Project Mercury, es lo que se denomina un gestor de prioridades de procesos, es decir, que dinámicamente ajusta la prioridad de lo que tenemos ejecutando en nuestro ordenador, para darnos el máximo rendimiento, y al mismo tiempo el máximo ahorro energético. En este sentido es parecido a Process Lasso, pero mucho más liviano y sencillo.

Es para Windows x64 y completamente gratuito, podríamos decir que es una mejora de TopWinPrio.

Básicamente lo que hace es utilizar las prioridades en los procesos de Windows, para darnos un mejor rendimiento y mejor velocidad de respuesta, subiendo la prioridad a aquello que estamos usando, y bajándosela a lo que no:
– Ventana activa: Por encima de lo normal.
– Ventana inactiva: Normal.
– Ventana minimizada: Por debajo de lo normal.

Lo cierto es que pese a tanta sencillez, funciona muy bien, y sus efectos se notan. Parece increíble que no haya algo parecido de serie en Windows, a sabiendas que toda la lógica de detectar cambios en ventanas, prioridades de procesos, etcétera, está disponible.

Es totalmente portable, y en un ejecutable de menos de 500 Kb. tenemos la funcionalidad lista para usar. El consumo de memoria es de 500-700 Kb. es decir imperceptible, pese a que hace trampa con el ejecutable, que está comprimido con MPRESS.

La funcionalidad es mínima, no facilita que se autoinicie con Windows, básicamente pausarlo, y algunas funciones heredadas (CPU Splice Mode), que están desactivadas.

De momento el código es cerrado, vamos a ver que decide Sven Bent al respecto, porque indudablemente es un concepto que me atrae, y que está abierto a muchas posibles mejoras.

En todo caso, en su página web, puedes hacerte con Project Mercury 1.2.3.1.