.

Colutorio Encías Sensibles (500 ml)
El elixir bucal Sensitive se presenta en un frasco de plástico transparente que contiene 500ml y se vende a 2,45€. Es de color azul claro, no contiene alcohol, y cuenta con 225 ppm de flúor. El efecto de protección a las encías se obtiene gracias al nitrato potásico (0,50%).

Colutorio Total Care 6 en 1 (500 ml)
Un enjuague bucal que está diseñado para un cuidado completo en 6 puntos (antiplaca, encías sanas, dientes fuertes, previene la caries, antisarro y aliento fresco). Aunque el precio asciende hasta los 2,45€, es mi favorito. Es la única versión que contiene alcohol, algo que a mi me gusta, lo hace desinfectante y produce ese ligero picor con sensación de limpio. Contiene iones de flúor a 225 ppm, y el líquido es de color rosado.

Enjuague bucal Clorhexidina (250 ml)
El enjuague a base de clorhexidina de Pierrot que viene a ser la alternativa del líder de la categoría, la Clorhexidina Lacer. Se presenta en un frasquito de plástico de 250ml de capacidad, es decir, la mitad de contenido que el de Lacer y se vende a 2,95€, lo que hace que salga más o menos al mismo precio que éste.

Como este enjuague no está pensado para uso diario, la presentación más pequeña es muy útil para no ocupar tanto espacio, aunque cuando lo comparamos con el de Deliplus, que trae el doble de producto y cuesta 1,95€, parte en clara desventaja.



Como podéis apreciar, Pierrot es capaz de ofrecernos productos Made in Spain que además son muy competitivos a nivel de precio. Para contrarrestar la limitada distribución que tienen de momento, en su tienda online nos ofrecen gastos de envíos gratuitos por pedidos de solamente 15€, una cantidad que ni siquiera Amazon (29€) ofrece. No quiero dejar de mencionar la presentación, una caja de cartón en acabado plateado, de calidad y muy notoria, que además se acompaña de una tarjeta personalizada agradeciendo la confianza.



7 comentarios en “Pierrot Oral Care. Pastas y colutorios”

  1. La madre que me p… anda que no hacía años que no veía la pasta dentífrica Pierrot O_o. Hasta los 90 era relativamente común verla por ahí (más de una vez en mi casa la hemos usado).

    Pero no sabía que era española. Desde luego, por el nombre parece francesa, Y si es por el nombre del grupo cántabro, parecería que es japonesa. xD

  2. Yo ni eso Alejandro. Pierrot ni la conocía, hasta que di con ellos por internet. Las pastas de dientes son estupendas, y el precio muy competitivo. No sé si son mejores que las de Kemphor, pero de momento me he cambiado. El motivo es que a nivel de sabor, tienen más gracias. Ya sabes que en Kemphor son muy neutras. Supongo que irá a épocas, y cuando me canse del sabor volveré a Kemphor y luego otra vez a Pierrot.

    Lo de Fushima, efectivamente es japonés. Parece que le pusieron ese nombre porque era de dónde importaban las cerdas cuando empezaron el negocio de cepillos de dientes.

  3. yotambienestoyenamoradodeingridsjoberg

    Hay cosas con las que estoy algo en desacuerdo. El flúor por ejemplo. Decir que una pasta es mala porque no tiene 1450 ppm, es tratar injustamente a la marca, máxime cuando tiene nada menos que 1.400 ppm, y máxime cuando está demostrado que el flúor no es tan beneficioso como nos lo han querido vender (la mayoría de estudios fueron subvencionados por empresas de tratamiento del aluminio, ya que el flúor es uno de los residuos de su procesamiento y lo venden para hacer pasta).

    Otro detalle que no me ha gustado, es que el enjuague de Clorhexidina dices que es peor que el de Mercadona «porque tiene menos cantidad». Otra vez prejuzgas las cantidades – a mi entender- a la ligera, Guti. Creo que en lugar de mirar eso, deberías comparar qué proporción del principio activo tiene una y tiene la otra, porque si en el de Mercadona tiene – pongamos por caso – un 0,2% de Clorhexidina, y el resto es «agua», aunque te vendan mil litros por un euro de poco servirá.

    Mencionas que algunos colutorios no contienen alcohol, que en sí no es bueno ni malo, pero no mencionas por qué lo han sustituido. Quiero decir, el alcohol es un agente muy importante en la desinfección bucal, si lo sustituyen por – ¿agua?, o por un conservante – que es otra probabilidad -, el que no tenga alcohol se convierte en una desventaja en lugar de una ventaja, mientras que tú das a entender lo contrario (que el hecho de no llevar alcohol sea bueno, cuando insisto que no lo es, otra cosa es que nos agrade o no, pero eso es aparte, y aquí creo que hablamos de eficacia, dado lo productos que son).

    No sé, te centras en la presentación, diciendo que es plateada y muy bonita, que la verdad, tratándose de este tipo de productos da lo mismo, como si ponen a una hawaiana en pelotas. Lo que importan son otras cosas que, a mi parecer, has pasado por alto, y da un poco de lástima, porque no informas del producto en sí.

    Creo que teniendo tantos productos – es una sugerencia, claro – yo habría hecho una comparativa entre ellos, no presentándolos a bloque, y desgranando sus propiedades. Porque si es por mencionar los ingredientes, pues con poner una foto de la parte trasera donde salen lo que contiene cada uno ya te habría servido, ¿no crees?

    Perdón la extensión, pero es que creo que este tipo de posts pueden inducir a error y merece la pena que se aclaren algunas cosas. Al menos de cara al consumidor.

  4. De Pierrot me gusta mucho el cepillo de dientes ‘Gold’, que adquiero siempre que lo encuentro donde hago la compra o, lo que es lo mismo, muy pocas veces. En mi opinión la relación calidad / precio de este cepillo de dientes es insuperable.

    Al igual que otros que ya han comentado, pensaba que el fabricante era francés y atribuía a ello – una marca de fuera no muy grande y, por tanto, con poca distribución fuera de su país de origen – que encontrar ese cepillo de dientes sea difícil.

    La verdad, me he llevado una pequeña gran alegría el saber que Pierrot es española, que vende por Internet – la tienda on-line tiene muy buena pinta – y que no hay portes si el importe de la compras por un importe de 15 EUR o superior y la dirección del destinatario está en la España peninsular. Dado que los productos de higiene bucal no son perecederos, me parece razonable hacer una compra on-line relativamente grande de cepillos, pasta dentífrica y colutorios de Pierrot.

  5. Del flúor hay mucha polémica yotambienestoyenamoradodeingridsjoberg, y yo tampoco soy un experto en el tema, así que me guío por las recomendaciones más o menos generales que se dan, y sobre todo, de lo que dice mi dentista. Entre 1.400 y 1.500 ppm es lo que recomienda, así que una pasta que contenga 1.400 no es mala. Una que contenga 1.040, como la versión antiplaca, tampoco tiene porque ser mala, pero no es lo que se recomienda. La diferencia de 1.040 hasta 1.400 es grande.

    Tienes razón en que hablar de sus formulaciones habría sido un buen complemento. Pero fíjate en el artículo de Duraderos que citas (muy bueno por cierto), si sólo para dos productos ha salido toda esa extensión, imagínate para 9. No sólo quedaría muy largo, sino soporífero para los lectores. Otra idea que planteé era analizarlos individualmente, habría dado más juego, pero se habría convertido en un monográfico de Pierrot.

  6. Yo ese no lo he probado un relojista. En breve mencionaré algunos cepillos de Pierrot, pero personalmente soy usuario de cepillos eléctricos. El manual lo tengo para casos de viajes o de emergencias, lo uso de tanto en tanto, pero con poca asiduidad.

    Lo más curioso de vuestros comentarios es que muchos conocierais Pierrot, algo que yo no, pero que por el nombre, todos pensemos que es francesa, cuando en realidad es de aquí, y siempre lo ha sido. Un plus adicional.

Deja un comentario