A la hora de protegernos mientras navegamos por internet, la forma tradicional de hacerlo, es bien usando un hardware específico, o a nivel de software usar un programa dedicado a protegernos.

Este tipo de programas, ya sean especializados, como más genéricos tipo suites de seguridad, indudablemente van a consumir una parte de los recursos del sistema para analizar los sitios visitados, tanto en cuanto a memoria, como CPU y espacio en disco.

Sin embargo, contamos con alternativas, que no van a tener ningún impacto para nosotros. Una de ellas son los servidores de DNS seguros.

Su funcionamiento es bien simple, en vez de usar un servicio de DNS, habitualmente proporcionado por nuestro ISP, usamos un de estos. Cada vez que nuestro ordenador deba resolver un dominio de un site, para conectar a su IP, el servidor de DNS, se encargará además de prevenirnos en el caso de que el site no sea seguro.

Comodo Secure DNS
8.26.56.26
8.20.247.20

Norton ConnectSafe DNS
198.153.192.1
198.153.194.1

Norton ConnectSafe DNS (Seguridad -malware, phishing, scam-)
199.85.126.10
199.85.127.10

Norton ConnectSafe DNS (Seguridad + Pornografía -contenido sexual explícito-)
199.85.126.20
199.85.127.20

Norton ConnectSafe DNS (Seguridad + Pornografía + Otros -tabaco, alcohol, juego, violencia, …-)
199.85.126.30
199.85.127.30

Google Public DNS
8.8.8.8
8.8.4.4

Neustar DNS Advantage
156.154.70.1
156.154.71.1

OpenDNS
208.67.222.222
208.67.220.220