¡Quiero unas J’hayber!

Durante mi niñez, en la ya lejana década de los 80 del pasado siglo XX, la mayoría de nosotros sentíamos admiración por las zapatillas de Nike. Era lo que llamábamos ropa de marca.

Artículos de importación a precios astronómicos, que más que un calzado deportivo, parecía algo de lujo. Tan exclusivos, que simplemente por ese motivo eran deseables. Toda la industria del entretenimiento estadounidense contribuía a reforzar aquella idea. Nos moríamos por las deportivas de Regreso al Futuro y por el Casio CA-53.



Si teníamos suerte, nos caían unas Paredes, que aunque baratas, seguían siendo muy buenas como ahora. En otros casos, eran unas Yumas, que eran también económicas y duraderas (ahora no son ni lo uno ni sobre todo lo otro). Pero lo normal no era ni siquiera eso, sino las marcas de mercadillo o de oferta de tercera linea.

Digo que las deseábamos (en pasado), porque para la mayoría de nosotros fueron una quimera, algo que no logramos, al menos hasta bastante tiempo después. Obviamente tiempo después pude hacerme con unas Nike Air, y el Casio CA-53.

Curiosamente ahora ya no quiero unas Nike, las veo tan extendidas que apenas tienen personalidad. Ya no se hacen tampoco en USA como antaño, y las que quiero son unas J’hayber.

Caminando por la calle, me fijo de tanto en tanto en los pies. Me cansan esas Adidas, Puma, Reebok o New Balance que son todas iguales. Productos chinos que se copian unos a otros en diseño y tendencia, y que lo más valioso que llevan es su marca y su marketing.

Como antaño, luzco mis J’hayber. Diferentes, cómodas, duraderas y Made in Spain.



9 comentarios en “¡Quiero unas J’hayber!”

  1. Opino lo mismo Guti. Me sorprende el poco aprecio que tenemos a las marcas de aquí y que cualquiera venida de fuera en cuatro días tenga su publico fiel por la influencia del mundo anglo y su poderosa máquina de marketing, unido al complejo patrio. Yo tengo unas J´Hayber Olimpo, y aunque tienen un diseño que creo podía mejorarse un poco, las uso con frecuencia. Eso si, tienen una horma muy ancha y encima yo que calzo un 46/47. Me siento un poco yayo cuando las llevo 😛

  2. No debes sentirte yayo Alfonso, porque esa es una impresión impuesta por las modas. Modas que dicen que el calzado deportivo no debe ser tan ancho. ¿Si es deportivo, no se trata de que sea cómodo? Y eso una zapatilla con mayor anchura de horma lo logra mucho mejor.

    Muy buena observación la del «complejo patrio», sería digno de estudio. De verdad que sí, porque por algún motivo pensamos que todo lo de fuera es mejor que lo de aquí. Luego te vas fuera, y en muchas cosas se pelean por el Made in Spain. Sin ir más lejos, en los zapatos.

  3. Si, lo de yayo lo decía por esa anchura que es apreciada por personas mayores que suelen sufrir más de los pies…A mi las zapatillas me gustan, tienen un tacto más bien rígido comparado con las que uso para correr que son de otra marca, ya que quitando a Joma, no hay marcas españolas de zapatillas de entrenamiento intensivo.

    Otra cosa a mejora es la distribución, no entiendo cómo siendo una marca española el corte inglés no las venda o en las típicas zapaterías de barrio tampoco las encuentres…

  4. La distribución es realmente un problema que tiene J’hayber, y de hecho la mayoría de marcas españolas. No obstante como clientes tenemos mucho que decir, porque si las J’hayber Olimpo son demandadas y se venden, las tiendas de barrio se encargarán de tenerlas.

    Indudablemente es algo fundamental porque cuando compramos calzado, necesitamos verlo y probárnoslo, pero en la situación que estamos ahora, la mayoría se ven obligados a como hice yo, adquirirlas por internet.

  5. Sois los dos unos «yayos» de tomo y lomo. Cómo va a decir Guti que no te sientas «yayo», si el primer yayo es él :DDDD

    Ni las Jhayber ni las Paredes se encuentran en tiendas, y cuando se encuentran mejor te compras unas Adidas porque la diferencia de precio no es tanta (en tiendas, hablo). En internet es otro cantar, claro, en internet encuentras ofertas muy buenas.

    Una cosa que he observado con este tipo de zapatillas (Paredes Estrella, Paredes Ecology, las Jhayber Olympo, y similares) es que como las lleves mucho tiempo (yo he caminado mucho con las Paredes) los músculos de los metatarsianos (especialmente el flexo largo) se cargan que no veas. La razón es que el piso es plano, no tienen la curvatura específica en la zona delantera de las zapatillas o botas de montaña (o de entrenamiento). Mucho cuidado con eso que a la larga os puede dar un susto en forma de lesión. Por esa razón yo he decidido espaciar mucho más el usarlas (y de hecho las próximas no serán esas), y por eso no me extraña que, por ejemplo Paredes, las comercialice como zapatillas de trabajo (y no de vestir).

  6. Un dato muy interesante Bianamaran, y que es cierto que he pasado por alto sin haberme fijado. La mayoría de mi calzado deportivo es así, con piso plano, y si nos fijamos, lo más habitual en el calzado de verano. Yo también espacio su uso a 1-3 días por semana, lo que ocurre es que el resto de alternativas, salvo en lo que a zapato clásico se refiere, suelen ser planas también.

  7. Pues sí, incluso zapato deportivo de marcas baratas (Yumas) apenas tienen forma antómica. Supongo que los pobres no tenemos derecho a cuidarnos.

    Cuando salgo y tengo que recorrer bastantes kilómetros uso las Lotto y se nota bastante, Paredes ya dice que la doble densidad de la plantilla está pensada para quienes tienen que pasarse muchas horas de pie, lo cual tiene bastante lógica. Nunca dijeron que eran para quienes se pasaran varios kilómetros caminando.

    La verdad es que en zapatillas es muy difícil acertar, sobre todo si no quieres/puedes gastarte mucha pasta. No hay unas buenas que estén realmente equilibrados (dimelo a mi, que me pasé años buscandolas…).

  8. Supongo que esa debe ser la diferencia bianamaran. Un calzado plano debe mantener el pie más descansado cuando estamos estáticos. Una forma más de cuña debe ser más apta para el movimiento, pero peor para estar quietos. Es curioso que al menos a nivel teórico no exista el calzado perfecto, es decir aquel que cubra ambas necesidades.

  9. Yo creo que de Jhayber lo he dicho todo, o casi todo. Es la mejor marca de Zapatilla y marco un antes y un después, fue la antesala para las demás marcas, muchos pasarón de la marca la pava a Jhayber y de ahí a las marcas internacionales (Nike, Reebok, Adidas, etc…). Eran unas zapatillas muy llamativas para aquella época suela alta, blaco nieve, y diseños muy guapos como los Match (doble J en azulina en el lateral), las isla, las pista, las olimpo que en los 80 solo era blanco y cris con las el nombre de la marca y de modelo en doradillo que eso le daba una categoria, de ello el olimpo lo usaban los pijos. Y gente refinada.
    Jhayber desde su fundación todos esos modelos de suela alta solian llamarse con nombres relacionados con el deporte e incluso con nombresde olimpiada, ejemplo Match (significa partido) pista, olimpo, greta, galata, Isla, Roma, Atena, etc.. Lo único que se que llebar o seguir llevandolas me siguen dando un verdadero subidón de la putaostia, las uso a diario y mis compis de marcas internacionales ya se calzan en sus pies Jhayber bien olimpo o pista. Llevar Jhayber sigue siendo la ostia porque son técnicamente perfectas.

Deja un comentario