Durante el proceso de betatesting en Safari 3, los resultados dejaron bastante que desear.

Con la versión estable 3.1 entre manos, parece que las cosas han cambiado radicalmente. A pesar del elevado consumo de recursos, y el peculiar interfaz de usuario MacOS-like, Safari para Windows es ahora un navegador bastante estable, sobre todo comparado con su juventud, y sobre todo, con un elevadísimo rendimiento Javascript, que supera a Opera, las últimas versiones de Gecko.

Para comprobarlo, he recurrido al test sintético de rendimiento Javascript SunSpider. Estos han sido los resultados obtenidos:

Internet Explorer 7.0 x86 (6001.18000)
Total: 27236.0ms +/- 4.1%.

Internet Explorer 7.0 x64 (6001.18000)
Total: 22548.6ms +/- 1.8%.

Firefox 3.0a8 x64 (Gecko2007090213)
Total: 8538.0ms +/- 1.1%.

Opera 9.50 beta (build 9841)
Total: 6725.0ms +/- 1.4%.

Seamonkey 2.0a1 x86 (Gecko/2008030402)
Total: 4720.0ms +/- 0.3%.

Safari 3.1 (525.13)
Total: 3722.6ms +/- 2.5%.

Impresionante, ¿verdad?
Bueno, en realidad no tanto, ya que SunSpider, es el test de rendimiento que usa el equipo de desarrollo de WebKit (el motor en Safari), y que utilizan como referencia para mejorar rendimientos. Como decía al principio, es un test sintético, que si bien es indicativo del buen rendimiento de JS en Safari, no es determinante en el mundo real.

Por supuesto no estoy diciendo que la velocidad de Javascript en Safari sea lenta, todo lo contrario, resulta muy prometedor, y si todo sigue a este ritmo, en un año puede estar plantando cara a otros navegadores. Sin embargo es cierto que en aplicaciones reales, probablemente Opera, o quizás las últimas betas de Firefox 3, tengan mejor rendimiento en Javascript.