Hubo un tiempo, no demasiado lejano todavía, en el cual, era lógico para un programador pensar que el resultado de "Hola" + 10, era numérico.

Un puntero a una dirección de memoria más concretamente.

Hoy en día, es difícil aplicar una regla general a los lenguajes, algunos dan un error de compilación, otros una excepción en tiempo de ejecución, otros retornan "Hola10", y los menos un puntero.

Todo esto viene a colación, porque creo que en 10 años como mucho, ya nadie sabrá C ni C++. Será una situación parecida a la que vivimos hoy en día con el ensamblador. No me refiero a que los desarrolladores no vayan a saber lo que es C o C++, inclusive puede que conozcan sus reglas básicas, pero serán incapaces de programar algo con sentido en este lenguaje.