Skmei es una marca relojera china fundada en el año 2010 propiedad de Guangzhou SKMEI Watch Co. Ltd.. Aunque desde hace años era conocida por los aficionados a la relojería que la obtenías por vías paralelas como eBay, Aliexpress y similares, desde hace un año aproximadamente se está popularizando entre el público en general.

Skmei produce relojes baratos, y de calidad media, aunque a diferencia de Parnis se especializa en los relojes de cuarzo.

Empezó creando homenajes de relojes conocidos, sobre todo de Casio. O sea que no eran falsificaciones, porque lucen la marca SKMEI en vez de Casio. Un hecho que es éticamente cuestionable, pero que no es nada nuevo, basta referirse a los Marea Sport (M-91W) o los Marea Cool (M-158W). Repasando mentalmente los modelos, podemos empezar por ese Skmei 1123 (Casio A-168W);
1134 (DW-5600E); 1412 (F-91W); 1299 (AE-1200); 1345 (LA-680W); 1338 (A-500W); 1413 (F-94W); 1328 (B-640W); 1381 (DB-36); 1337 (A-178W); … Incluso tienen “sus” modelos premium GMW-B5000D, GW-9400 etcétera. No pensemos que tienen manía a Casio, porque puestos a inspirarse, también hay de Nixon o
Suunto.

Relojes que copian, o mejor dicho, se inspiran mucho en los superventas de Casio Collection. A saber: F-91W, F-84W, F-105W, W-59, W-86, A-158W, A-159W o A-168W.

Unos relojes digitales que bien sean de resina, o bien de resina con acabado metálico nos recuerdan a los relojes vintage de Casio, y siguen estando de moda. Obviamente en cuanto a calidad no tienen nada que ver con clásicos como el W-780, pero todos se apuntan al carro de aprovechar su éxito. Bueno, se apuntan todos, salvo curiosamente la propia Casio.



GéneroHombres
CajaAleación de zinc. 33mm de diámetro y 9mm de alto
Botones3 de acero inoxidable negro
EsferaLCD
BiselResina
CristalResina
IluminaciónEL (Electroluminescente)
TraseraAcero inoxidable atornillada
CorreaAcero inoxidable de 16mm.
FuncionesHora, minutos, segundos, día de la semana, día del mes, cronógrafo, alarma y señal horaria
Resistencia al agua3 ATM
Peso56g
ComplicacionesCalendario programado
PrestacionesN/D
OrigenMade in China
Garantía
PVP298 yuan (37€). Oferta 8€
DistribuidorSkmei Watch / eBay

Presentación

Skmei como fabricante chino, o mejor dicho Guangzhou Skmei Watch Co. Ltd usa el empaquetado de sus compañeros asiáticos que venden por volumen (Bulk u OEM). La habitual bolsita de plástico de los relojes chinos vendidos de ese modo. Viene bien protegido con plásticos cubriendo el armis, así que salvo la pobre apariencia, nada que criticar a este respecto.





Diseño y construcción

Lo que han hecho con el Skmei 1123, es producir variantes que en la propia Casio no existen. Muchos nos quejamos de las desastrosas cajas de resina pintadas, que con el simple roce acaban totalmente desgastadas. Skmei lo ha solucionado con una caja de metal. No penséis que es acero inoxidable, porque no es el caso, es una aleación de zinc, una solución mucho más barata que el acero, pero que ya es más que el simple plástico pintado que nos ofrece Casio. Nuestro protagonista tiene el bonito color azul como indica su denominación Skmei 1123 Blue. En algunas tiendas lo denominan Vogue, imagino que el motivo es enfatizar su personalidad de moda.



Supongo que para mantener el precio bajo, continúan con un cristal de resina en vez de reemplazarlo por uno mineral. Mantienen también la resistencia al agua de 3 ATM (30M) que ofrecen la mayoría de Casio. Por ejemplo Marea la aumentó hasta los 50M.



El diseño del frontal, y opino subjetivamente, no está tan equilibrado en cuanto al reparto de las leyendas, pero sigue siendo bonito. Los botones son de color negro, a juego con la máscara frontal. Es una solución estética que no me gusta demasiado, puesto que es la única variante en la que ocurre. Visto ahora, tal vez hubiera debido adquirir la versión en negro.

Los botones se pulsan fácilmente, con una buena sensación, aunque al menos en mi unidad el correspondiente a la luz estaba algo más hundido que los otros.

El armis es de acero con eslabones huecos como el de Casio. Pero ya en apariencia se ve algo inferior en cuanto a calidad. El cierre ajusta muy bien, y tiene más detalles de los que cabría esperar. Sin embargo cuando lo analizamos con más detalle, vemos que el cierre ajustable está hecho de latón, algo que la marca no indica, y que probablemente quiera decir que hay más elementos que no sean acero.



La trasera es de acero inoxidable atornillada, similar en diseño a la de Casio, pero con unos grabados algo más atractivos, y que además nos recuerdan el modelo de pila que monta de cara a que podamos comprarla antes de abrirlo.



El principal atractivo no obstante es que mientras Casio dependiendo del modelo, les fija un precio de 35€ a 66€, y Marea lo hace a 29,90€; Skmei no establece solamente un precio recomendado de 298¥, unos 37€ al cambio, pero no un mínimo. De esa forma, podemos conseguirlo en eBay a partir de 7€. Que el precio recomendado, o sea, el que vemos en la etiqueta sea tan alto en comparación al precio real, sólo se explica por una táctica comercial. Como ya viéramos en el Starking AM-0184, poner una etiqueta de elevado valor tiene a dar prestigio al modelo.



En algún sitio también he leído que el cristal está endurecido. A mi no me lo parece, o no me lo parece más que un cristal de plexyglas como el que montan en Casio. La única duda que me queda es respecto a la duración de su recubrimiento azul, pero para eso, deberemos esperar.



Módulo

El módulo en su interior es un módulo bastante básico en un reloj digital, pero más que suficiente, incluye cronógrafo, calendario programado, señal horaria, y alarma. Funcionalmente es idéntico a los 590, 593 o 1572/1275 de Casio, con la salvedad que como en otros clones o F-91W falsificados si apretamos durante dos segundos el botón de 12h/24h no aparecerá la palabra Casio.

La publicidad indica que el módulo está importado de Taiwan, no es mucho decir, Taiwan es china, y al final el resultado puede ser bueno, malo o regular. También declaran que la pila es japonesa, una CR-2016. Sin embargo, nada se dice acerca de su duración, o de la precisión del módulo. En otros modelos, sus prestaciones son más bien discretas, no son pésimas, pero no llegan a los +/- 30 segundos/mes que nos garantiza Casio. En ellos se quedan en unos tolerables +/- 45 segundos/mes de precisión. También de otros modelos se obtiene que la duración de la pila es de 4 años con un uso intensivo (12 segundos de luz, y 60 segundos de alarma al día), lo cual la haría rendir hasta los 5 o 6 años, una cifra cercana también a la de Casio, pero que no la mejora.

Desgraciadamente y según mis mediciones, nos encontramos con un desfase mensual muy malo, y que ni siquiera cumple esas especificaciones. Entorno a 1 minuto de adelanto al mes. Diez veces peor de lo que da mi F-91W. Un inconveniente que lo convierte en un reloj de cuarzo inusable.

La electrónica es el talón de aquiles de los relojes chinos, el punto donde más deben mejorar puesto que en construcción externa son capaces de fabricarnos una caja de acero inoxidable con cristal de zafiro y venderlo a 20€. El 1123 cumple con su cometido. He medido un desfase de unos 30 segundos/mes, dentro de sus especificaciones, y en términos prácticos, inferior a los +15 segundos/mes que suele dar un F-91W, pero que lo hace utilizable.

Un rasgo muy atractivo es la luz, en este caso es electroluminescente (EL), que cuando se activa invierte el LCD y que es algo que no tiene el “original”. Por supuesto también importada, pero no dicen de donde.



El desastre es en el manual de instrucciones, una hoja que explica lo básico, y que sin lugar a dudas el peor que he visto en mi vida, y que la marca ofrece para descargar aquí (1 Mb. en formato Word). Habéis leído bien, lo proporcionan en formato DOC, supongo que así el usuario puede corregir las faltas de ortografía que contiene. Para acabarlo de rematar, está compuesto tomando como plantilla la de otro modelo, el BL-6315, y editado con una versión pirata de Microsoft Word, registrada a nombre de Microsoft.



Sensaciones

Un diseño reconocible y old-school con unos colores que llaman la atención lo convierten en un reloj diferente y agradable de llevar. Sigue siendo muy ligero y gracias a sus compactas dimensiones es cómodo de vestir.

Las inscripciones en la esfera son de un tono metalizado que generan un bonito juego cromático con la luz, pudiéndolas incluso ver casi como si fueran de color negro.

Todo queda empañado cuando nos damos cuenta que solamente es un bonito adorno. Un reloj que no mantiene la hora con precisión, nos hace que dejemos de usarlo en seguida. Los componentes de latón del brazalete, algo que nadie indica, me hacen dudar también del resto. ¿Será inocuo para la piel? ¿Producirá alergias?

Conclusiones

Es una pena que Skmei no haya cuidado más los detalles básicos. El módulo y la construcción, porque además de un color bonito, es lo que buscamos en un reloj. Aunque ello implicara venderlo al doble de su precio, tendría mucha salida.

Tenía esperanzas con esta marca, una firma china que si lo hacen bien, son imbatibles en cuanto a calidad-precio, como ya vimos con Parnis. Sin embargo, para tener algo así, que no soluciona nada, mucho mejor gastar esos 10€ aunque sea en un F-91W de resina, que al menos dará la hora correctamente, y no nos producirá alergias.

Habrá que seguir esperando a tener un digno rival en el sector de los digitales básicos, porque Skmei no lo es.% más que el Skmei.









▲ Más▼ Menos
Excelente precio
Variantes no disponibles en Casio
Caja de metal
Precisión nefasta
Armis mejorable