Si eres una tienda de relojes física y, quieres dar el salto a vender por internet, ten cuidado, porque no es todo tan fácil y sencillo como has podido escuchar o como te han podido aconsejar.

Quizás pienses que es suficiente con instalar Shopify, o una tienda web basada en temas existentes de Prestashop por 500€. Siento desanimarte con la verdad, pero no es así. El asunto no va en invertir una pequeña cantidad de euros e hincharse a vender relojes sin ningún esfuerzo. Si fuera así de sencillo, todos lo harían, y no sólo con los relojes.

Una empresa así es algo complicado. Cuando empieces, la gente no te conocerá de nada, y deberás labrarte poco a poco una reputación. Si te han vendido que con un mailing masivo vas a tener bastante, debo decirte que te han engañado. Puede no estar mal como idea inicial una vez tengas la web, pero hay mucho más detrás. Vender por internet no trata solamente de marketing, sino también de servicio.

Tras mi incursión en las entrevistas a marcas de relojería españolas he podido entrar en contacto con multitud de marcas, distribuidores y tiendas, y sé un poco de lo que va el tema. Te voy a exponer los errores más habituales que he encontrado.

Atención al cliente

Cuando vendes por internet, de entrada nadie te conoce. No saben quién eres, y tampoco pueden irte a visitar a ningún sitio. Los posibles clientes tendrán dudas, tendrán preguntas y querrán ponerse en contacto contigo desde una dirección de email, un formulario web, o un número de teléfono de WhatsApp.

No pongas formas de contacto que no vas a querer atender. Si te molesta que te llamen, bueno pues tu mismo, pero en ese caso, no indiques un número de teléfono. Por la misma norma, si pones una dirección de email, asegúrate que la atiendes, y que respondes en un tiempo razonable a todos los que te contacten.

Nunca dejes un email sin responder, menos aún si el remitente ha solicitado la confirmación de lectura. Obviamente, si eso ha ocurrido por siete veces, estás quedando pésimamente. ¡Has ignorado alguien que se ha molestado en escribirte 7 veces, y además has dejado claro que has abierto el correo sin dignarte a darle una respuesta! Esa persona se merece al menos que le digas que no sabes la respuesta.



Joyería Iñaki no responde a los emails

Atiende en español

Si tu web está en español porque vendes a España, debes ser capaz de responder en ese idioma. Muchas tiendas asiáticas grandes venden a España, tiene la web traducida, pero sus empleados no entienden el castellano. Si debe ser así, al menos especifica en el formulario de contacto los idiomas que son aptos para contactar.

Sé profesional

Debe ser profesional, ganarte una reputación, y mantenerla. No importa que seas una tienda como RelojesMania o una marca como Nowley. Cumple con lo que te hayas comprometido, o el boca a boca acabará perjudicándote.

Si delegas en terceros para la comunicación o el marketing, asegúrate que entiendes y te encaja lo que te proponen. No te bases en persona que no siente tu marca, ni en incluencers que a la mínima se vayan con otro.

Precio

El precio es importante. No es lo fundamental, y por eso lo he colocado en último lugar. Pero ten en cuenta que si pretendes cobrar el precio oficial del reloj, y además que los clientes paguen los gastos de envío, les va a salir más a cuenta hacer que su relojería habitual le encargue el reloj a la marca.