Si hace 20 años fueras una persona clave en la compra de cazas, habrías visto el video promocional del F-16 Fighting Falcon.

Igual que cuando piensas en comprarte un coche te gusta ver material donde se muestren sus virtudes y características, en el mundo de la aviación militar debe ocurrir algo parecido.