¿Qué fue de el coche fantástico?

Todos los de mi generación recuerdan a David Hasselhoff como protagonista de El coche fantástico, la mítica serie de 1982 a 1986. Un personaje al que le salieron imitadores, y que fue una franquicia extensa.

Lo cierto es que estamos más o menos al corriente de las andanzas del amigo David Michael Hoff (The Hoff), ¿pero y el resto?



Devon Miles
Devon era uno de nuestros personajes favoritos, con esa elegancia inglesa, y que participó en el total de los 85 capítulos, incluyendo la posterior película El coche fantástico 2000, y como invitado en Los vigilantes de la noche.

Interpretado por un casi sesentón Edward Mulhare, dejaría de estar con nosotros (1923–1997).





Bonnie Barstow
Interpretado por Patricia McPherson (1954), estuvo durante 62 capítulos. Nos gustaba porque era la chica lista, y guapa. Después la vimos en muchísimas series legendarias: Starman, MacGyver, Se ha escrito un crimen, y hasta en Almacen 13.





April Curtis
Fue el cambio de Bonnie, ahora por la chica sexy y guapa, pero menos lista, así que nos gustaba menos, y aunque estuvo durante 23 episodios, al final volvío Bonnie. Lo interpretaba Rebecca Holden (1958).

La vimos en series imborrables series como Mike Hammer o Remington Steele, y en alguna que otra película, más bien infumable:





9 comentarios en “¿Qué fue de el coche fantástico?”

  1. podia hablar con el coche mediante su reloj. Eso si estaba bien 🙂 por cierto, de resina y digital, como tiene que ser

  2. La virgen!! Cada vez que leo un post de estos me siento mas viejuno!! Lo que es innegable es que estas series, hechas con cuatro cosas eran estupendas.

  3. Hombre, también hay que contar con el estado de la tecnología en aquellos años… además si añadimos que por aquel entonces España llevaba un retraso considerable (las novedades llegaban a veces con años de retraso) pues hacía que esas cosas molaran un montón.

    Ahora las videollamadas nos parece cosa de risa, por ejemplo.

    El despliegue de medios e imaginación que hay que hacer hoy en día para que algo como el coche fantástico sea creíble y realmente fantástico es realmente impresionante… además con un público más «enterado» hay que justificar las cosas algo más que hace 30 años…

  4. Eso lo recuerdo perfectamente Fernando. Aquella España de los 80, estaba a casi 10 años de distancia de USA. Allí todo el mundo tenía por ejemplo cámaras de video, y aquí tuvo que pasar una década por ejemplo.

    Lo más sorprendente, es que las grandes capitales, de los pueblos, estaba a otra década de distancia, así que imagínate lo que sentían en un pueblo al ver un ordenador en un coche, algo que ni siquiera habían podido ver en ninguna tienda, era increíble.

  5. que buen comentario el de Fernando, y un acertado ejemplo el que pone de las videollamadas. Recuerdo los nokia «futuristas» de no hace muchos años que anticipaban videollamadas y todos lo veíamos como algo extraordinario, hoy es una realidad y, en el fondo, somos mucho más difíciles de manipular en unas cosas (en efectos especiales). Paradojicamente, somos enormemente inocentes y faciles de manipular en otras muchas. Por ejemplo, ves un noticiero o leer un diario y es todo manipulacion. Antes los periodistas no tenian que vender un producto, hoy hasta las cajeras del supermercado te intentan inducir a que compres. Antes comprabas mas por necesidades útiles. Hoy se compra por popularidad y estudios de mercado interesados.

Deja un comentario