Tuvieron que convencerme para migrar a Git, y lo cierto es que ahora que lo conozco, a pesar de estar lejos de ser un fan boy, reconozco que me gusta. Tienes mucha información al respecto, así que sólo citaré la cantidad de posibilidades que ofrece, así como el elevado rendimiento que da comparado con Subversion.

El principal reto que tiene Git, es un frontend que nos permita gestionarlo de forma sencilla. Hace años cuando lo miraba, podías elegir entre usarlo por linea de comandos, o bien el limitadísimo TortoiseGit, que no llegaba ni a la altura de los zapatos de TortoiseSVN.

Sin embargo, cuando me dieron a conocer SourceTree de Atlassian, los creadores de Confluence y Jira; la cosa cambió bastante.

SourceTree es un frontend gratuito para Git, que está disponible para Windows y MacOS X, y que te permite hacer de forma muy sencilla casi todo lo que Git ofrece.

Al principio puede que su filosofía te resulte algo extraña, y está claro que su consumo de recursos no es en absoluto bajo, pero a cambio te ofrece una infinidad de posibilidades. Desde poder tener abiertos varios repositorios al mismo tiempo, integrados en el mismo entorno, hasta Gitflow, un asistente que facilita las operaciones más habituales con Git.

Soporta también Mercurial, y por supuesto se integra de maravilla con Bitbucket, pero también con Github.