¿Prohibir el uso del móvil?

No me estoy refiriendo a que se prohíba hablar por teléfono por la calle. Se supone que aunque tu nivel de concentración se reduce cuando hablas por teléfono, sigues teniendo los ojos abiertos. A lo que me remito, es a toda esa gente que va caminando por espacios públicos mirando la pantalla de su teléfono inteligente.

Van ensimismados, absortos, como si fueran verdaderos zombies, que no saben ni donde están, ni lo que hacen. No me gustan las prohibiciones ni las limitaciones, pero ante la falta de civismo y la carencia de sentido común de muchos, es lo único que nos queda.

Los utilizamos demasiado, y generalmente para tareas que no nos enriquecen en absoluto. Tenemos tanta potencia de cálculo en el bolsillo, que en los años 70 u 80, se habrían pagado fortunas por ella. Es nuestra decisión, y nuestra responsabilidad, de modo que allá cada uno.

Estos zombies del smartphone en los que poco a poco nos estamos convirtiendo, y que han llevado a crear la contracción smombie de Smartphone y Zombie. Pero también Nomofobia, o sea la adicción al teléfono móvil.

El problema es cuando esas actividades, no sólo impiden nuestra vida normal, sino que además lo hacen con la de los que nos rodean. Del mismo modo que me molestan aquellos que con el metro repleto, deciden acaparar el espacio para leer un periódico de tamaño gigante y abierto de par en par, me enfada cuando voy caminando por la calle y choco con gente que no mira por donde va.

Pienso que tienen suerte de ser una persona, con un cuerpo relativamente blandito, y que no excede los 5 Km/h. Eso mismo les puede ocurrir cruzando una calle, con el duro acero de un coche que circula a 50 Km/h.

Antes de que acabemos comiéndonos los cerebros, por respeto a los demás, evita mirar la pantalla de tu teléfono cuando caminas.

Os dejo con unas imágenes, que a mi me han impactado, marcan, y no se olvidan fácilmente. Forman parte del proyecto Removed del fotógrafo Eric Pickersgill, donde el artista ha conseguido plasmar lo ridículo que es nuestro comportamiento cuando prescindimos de estos aparatitos.









7 comentarios en “¿Prohibir el uso del móvil?”

  1. No me fastidies…, ¿entonces tengo que pararme a escribir cuando voy por ahí? Lo veo un absurdo. Sería como prohibir leer por la calle. Más peligroso es quien los usa conduciendo, y solo hace falta mirar un poco para ver la cantidad de gente que lo hace (y eso sí está prohibido, y lo siguen haciendo).

    Yo no lo veo malo, de hecho creo que debería haber un sistema para enchufarse a ellos, y pasar totalmente nosotros, íntegramente, a una realidad virtual. Dejar la cáscara que es nuestro cuerpo y vivir de verdad y sin miedo. Quizá esto sea un primer paso.

    También hay personas que es flipante…, por ejemplo, a veces me encuentro que, al verme con el móvil, los que vienen de frente van directos para chocar contra ti, me da cierta gracia porque los veo venir y me aparto, pero los hay que les molesta como si les robaras algo o yo que sé. Es como prohibir ir con una bolsa de fruta porque ocupas espacio, pero ocupas espacio ¿de qué? ¿Qué espacio? ¿Qué espacio es tuyo o es mío? ¿Ha comprado alguien toda la ciudad para él? La masificación en el metro no es problema del que va leyendo el periódico, es problema de la superpoblación y de la masificación de las grandes ciudades. ¿Quién tiene culpa de que vivamos como conejos? No sé, achacarle eso a un móvil me parece no querer encarar el problema real.

    Sería como prohibir ir con un paraguas, porque esos sí que hay gente que molestan y ¿qué hacemos? Pues los esquivamos como podemos y seguimos. ¿Tendrían que prohibirse los paraguas, entonces? Y encima un paraguas es mucho más peligroso, porque que tropieces con uno que lleva un móvil, pues bueno, pero que te claven un paraguas en el cogote no es algo para tomárselo a broma.

  2. Quiero decir que cuando ese «volvernos robots» afecta al resto, es cuando tenemos el problema. Efectivamente molesta más el que lee el periódico gigante y totalmente abierto en el metro o el autobús, pero el teléfono nos hace no prestar atención, y tu debes ser de los pocos que es capaz de esquivar a la gente con que se cruza.

  3. Nomofobia es miedo al celular, no? Phobos es miedo.
    Respecto al tema, a fin de cuentas, creo que el post no es mas que el clásico «en mis tiempos…» o como dirían los Simpsons: «old man yells at cloud». Siempre ha habido quejas generacionales respecto a las modas. El teléfono de casa convertiría a las mujeres en prostitutas. La iglesia en inglés, no en latín, condenaba a los feligreses al infierno.

  4. Tienes cierta razón que está muy en la linea de «en mis tiempos…» Kabe. Como siempre ocurre, avanza la tecnología mucho más rápido que nosotros mismos. Las grandes pantallas táctiles permiten que usemos el teléfono mientras caminamos por la calle. Sin embargo, ni nuestros ojos ni nuestro cerebro parece que estén todavía preparados para ellos.

  5. Hola a todos.
    Aparte de lo que cada uno piense sobre lo bueno o malo de la zombificación del movil,tablets,televisión(entiendase cosas tipo ‘mujeres,hombres y viceversa,salvame,ect…),es muy lícito que hay gente a favor y en contra de las tecnologías.Yo veo el problema en el uso de esa tecnología.
    Todo,todo,todo en esta vida tiene 2 caras,luces y sombras,ect,que cada cual le de el nombre oportuno,de la misma moneda.
    Internet sin irnos mas lejos,es maravillosa para obtener información sobre cualquier cosa,aprender,recordar,conocer,ect…pero también hay miseria humana en forma de maldad,como pederastia,engaños..verdad?
    No es que cualquier tiempo pasado sea mejor,es que perdonad la expresión hay mucha ‘tonteria’,hoy en dia y falta de civismo y empatía.
    Ya se que todo el mundo se cree con derecho a abrir el periódico de par en par,por supuesto,y al que le moleste,»ajo y agua»,pero mas bien es sentirse en estado «loreal»:porque yo lo valgo.
    Es falta de empatía y civismo,educación.
    Respeto.
    El movil,lo mismo.Hay que ir andando y escriniendo?Me parece bien que el que le guste y no pueda dejar de hacerlo,lo haga,pero pensemos un poco en los demás y si chocamos con alguien,yo soy humilde,al menos y pediré disculpas.
    A esta sociedad,que la construimos todos,yo incluido,le falta perspectiva,ya que la imagen está absorta únicamente el las pantallas antes mencionadas.
    La potencia sin control no sirve de nada.
    Y se ha ido de las manos hace un tiempo.
    Hay un cambio de valores muy notable.
    Mucho tweeter,facebook,ect…pero nos falta lo que se dice siempre:en mis tiempos…
    En mis tiempos la chavalería de mi entorno no se atrevía a faltarle el respeto a un mayor,por ejemplo.
    Como estan los colegios hoy en dia?
    Niños pegando al profe,y grabando con el movil para you tube, ect…
    Disculpad la extensión.
    Saludos!

  6. Has completado mi reflexión de una manera en la que yo no habría sido capaz Pedro L. Es muy interesante, porque efectivamente, todo queda subeditado a la educación y el respeto. La empatía diría yo, puesto que esos comportamientos, son los que luego criticamos cuando los causan los demás.

Deja un comentario