Randolph Engineering Aviator Oro Blanco Edición Limitada

Recientemente me hice con unas Randolph Engineering Aviator en donde os explicaba que los de Randolph Engineering había descatalogado el modelo con montura en oro blanco que es la que me gustaba ya desde que compré las American Optical Original Pilot.

Pues resulta que hace unos días, Randolph USA decidió editar las monturas de oro blanco de 23 quilates, aunque esta vez, como una edición limitada. De momento este material va a estar disponible no solamente con las monturas Aviator que he escogido, sino también en las Concorde y las P3.

Como las anteriores monturas white gold, las Randolph Aviator no están disponibles en todos los formatos. De hecho sólo se ofrecen con el tamaño de 55mm, las patillas tipo bayonet y solamente con dos tipos de cristales:
AF233: Montan los nuevos cristales Blue Hydro en color azul sin polarizar. Se venden a 289$.
AF230: Montan los conocidos cristales AGX Green (American Gray Lensses) polarizados en color gris con un toque de verde. Se venden a 349$.

Te estarás planteando que hay que estar loco para pagar 350$ por unas gafas de sol de piloto, y bueno, ciertamente no son baratas, pero comparativamente, tampoco son mucho más caras que las Randolph Aviator «básicas», que parten de los 219$.

La excusa que dan desde RE es conmemorar el 45 aniversario de la fundación de la compañía, evento que ocurrió en 1973, y que es la razón de que las patillas lleven ese año inscrito, y que en parte explica porqué son una serie limitada. También se dice que el motivo pueda ser la película de El Turista, en donde John Christopher Depp II (Johnny Depp) luce unas Randolph Engineering Aviator con cristales azules.



Es sorprendente la de «product placement» que hay de Randolph en el cine y la televisión. No se sabe si pagado o gratuito. Lo que sí es importante, es que Depp, además de Robert Downey Jr. entre otros, han escogido esas gafas para su vida privada, y eso sí que es más relevante. Curiosamente con lentes en color azul como las American Optical Original Pilot Fashion.



Sin embargo, su principal atractivo es la montura, que en este caso es de una aleación de níquel, pero con chapado de oro blanco rodiado para aumentar su durabilidad y flexibilidad. Como dato curioso, la cotización del rodio es algo superior a la del oro, que ya es caro de por si. Hay remarcar que en Randolph usan baños con metales preciosos con estándares de joyería de alta calidad. Comparado con la industria no joyera, esto supone que son hasta cinco veces más gruesos, de manera que se garantice su durabilidad, y la resistencia a los arañazos. Otro aspecto interesante, y que en este caso es compartido por el resto de sus modelos, es el proceso metalúrgico que se lleva a cabo íntegramente en su fábrica de Massachusetts.

Un dato que pasé por alto, es que su estuche rígido está recubierto de piel natural. Algo muy poco común hoy en día y que de nuevo le aporta distinción y exclusividad.

Algunos detalles más, hacen a esta variante diferente al resto, por ejemplo las plaquetas son de titanio en vez de material plástico. Pesan casi lo mismo, y son casi eternas. O el packaging, que ha abandonado el espectacular tono dorado del interior para incorporar un más discreto color negro.







La dotación completa con la que viene incluye una tarjeta conmemorativa con el aniversario de Randolph Engineering USA, son de esos detalles que me gustan, y que demuestran que la marca se esfuerza por estar a la altura. Sin embargo, echamos en falta algo más tangible. Quizás el bonito kit de mantenimiento (Equipment Maintenance Kit) que incluye una herramienta metálica de ajuste, y unas plaquetas y tornillos de repuesto. Al fin y al cabo, lo venden a menos de 9$ que es un precio despreciable en comparación con el total.





La nueva web de la marca, se ha ido adaptando también al resto de cambios de imagen. Ahora potencian el Made in America que me parece bien, aunque considerando que México también es América no se lo que pensaría Donald Trump a este respecto.

No quiero repetirme, porque en Randolph Engineering Aviators ya os expliqué la historia de la marca y los excelentes parámetros de calidad y durabilidad que utilizan. Así que dejadme solamente que os muestre algunas fotografías donde, ya a simple vista, apreciaréis el buen hacer de estas gafas.













Debo admitir que el precio que pone el fabricante estadounidense es un tanto elevado, y si en parte no fueran un capricho, diría que muy alto. Si se compara con lo que cuesta el mismo modelo de metal (279$/219$) o incluso bañado en oro (299$/239$) los 349$/289$ son demasiado.





Por suerte, en PilotVisual siguen poniendo bastante de su parte, y se pueden comprar a 279€/239€. De hecho, según me comentaron, , mi pedido a la fábrica fue de hecho el primero que se envió a Europa, así que bueno, además de ser una serie limitada, he tenido el cierto orgullo de ser el primero del viejo continente en apostar por ellas.



Deja un comentario