Nota de prensa: ¿Problemas con vecinos ruidosos?



Muchas personas padecen este problema, y a veces puede ser sencillo de resolver pero si no sabes cómo hacerlo, aquí te tengo la solución

Un tema que siempre me ha parecido interesante, y que para muchos os puede parecer controversial, son los problemas con los vecinos ruidosos. La gran mayoría le ha tocado sufrir con esos vecinos ruidosos, que pueden generar un problema de convivencia.

Uno de las cosas que más espero al llegar a mi casa es la tranquilidad que se siente en el ambiente, gracias a la suerte, no he tenido la eventualidad de tener factores externos que alteren esa tranquilidad, como lo son esos casos de vecinos ruidosos.

Los vecinos ruidosos, los hay de todos los tipos desde aquellos que colocan la música a muy alto volumen, a altas horas de la noche, sin respetar los tiempos que son indicados para el descanso. También están los vecinos que disfrutan con el movimiento de los muebles, caminar en tacones a deshoras o los trabajos en albañilería, en fin, hay muchos formas de identificar a un vecino como esos. En mi opinión parecen tener falta de sensibilidad hacia las demás personas y por ello no tienen el respeto adecuado hacia la armonía vecinal.

Sin embargo, es importante que identifiques si los episodios de ruidos son esporádicos o continuos, si se trata de una celebración puntual realizada una vez al año, o una determinada reparación de emergencia, que en estos casos, si eres el responsable del ruido es recomendable notificar a tus vecinos sobre ello, para que estén al tanto de que no es un evento repetitivo sino esporádico.

¿Cómo lidiar con los vecinos ruidosos?

Hay muchas maneras de lidiar con este tipo de vecinos, principalmente os recomiendo el diálogo, se dice que la diplomacia es el método principal para resolver este tipo de inconvenientes, pero siempre de la mejor manera posible para que ambos puedan entenderse y lograr un acuerdo en conjunto.

Si no hay acuerdo posible ni disposición de mejora, lo más recomendable es dirigirse a la junta de vecinos para tratar el problema con mucha más formalidad. Otra opción es que cuenten con un gestor de fincas en Madrid, quienes además de gestionar o administrar con la autorización de los propietarios todos aquellos asuntos financieros, administrativos y legales, se encargan de colaborar para lograr una buena convivencia dentro de las fincas.

Estos gestores facilitan todo el proceso y pueden ayudar a resolver ciertas controversias que se presentan entre vecinos, como lo son los ruidos a deshoras, fiestas continuas hasta altas horas de la noche, movimiento de muebles, incluso llantos de bebés o ladridos de perros que no dejan dormir, entre otras.

En este sentido, la presencia de un gestor ayudaría a una etapa de negociación donde suelen comunicarle al vecino ruidoso las normas que deben cumplir como miembro de esa comunidad.

Gestores de fincas

El gestor de fincas es como el esqueleto de la comunidad de vecinos, debido a que él es el responsable de su funcionamiento, gestiona bienes comunes y además que logra controlar y solventar muchos de los problemas que surjan.

Como os comenté anteriormente, son profesionales capacitados, estarán siempre disponibles cuando la comunidad de vecinos requiera de su servicios o presencia sobre los problemas o controversias que puedan surgir.

Son capaces de manejar las situaciones de estrés sobre algún hecho o inconveniente que se presente. Asimismo, son capaces de preparar juntas de vecinos si fuere necesario.

Para tratar con los vecinos ruidosos, os presento a Inmho.es que tiene mas de sesenta años de experiencia en el área, ofrece principalmente servicios como administración de fincas, gestiones de propiedad y gestiones de alquileres.

En inmho se encargan de ofrecer soluciones a estos conflictos con vecinos ruidosos, asì como problemas con animales domésticos, también respecto a los vecinos morosos, los ruidos y actividades molestas, fundamentándose en la Ley de Propiedad Horizontal sobre Actividades Molestas.

En definitiva, si se presenta alguno de estos casos en tu comunidad, no dudes en contar con un propio gestor de fincas, éstos pueden brindarte un asesoramiento apropiado para cada caso en particular. En efecto, en inmho cuentan con los profesionales adecuados a cada comunidad, por lo que sería muy conveniente que los contactes.

11 comentarios en “Nota de prensa: ¿Problemas con vecinos ruidosos?”

  1. A veces en diplomacia una buena, aguda y sutil indirecta, también funciona y es muy efectiva.

    Un día en mi casa, durante una reunión de vecinos, dejó caer una vecina al salir el tema de los ruidos -por oídas de tal o cual de en tal calle o bloque-… «a ver si controlamos el volumen de los televisores que el otro día a las diez de la noche pasadas vaya tela…» Y me miró a mí O_o que no me di por aludido porque precisamente no abuso del volumen y menos del televisor, pero tampoco quita que la sospecha estuviera ahí. «Ea, salvo que yo esté equivocado, me tocó» pensé. Pero lo típico, uno algunos días se pasan, y entre los pisos, igual es el que pisas, que el que te pisa, que el siguiente tanto de arriba como de abajo… Yo no había notado nada fuera de lo normal.

    Total que un día coincidí con el origen de las molestias de la vecina. Y me da que sé quién era (alguien sin malicia, pero que como dices, sí peca de no pensar mucho en los demás puntualmente o que cree que no molesta… pero que no lo hace por maldad, porque lo conozco). Pero el caso es que aunque coincidió que era a final de la tarde, el caso es que ni yo cerrando la ventana (que no tendría por qué, ya que el día estaba caluroso pero no para aire acondicionado ni ventilador, y claro el ruido de la calle y de cierto tráfico como ruido blanco tapa más de lo que parece…) apenas se podía escuchar mi televisor al volumen normal… y por el sonido que sonaba, eso no era un televisor solo, seguro que había altavoces más grandes conectados, o tipo sonido envolvente con amplificador de por medio, y a ratos según les daba le pegaban el subidón y al rato lo bajaban. Quizás según la emoción de la película, serie o del videojuego yo que sé… pero parecía que estaba yo ahí metido también en la fiesta…

    Y me acordé de lo de la vecina hacía meses en aquella reunión… como era plena tarde todavía, rondando las 20.00 pero tampoco tenía seguro del todo de donde venía (porque entre pisos a veces ni se sabe con certeza), pues lancé la indirecta: encendí el equipo de música del que nunca abuso -lo juro-, de hecho estaba al volumen normal y apenas lo podía escuchar en un momento que volvieron a subir el asunto. Sintonicé RADIOLÉ… y cuando pegaron el subidón de volumen, lo subí apenas al 2 de volumen de amplificador (columnas de 3 vías separadas en caja de madera, 120w RMW… nada exagerado, pero sobra para que pongas la mano en la ventana y notas que vibran los cristales). Unos segundos.

    Mano de santo desde entonces, oye. Indirecta lanzada, indirecta recibida. La diplomacia funciona. xD

  2. Pues Alejandro, aquí otro que probó tu sistema de «a ver quien la tiene más larga», y me salió el tiro por la culata, porque el vecino, en vez de darse cuenta que estaba molestando, se lo tomó como una competición personal. Ambos fuimos aumentando el volumen progresivamente, a ver quien podía más. Llegado el momento, fui yo el que desistí, así que el ganó. Afortunadamente, pasaron sus vacaciones de verano y todo volvió a la normalidad. No se volvió a repetir el incidente en años sucesivos.

  3. Es algo que puede pasar. También es trabajo diplomático tener previstos los escenarios alternativos. xDD

    En el caso que comento, ahí quedo. Fue 5-10 segunditos, y por fortuna quién fuera (fuera el sospechoso o fuera otro u otra) lo pilló al vuelo.

  4. El tema de los vecinos y la convivencia en comunidades daría para escribir varios libros,
    A mi,personalmente me resulta una paradója,que cuanto mas avanzamos como sociedad en tecnología,avances médicos,conocimiento,ect…a la vez,mi percepción personal es que estamos en retroceso en otras materias importantes que deberían venir de la mano como algo natural y fluído propio de dicha evolución.
    Materias como el respeto,tolerancia,empatía hacia los demás,todo eso vamos en in-volución a pasos agigantados.Vivimos ya,es un hecho,en una sociedad distópica,amoral e irrespetuosa,comparada con unos años tan cercanos como los 80.
    Donde se veían,cuando yo era niño y muchos de vosotros,niños faltar el respeto a nuestros mayores,conocidos o no,como se ve ahora tan a menudo.Adolescentes de 14-15 años maltratando a padres porque le han quitado eel movil,por ejemplo,es una clara muestra de la ausencia de valores como los ya mencionados,y esas conductas se extrapolan al tema de convivencia vecinal,por ejemplo.
    Son personas con una clara naturaleza egocéntrica y con mucha importancia personal,donde todo gira en torno a su YO,su ego y su bienestar propio.Gente que no es capaz de pensar en los demás en ningún instante,ya sea las 5 de la mañana moviendo muebles,o con un berbiquí un domingo a las 7 de la mañana.Este domingo fuí testigo del comportamiento de 2 mujeres,supuestamente adultas,delante del hijo de una de ellas,que me dió tremenda vergüenza ajena y me hizo pensar el el supuesto referente y espejo donde debía crecer y mirar ese niño.
    Esto viene a ser una especie efecto dominó.
    Es una lastima tener que adoptar determinadas medidas para asegurar la convivencia vecinal entre una clase de personas que forman una sociedad supuestamente civilizada,pero así es.
    Quizá,dentro de unos años,muchos parece ser,podamos pasar de sociedad distópica a utópica.Confiemos en ello.
    Saludos!!

  5. yotambienestoyenamoradodeingridsjoberg

    En España las comunidades de vecinos son una piara de cerdos, así de claro. En la Europa civilizada esto no pasa, en Suiza para cualquier cosa pides permiso a los vecinos, y si quieres poner algo de música (ejemplo. tu hijo cumple ocho años) dejas una nota en el portal para que si alguien le molesta te lo diga para que no lo hagas. Eso no lo he visto jamás en España.

    Eso sin contar que lo que más sorprende de España son las cortinas en las ventanas, claro, porque la gente se oculta como si fuera terrorista en sus casas, no sea que les descubran tocándose…, sus partes.
    https://elpais.com/elpais/2018/04/06/icon/1523015770_991742.html

    Por cierto, que entre el concierto, riñas y demás de mis vecinos, a la de arriba lleva como dos meses que le da por rascar el suelo… O sea, se pone a todas horas rascando el suelo, no se que coño hace, creerá que hay oro debajo o a saber qué 😀

    Respecto a la música que decís más arriba, ya lo he intentado y como dice Guti es peor, la pones, y entonces ya se creen «con derecho a pernada», «ah, es que tú también la pones!».

    Buff, qué ganas tengo de vivir solo aunque sea en un agujero en mitad del monte!

  6. Qué brasa tienen con las persianas en el resto de Europa. «Parece que los españoles se escondan de la luz». Claro, es que cuando la luz es de sol alto, a más de 30º C y durante más de 12 horas al día en tu fachada ni que se diga, no de un sol suave bajo, a 20º C y poco y durante, la cosa cambia.

    También les sobra aún más luz y sol algo más al sur, en medio del Sáhara. Pero digo yo que por algo las jaimas (o como se escriba) no tienen tampoco muchas ventanas. Ni las casas que haya ventanales enormes, con un visillo finito como mucho. Como de el sol, ventana pequeña, o si no, persianas o cortinas y gruesas, que no dejen pasar demasiada luz.

    Mi casa dan sus ventanas al oeste, sin edificio en frente que de sombra, en el sur de la península. Os digo que me traigo a un holandés o a quién diga eso, y no aguanta en verano con las persianas arriba y aún echando las cortinas. Y menos en algún punto de la habitación desde donde el sol «le vea» fácil. Os digo que correría en ni dos días más que Drácula.

    Y puede tirar mucho de aire acondicionado, claro… pero que se prepare para la factura.

    ¿Qué pasa? Pues que al igual que toldos y demás, están las persianas justo en el límite de la terraza por ejemplo: se tienen que echar casi hasta abajo (en mi caso al suelo), dejando la que deje entrar algo de luz indirecta para no estar a oscuras, pero buscando que hay que mantener la casa y habitación frescas. Echándolo a tiempo, cuando llega la tarde el SOLAZO y la calima, pegan en las persianas, pero la terraza-balconera se queda en sombra… por debajo de la persiana y sus orificios, a poco que haya brisa o se mueva el aire, más contribuyen a refrescar y generar ciertas corrientes. Luego tienes abierto medio cristal salvo que haga mucho calor, y ayuda a climatizar.

    Como apriete el calor, lo mismo, pero cristal cerrado (para que la terraza en sombra con el aire que se refresque algo en la misma haga como una zona aislante). Y el cristal, que mejor aún si es de tipo climalit cerrado… y dentro casi en penumbra, con ventilador y/o aire acondicionado de ser necesario.

    Si no, ya le digo a la holandesa y a quién sea del norte-norte, que no vive. Muere en una tarde o en dos. xD

    Lo dicho, en el desierto, los touareg van embozados de arriba a abajo, y en sus tenderetetes, ni ventanales o similares ni gaitas por mucha luz que haya: SOMBRA Y FAVORECER QUE CORRA EL AIRE de alguna forma. Igual que las ropas, de bermudas y tirantas nada, reliaditos en algodón o lino, dándose sombra, holgada, que si empapa con sudor, favorezca entre aire y esa sombra y corrientes la refrigeración corporal.

    Si no, lo dicho, mueres. Y por supuesto, en relativamente poco tiempo tendrás que dar la bienvenida al Sr. Melanoma.

    La persiana es, en otro orden de cosa, el toldo fácil y que tampoco ni impacta tanto ni acarrea otras molestias. Un buen toldo de buena y gruesa lona que de la sombra que se requiere es mejor aún. Pero es más trasto, igual por ordenanzas de aspecto no se permiten o no el que se se necesita. La persiana si no una u otra, la tienes montada o enrollada, y cuando hace falta la echas… y que pegue el solazo ahí, que no es el solecito de un país casi nórdico o de algún día soleado en el norte de Francia.

    Si qué sabrán desde el norte de Francia para arriba… ¿ellos tienen sol, calores de más 30-35º ni nada? xD Si el año pasado llegaron a los 30º por Noruega y Suecia y se les encendieron las alarmas, iban locos con algunos incendios forestales por ejemplo… Claro, a ellos unas persianas les puede resultar hasta contraproducente (más días de lluvia y si son de días de viento fuerte, aunque hasta en este caso pueden proteger algo más los cristales, que es peor que rompan que una persiana).

    Por aquí hasta hace no demasiados años se veían todavía «guiris» intrépidos haciendo el turista en horas del día que son la muerte canina en verano. Cuando repiten, cada vez más, cómo se nota que en cuanto llegan las 12 del día como mucho, van son sombrillas, paraguas o sombreros con buena ala, y buscan la sombra y refugio como el que más, hasta que por lo menos el sol cae y los edificios propician una sombra consistente (refrescar es otra cosa). Lo normal.

  7. Por Navarra, en verano, si no tienes aire acondicionado, bajar la persiana a las 12 del medio día hace que la temperatura de la sala baje 4ºC o más. Así que no es tema baladí el tener una persiana.

    En mi piso apenas nos oímos los unos a los otros, y nos lo hemos preguntado porque por fortuna me llevo bien con mis vecinos y alguna vez tomando el café nos hemos preguntado si nos oyen y tal. Y hablo de matrimonios con hijos, si, esos seres vivientes fuentes de dolores de cabeza y ruidos a cualquier hora. Para que os hagáis una idea: mi hijo toca la trompeta y cuando hemos preguntado a los vecinos nos han dicho que apenas la sienten.

    En casa de mis padres es otra movida. Paredes de ladrillo tabicón, del de 7cm de ancho y sin ningún tipo de aislamiento térmico/acústico. Bloque construido en los 70 y lleno de familias del baby-boom. Mis padres recibieron quejas por los ruidos que hacíamos al dormir, esas costumbres que algunos críos tienen para dormirse a veces hacen ruido (mecerse de determinadas maneras…). Hasta el punto de llamar a la policía en alguna ocasión y tener que ir mi padre a comisaría para hablar con el sr. comisario, quien le dijo que quien no quisiera ruidos que se fuera a vivir a un chalé.

    Afortunadamente en aquella comunidad, a la que tantos años pertenecí, sólo nos tuvimos que aguantar los ruidos propios del vivir, algunos con más paciencia y comprensión que otros, pero nada de ruidos «impropios».

  8. Es un argumento interesante Fernando. Si vives en una comunidad donde todos hacen más o menos lo mismo, sea esto poner la música a tope y fumar porros, como dejar que los niños jueguen, que es lo que ocurría antes, te vuelves más tolerante. Sabes que tienes que soportar a los niños porque antes soportaron los tuyos. Creo que era una organización más igualitaria, la verdad.

  9. Pues en España que bueno que hay soluciones, pero aquí en México ni en sueños, lo único es ir a pelearte con el vecino para que le baje a su música y deje dormir.

Deja un comentario