Hoy vamos a hablar del disco duro SSD Kingston SSDNow A1000 240GB M.2 NVMe. Este modelo ofrece un alto rendimiento a un precio asequible por lo que puede ser una excelente opción si buscas una solución de almacenamiento para tu equipo sin gastarte grandes sumas de dinero.



Para que te hagas una idea de las características de este disco duro aquí tienes una pequeña ficha técnica con los datos más relevantes que puede que necesites consultar:

  • Factor de forma M.2 2280
  • Interfaz NVMe™ PCIe Gen 3.0 de 2 carriles
  • Capacidades 240 GB, 480 GB y 960 GB
  • Controlador Phison E8
  • NAND 3D TLC

Lectura/escritura secuenciales:

  • 240 GB — hasta 1.500/800 MB/s
  • 480 GB — hasta 1.500/900 MB/s
  • 960 GB — hasta 1.500/1.000 MB/s

Lectura/escritura aleatoria 4K

  • 240 GB — hasta 100.000/80.000 IOPS
  • 480 GB — hasta 100.000/90.000 IOPS
  • 960 GB — hasta 100.000/120.000 IOPS

Como seguramente habrás advertido, este disco cuenta con una memoria NAND 3D TLC. Por supuesto, este es uno de los motivos del buen precio de este producto de Kingston. Las memorias MLC son las más apreciadas tanto por su durabilidad como por la experiencia de usuario que proporcionan pero hay que decir que esa diferencia de calidad suele traducirse en un precio final más elevado.

En cuanto a las velocidades de lectura cabe destacar que el disco duro SSD Kingston SSDNow A1000 240GB M.2 NVMe llega a velocidades de lectura y escritura de hasta 1.500 MB/s y 1.000 MB/s1 respectivamente.

En otras palabras, la unidad de almacenamiento de la que estamos hablando es dos veces más veloz que las SSD basadas en SATA y la diferencia se dispara si comparamos el Kingston SSDNow A1000 con otros discos duros más convencionales.

Las principales ventajas de este producto en concreto son tres: su capacidad de respuesta, su latencia ultra baja y su rendimiento. Y tampoco hay que dejar de lado la eterna cuestión de la temperatura cuándo se habla de componentes informáticos.

El Kingston SSDNow A1000 se mantiene a unos 28ºC en reposo y no sobrepasa los 35ºC a plena potencia. Claro está que esto ocurre a temperaturas ambientales suaves pudiendo variar ligeramente en los meses de verano más calurosos.

Por otro lado, este disco no tiene piezas móviles. ¿Y cómo puede influir esto en la valoración de la calidad del producto? Muy sencillo. Al no ser una unidad mecánica tiene menos probabilidades de estropearse y funciona de un modo mucho más silencioso.

Otro punto a favor del disco duro que nos ocupa hoy es su gran resistencia tanto a las vibraciones como a las posibles sacudidas. Ni que decir tiene que esta circunstancia convierte este producto en una buena opción si estás buscando piezas para un portátil, por ejemplo.

Y si hablamos de portátiles no podemos dejar pasar la oportunidad de resaltar que la eficiencia energética de este disco permite aumentar la duración de la batería de esta clase de dispositivos. Algo nada desdeñable si vas en viaje de negocios o te ves obligado a trabajar fuera de la oficina.

En general, esta unidad de Kingston resulta especialmente útil en los equipos con poco espacio de almacenamiento los portátiles pequeños, por ejemplo. Optar por una instalación completa o usar el SSDNow A1000 como disco duro externo es elección del consumidor, por así decir.

Aunque esta reseña haya despertado tu interés todavía queda por comentar un asunto importante: el precio. En Costo Móvil puedes hacerte con este disco duro para tu equipo por unos 48 euros aproximadamente. No se puede negar que es una cifra competitiva.

En suma, el precio y el hecho de que se trate de una memoria SSD M.2 son aspectos positivos. ¿Pero esos 240GB de capacidad no se quedarán demasiado cortos? Esta última pregunta tiene truco porque, como siempre, todo depende del uso que le des a tu ordenador.

Este disco Kingston te permitirá realizar correctamente la instalación del Sistema Operativo y de muchas otras aplicaciones para uso domestico. Es decir, que si eres un adicto al gaming los 240GB no serán suficiente para ti pero si lo que buscas es un complemento para poder realizar las tareas más básicas y comunes en tu ordenador no hay motivo para que haya dificultades. Ver vídeos, fotos o trabajar con diferentes tipos de documentos Office son sólo algunos ejemplos de lo que puedes hacer con tu equipo instalando este disco duro.

Costomovil.es