Esta mañana, de camino al trabajo, y aprovechando que estábamos parados en un túnel de la Ronda de Dalt, he podido fotografiar el termómetro del coche. -1 ºC, aunque saliendo de casa, y sin estar a cubierto ha llegado a -2 ºC. Los grajos volaban muy bajo…

El caso es que después, Ernest me ha enviádo una foto de la estación meteorológica de su casa en La Roca. -9,8 ºC. Seguro que en su pueblo los grajos volaban rasante…