Series y modas

Si seguís los comentarios de series, habréis ido dándoos cuenta como estamos ante una cierta crisis televisiva.

Me refiero a títulos decepcionantes como Las Chicas del Cable o El Último Hombre en la Tierra. Recuerdo agradables descubrimientos en el pasado como Stranger things, The great train robbery, Extant, Halt and catch fire, Continuum, Almost human, Último destino (Last resort), Black mirror, Virtuality, The Event, Sherlock, Maestros de la ciencia ficción, The Nine, Babylon 5, Terminator: Las crónicas de Sarah Connor, Smallville, Painkiller Jane, Battlestar Gallactica, Desafío Total 2070, Odyssey 5, Abducidos, o Alerta Cobra. Muchas de ellas series con poco éxito comercial, y algunas de ellas, que llegaron a cancelarse.

Entre toda la programación poco interesante, me he topado con dos joyas especiales. La primera es Dimensión 404, un homenaje a la Dimensión Desconocida, pero mezclando aspectos tecnológicos con ambientaciones muy de los 1980 y 1990. En segundo lugar, Incorporated, una serie de televisión, con grandes dosis de Johnny Mnemonic y Neuromante, que nos plantea un futuro relativamente distópico, pero a la vez muy verosímil, y con una base muy fundada.

Ambas han sido canceladas, y es que el mundo de las series televisivas, es una apuesta arriesgada. Son inversiones a corto plazo, y si no obtienen la audiencia esperada, se cancelan sin ningún remordimiento. A veces los proyectos se cancelan por falta de calidad, pero muchas otras, por tendencias o modas. La ciencia-ficción, está de capa caída en lo que al público respecta, y aunque siempre vuelve, de momento la acogida no es tan buena como nos gustaría.

Así nos quedamos, a dos velas, con la única esperanza que el pasar del tiempo las pueda convertir en series de culto como Firefly, o que incluso se retomen de aquí a unos años.



14 comentarios en “Series y modas”

  1. Simplemente, hay demasiadas opciones, demasiados canales, que se reparten el mismo público, y los mismos comerciales. Y los precios de producción siguen igual.

  2. aparte de lo que dice Kabe, creo que el gran problema es que la gente cada vez es más difícil de sorprender. Ahora hay mucho videojuego, cine en 3D, etc. etc., es muy complejo hacer una serie de ciencia-ficción y que triunfe. Ves Galáctica hoy (la original) y te da risa, y un buen guión de ciencia-ficción es muuuuy complicado. Excepto para los incondicionales como nosotros, que podemos ver «cualquier cosa» (bueno, yo de esas series casi no conozco ninguna, -excepto Babylon 5, hace mucho que no veo televisión), impresionar al público de hoy creo que es bastante complejo.

  3. Tienes razón, bianamaran. A veces la nostalgia nos hace olvidar que muchas de las cosas que nos gustaban antes era por falta de opciones como esas revistas horribles para niños

  4. Kabe, eso es justo lo que pretendía explicar. Que una buena serie triunfe o no, más que de su calidad, tiene que ver con la suerte y la oportunidad. Así tenemos series que han sido un fracaso, y luego al volverlas a emitir, se convierten en de culto, o en un éxito. Por ejemplo Firefly. Del mismo modo hay otras, que son un éxito rotundo, pese a sus grandes deficiencias, por ejemplo Perdidos/Lost. Hay demasiadas cadenas, demasiadas franjas horarias, y muchas veces, lo mejor no triunfa, y es cancelado.

    No es nada fácil un buen guión de ciencia ficción, que además envejezca bien bianamaran. Destacaría la película 2001, que pese a tener casi 50 años, es excelente en cuanto a guión (A.C. Clarke), y en cuanto a película (Kubrick). Galáctica Estrella de Combate, es un ejemplo de buen guión, pero que no ha envejecido nada bien, debido a las limitaciones de presupuesto.

    Me recuerda mucho a «La dimensión desconocida», donde lo importante era la historia, que se filmaba con 4 duros, bueno dólares. Cuando haces algo sin pretensiones, pero con una idea brillante, eso acaba perdurando. Hoy en día, es justo lo contrario. Efectos especiales, acción, pero una base que no aguanta nada.

  5. Sin olvidar que, en cuanto a ciencia ficción, los costos de producción son más altos, por lo que no basta con que sean un éxito a secas, sino que deben ser un superhit. Por eso, series como Shield y Agente Carter, siempre están «en la burbuja»

  6. Ciertamente Kabe. Según se dice, para que una serie con esos presupuestos sea rentable hoy en día, debe tener cierto éxito, al menos durante los 5 primeros capítulos. A partir de ahí, son beneficio puro. Lo que explica porque series con presupuesto, van alargándose hasta llegar al sinsentido.

  7. Eso de los primeros 5 capítulos no creo que se aplique a las series de ciencia ficción, sino a las comedias, donde los primeros capítulos absorben el gasto de la creación de sets. En las futuristas, los efectos especiales siempre son caros.

    Ciertas series, aunque exitosas, son canceladas a partir de la 4ta y 6ta temporadas: la manera en que estan firmados los contratos, y los sindicatos de actores y escritores, obligan a un aumento de sueldo considerable al llegar a esas temporadas. Así que si la serie estaba en la «raya», el aumento «repentino» obliga a cancelar.
    Tambien funciona con el efecto contrario: 100 capítulos se considera el número mágico para llegar a la «sindicalización», que es una subasta que «libera» a la serie para ser vendida y pasada a sindicatos de cadenas pequeñas y locales en todo EEUU. Esa subasta implica una millonada para las cadenas, por lo que si tu serie tenia 85 capítulos, es probable que la renueven como sea para llegar a los 100.

  8. Dices unas cosas Kabe que no tenía ni idea. Gracias por el aporte. La verdad que lo de los 100 capítulos, me ha soprendido. Tiene mucho sentido, que siendo producciones de USA, los sindicatos tengan tanto peso, pero a decir verdad, nunca me había llegado a plantear hasta que punto.

    Me ha gustado mucho, lo de los incrementos de sueldo, que pueden hacer que una serie llegue a cancelarse, porque con el paso del tiempo, la audiencia no crezca tanto como los salarios que el sindicato establece que deben cobrar los actores.

    En cambio, no estoy tan de acuerdo en cuanto a los presupuestos de series de ciencia-ficción. Porque una vez tienes los escenarios, los decorados, y la ropa, algo que necesitas casi completamente durante los primeros capítulos, el resto de efectos especiales, son en su mayoría generados por ordenador. Algo que ahora, debe ser tremendamente barato.

  9. Los 100 episodios son importantes, por que las series «sindicalizacionadas» son vendidas para pasar como repeticiones diarias, no semanales como cuando eran de estreno. 100 episodios garantizan 20 semanas sin repetir, de lunes a viernes.
    La «comedia» «Rules of Engagement» es un buen ejemplo. A pesar de no tener un rating que los llevara a renovar, y a pesar de que había una escalada de sueldos en la 7ta temporada, fue renovada para una séptima temporada de 13 episodios… por que las primeras 6 sumaban 87 episodios.
    Respecto a los costos, viendo una lista online, 7 de las 10 series con un costo de producción por capítulo mas alto de la historia son de época o de ciencia ficción. Las 3 excepciones son Frasier, ER y Friends, cuyos costos se disparan por sueldos a las estrellas.
    Otro factor en la rápida cancelación de las series es que el modelo actual de producción separa al creador/generador/productor, de la cadena. La cadena ya no es dueña del programa, y al vender o sindicalizar, solo le queda una parte.

  10. Nuevamente te felicito por tu reflexión Kabe. El tema de que el control deja de estar en manos del creador para pasar a formar parte de la cadena, explica muchísimas cosas. Las cadenas buscan negocio, en vez de implicarse en un proyecto artístico, de modo que al no salir los números, se cancela, y a por otra.

  11. Respecto a que los sindicatos «controlan» el aumento al salario, tienes que tomar en cuenta que los actores estan amarrados por las primeras 3 temporadas (por lo menos) de una serie, sin importar el éxito de la misma, o del actor en lo individual, y que si por la cadena fuera, el salario nunca aumentaría. Así que la «conquista sindical» de obligar al aumento es la única manera de mantener cierta paridad entre las partes del contrato. Si lo piensas un poco, alrededor de la tercera temporada en cuando la «estrella» gana el rol de «productor ejecutivo», que es para asegurarle regalías a futuro con la sindicalización, aunque el actor no haga nada respecto a la producción . Lo anterior es por que ese es el momento justo para irse a la yugular, por que de ahi, será hasta la siguiente negociación, en 2 o 3 años. O sea, que para «hacerle justicia» a los actores, estos, por mas estrellas que sean, necesitan que los apoye el sindicato, por que la amenaza de una persona no va a quitarle el sueño a las televisoras. Por esto también, es que ningun actor, aun necesitando el trabajo y aun cuando el programa fracase, va a aceptar renovar por menos dinero: sería echarse encima a todos sus colegas.

  12. Claro. Supongo que ocurre como en todo. Si nadie presiona, al empresario/cadena, le interesa pagar lo menos posible, y al empleado/actor, cobrar lo máximo posible.

    Sería curioso ver, que ocurriría sin sindicato de actores. Es decir, imaginemos que el protagonista o un secundario, amenaza con dejar la serie en pleno éxito si no le aumentan el salario. Se lo subirían?

  13. Ha pasado varias veces, Guti. Charlie Sheen (bueno, lo de el fue mas por locura), Grace Park y Daniel Dae Kim (esta sucediendo en este momento), Suzanne Sommers, Johnny Depp (aunque esto fue mas bien un favor, ya que Depp quería irse y el histórico Stephen Cannell nomas hizo la pantomima de no llegarle al precio), David Caruso, Farrah Fawcett, David Duchovny, y Clooney

Deja un comentario