Ya comentaba en el anterior Safari y SunSpider, que el magnífico rendimiento en Javascript de Safari en el test de SunSpider, podía estar positivamente influenciado por el hecho de ser el test de referencia durante el desarrollo.

A raiz de las optimizaciones en el dibujado de la última beta de Opera, he ejecutado el DHTML performance test 1, en los navegadores más populares de 32 bits para Windows.

El proceso ha sido ejecutarlo, dejando que aumentase el número de puntos, hasta que la velocidad de dibujo bajara a los 55 FPS.

Estos han sido los resultados obtenidos:
Opera 9.50 (Beta build 9864): 55 FPS @ 210.
Internet Explorer 7 (7.0.6001.18000): 55 FPS @ 125.
Safari 3.10 (WebKit 523.13): 55 FPS @ 85.
Firefox 3 (Gecko/2008030402): 55 FPS @ 40.

Como podemos ver la nueva versión de Opera es casi el doble de veloz que el inmediato seguidor, sorprendentemente Internet Explorer. Safari se queda en unos discretos 85 puntos, y Firefox a pesar de las optimizaciones de Javascript, es 6 veces más lento que Opera.

Este test, no valora solamente la velocidad de Javascript pura, sino también la eficiencia en el manejo DOM, y el dibujado en pantalla, lo que explica relativamente estas diferencias. Sin embargo, nuevamente lo más importante es que probablemente éstas pruebas hayan sido tomadas como referencia en el desarrollo de Opera, lo que desvirtuaría los resultados.

Al final, podemos llegar a caer en el fallo de optimizar software para un benchmark determinado, como ya ocurriera con los drivers para GPU en su día.