Los primeros Strela (Flecha) se produjeron en 1959 desde la Primera Fábrica de Relojes de Moscú (1МЧЗ), montando un calibre 3017 de 19 rubís derivado del Venus 150. Era un reloj diseñado de cero, y que equipaba a los pilotos de la fuerza aérea soviética, por lo que no es de extrañar que fuera el reloj elegido también para los cosmonautas. De hecho en 1965, Alexi Leonov, llevó un Strela en la que fue la primera maniobra EVA de la historia, justamente unos meses antes que Ed White hiciera lo propio con el Omega Speedmaster. Sería utilizado en misiones espaciales hasta 1978 con Alexi Gubarev.

En ese sentido, competía con el Omega Speedmaster de 1969, un reloj que con su calibre Omega 321 (Lemania 2310/2320), estaba a la par del Strela. Recordemos que en esos años, los precios de Omega entre otros fabricantes, no eran ni de lejos los actuales. Era una rivalidad entre el mundo entre el mundo capitalista simbolizado por los suizos, y el comunista representado por la Unión Soviética.



Montaban tanto cajas de latón cromado, como una de acero inoxidable. Tenían y medían 38mm de diámetro sin contar la corona y 12mm de altura. Estuvieron disponibles con diferentes colores y diseños de esfera, incluyendo manecillas con y sin lumen.

A partir de 1964, los relojes de la 1FRM, serían identificados como Poljot (Полет) y a partir de 1966 las versiones de exportación como Sekonda, una denominación sobre la que también se vendieron Strelas. Desde 1974, Valjoux les ofreció la maquinaria y herramientas del calibre 7734. Sobre ese diseño, en Poljot le incrementaron los rubís de 17 a 23, e incrementaron la frecuencia de 18.000 vph a 21.6000 vph entre otros cambios, y produjeron en 3133. En 1976 vendría el limitado 31659 con parada de segundero.

Finalmente los Strela, dejarían de producirse en el año 1979, contabilizándose más de 100.000 unidades vendidas. Después en 1983, ponen el calibre P3133 a disposición de otros fabricantes, y lanzan nuevas variantes como los 31679 con fases lunares o el 31682 con día/noche. Se desarrolló también un derivado sin cronógrafo, denominado como P3105.

Mucho después aparecería Poljot International, con la reedición de los Strela 108, 204, 205, 208. La crisis económica hace que en 2008, la marca sea adquirida por un inversor ruso, y el resto pase a manos de un grupo de extrabajadores, que fundan Volmax, y fabrican relojes con las marcas Aviator, Buran, Sturmanskie y RChZ. A su vez, MakTime, se hizo en 2005 con la cadena de montaje de la 1FRM, y empezó a fabricar los calibres de Poljot. Así nos encontramos la primera reinterpretación de los Strela, que sería el Sturmanskie Strela de Volmax en 2009, montando ya los calibres de MakTime, y con mejores materiales que el original (44mm de diámetro, cristal de zafiro, fondo visto).

Luego vendría la alemana Strela Watch fundada en 2010 por el entusiasta de los relojes rusos Juri Levenberg, que lanzó el Strela Cosmos en 2011. Esta vez con esferas blancas, negras, grises o cremas. Inscripciones en alfabeto cirílico o latino, diámetros de 42mm o de 38mm, y con indicadores de 24h (calibre 31681) o sin él (calibre 3133). A su vez, mantenía e incluso mejoraba los materiales de su predecesor el Sturmanskie. Sin embargo, MakTime quiebra en 2012, por lo que Strela Watch entre otras marcas, se hacen con los calibres Poljot/MakTime disponibles y continúan su actividad.

De manera que el protagonista de hoy, sería la última reencarnación del Strela, un merecido homenaje. Está disponible en multitud de combinaciones, muchas de ellas ya agotadas. De hecho me gustaba más el Strela Cosmos (CO38CYW24h -1251B-) con el calibre Poljot/MakTime 31681 e indicador de 24h situado a las 6 y 25 rubís, pero su diámetro de 38mm se quedaba escaso para mi, así que opté por su equivalente de 42mm, pero prescindiendo de la subesfera de 24h, es decir, el CO42CYW con el movimiento Poljot/MakTime 31681 de 23 rubís. Resulta sorprendente que con tantas opciones, la que buscaba fuera de las pocas que no se produjera jamás. A saber: CO42LAB, CO42LAW, CO42CYB, CO42CYW, CO38LAB, CO38LAW, CO38CYB, CO38CYW, CO38LAG, CO38LAS, CO38LAB, CO38LAB24h, CO38CYW24h, …

El CO42CYW, es un reloj lleno de historia y leyenda. Quizás por eso, a simple vista, este Cosmos es un reloj que me enamoró, es elegante y diferente, y hacía años que quería tenerlo. Sin embargo, pensé que aparecerían nuevos modelos, y los precios se reducirían, pero ha sido todo lo contrario.

Se presenta en una maravillosa caja de madera firmada por Strela, que hace que nos sintamos en cierto modo especiales, con un reloj especial. Un reloj de pulsera poco frecuente, al ser una serie limitada y numerada a 400 unidades, que lo convierte en una pieza ciertamente exclusiva, tal como lo atestigua el grabado en la trasera (021 / 400) y su calibre también numerado (32687).



Mención especial merece la atención recibida por Julian Kampmann de Poljot24. Una actuación por encima de la de los suizos. Me asesoró, respondió a mis preguntas, y me hizo el envío de forma rapidísima. Además no sólo comprobó e inspeccionó personalmente el reloj antes de enviarlo, sino que también lo ajustó.

El paquete salió el mismo día que hice el pedido, y en menos de 24 horas, me fue entregado, un viaje de más de 1.300 km desde Munich, y un sobresaliente para el servicio de DHL Express.



El reloj tiene un diámetro de 42mm sin contar la corona, y una altura de 14mm, con un peso de 90g, incluyendo la correa de piel Strela de 22mm de ancho. El cristal es de zafiro ligeramente abombado. Es resistente al agua 3ATM (30M), y la corona es a presión (sin roscar). Si analizamos la esfera en profundidad, tendremos más detalles:



Aparecen las palabras тахометр (Tachymetre) y телеметр (Telemeter), es decir, que su escala graduada, nos permite realizar cálculos de velocidad y distancia. Luego tenemos la marca Стрела (Strela), junto información del movimiento, como el número de rubís 23 камней (23 jewels), y su capacidad cronográfica: Хронограф (Chronograph). Finalmente nos encontramos a mi modo de ver las más interesantes, un Кл I (Class I), que era utilizado antiguamente por Poljot para marcar aquellos modelos que con una calidad superior, serían destinados a la exportación, a modo de insignia de calidad como en los Raketa. Por último nos encontramos el России Механизм (Russian Mechanism). Algo que nos indica que la maquinaria es rusa, pero que el reloj no lo es, aunque sea un homenaje, pues como habéis visto, tiene más de reloj alemán, que ruso.



Como vemos es un cronógrafo bicompax (2 registros). A las 9, tenemos el segundero pequeño, ya que como sabéis el del cronógrafo será la aguja grande o trotadora, y a las 3 nos encontramos el totalizador de hasta 30 minutos. Situado entre las 4 y las 5, tenemos la ventana del fechador para día del mes. La sensación al darle cuerda, es muy agradable, gracias a la suavidad con la que se trabaja con la corona de gran tamaño. El lumen es bueno en cuanto a intensidad y duración, pero escaso. Su superficie es pequeña, y solamente se aplica a la aguja horaria y minutera, y a los índices del 12, 3 y 9.

La trasera es preciosa, decorada con los tornillos en azul, y dejándonos ver la maquinaria a través de un cristal mineral de exhibición.



El reloj está bien construido, y los acabados no tienen ninguna pega, ofreciendo 2 años de garantía. En cuanto al calibre, la parte más histórica del mismo, pero también la más floja, el Poljot 3133, no ofrece cambio de fecha rápido como tal (quickset), así que la forma de ajustarlo es como en los Vostok, usando el pseudo paso rápido moviendo las agujas entre las 10 y las 12 de la noche para avanzar un día. A diferencia de 31659, tampoco ofrece parada de segundero, pero seremos capaces de hacerlo, si giramos las manecillas en sentido antihorario al ajustar la hora.

He podido leer en diversos artículos que se afirma que los pulsadores del crono van duros, yo no he notado grandes diferencias con por ejemplo un ETA 7751. La reserva de marcha del calibre varía dependiendo la fuente que consultemos desde un mínimo de 42h sin el cronógrafo en marcha y 37h con él, hasta 51h, pasando por 45h y 48h. Unas cifras que oscilan entre lo que sería una autonomía normal, a buena. En mi caso, ha sido de 56h hasta que se ha detenido, una cifra muy alta.



La precisión documentada está en el intervalo de -10/+40 segundos por día. Un rango que podría considerar como normal tirando a bueno, y equiparable a otros calibres rusos, o japoneses de gama media. Con mi unidad he medido un desfase de -21 segundos/día. Bastante decepcionante, a tenor de que ni siquiera cumple las especificaciones del fabricante.



Viéndolo objetivamente, el precio es alto. Vendría a ser similar al del Tissot PRC-200 Automatic Chronograph, con un calibre ETA C01.211, que es superior al Poljot 3133. No sólo ofrece carga automática, sino corrección rápida de fecha al modo normal o resistencia al agua de 200M, y una precisión mucho mejor. Si tenemos en cuenta que los 3133 como ebauches, se vendían a menos de 50€, y que algunas voces dicen que en estos Strela la mayoría de fornituras son de origen chino (caja, cristal de zafiro, …), confirmamos lo desproporcionado del precio. Estamos comprando un capricho, un reloj que sin costar una cifra desorbitada, es muy exclusivo. Un calibre que no volverá a producirse, una presentación muy cuidada, y una producción escasa. Prueba de ello es que hace unos meses, costaba 665€, el mismo precio con el que salió al mercado en 2011, y ahora está ya a 745€.

Lo cierto es que si consideramos que incluye 3 correas RIOS 1931 Luisiana Crocodile Calf, unas correas artesanales Made in Germany, que valen algo más de 75€, podemos llegarlo a comprender. Nunca será barato, pero puede llegar a ser un lujo razonable.



Actualizado a martes 17 de enero de 2017. 20:21:
Aproximadamente 10 días después de tenerlo, empecé a notar un sonido de clic cuando daba cuerda al reloj. Parecía que fuera el tope de la cuerda, pero no era así. Era tan suave que fácilmente podía sobrepasarse, algo que tras preguntar a diferentes expertos del 3133 no era normal. El problema no ocurrió por maltrato, es decir, no es que saltara el tope, sino que parece ser que se había saltado el muelle de la corona.

Poco después, el problema fue a peor, el clic ocurría ya a las pocas vueltas de corona, hasta que finalmente, llegó a pasar con apenas una vuelta, lo que ocasionaba que el reloj no tuviera apenas reserva de marcha. Quizás esa carga defectuosa desde el principio, era el motivo de su falta de precisión, que era del orden de -25 a -20 segundos/día.

Contacté con Poljot24, les expliqué el problema, y les hice llegar el reloj. Tras mucho mirar, opté por hacer el envío por Correos, en modalidad de certificado y asegurado. Al llegar a la oficina, me indicaron que los envíos a Alemania no se podían asegurar. Curioso que la web dijera que sí. Con cierto temor, y para no perder más tiempo, lo mando entonces certificado y sin asegurar. Total de la broma 11€, mucho menos de los 40€ si hubiera estado asegurado, pero con bastante intranquilidad hasta que llegó. El envío tardó 8 días en llegar (6 días laborables) desde Barcelona a Munich. Asombroso viendo lo que consiguió DHL, pero al menos llegó sano y salvo.

Julian me ofreció cambiármelo por uno nuevo del lote que justo acababa de recibir de Strela Watch, que tendría en observación durante un par de días para asegurarse que todo funcionaba como es debido. Tres días después, me enviaba el reloj, de nuevo por DHL Express, y en menos de un día, lo tuve aquí (vía Munich-Leipzig-Barcelona-Hospitalet). ¡Menuda diferencia con Correos!

Al final, pasé a tener la unidad numerada 267/400, con el movimiento 94092, unidades mucho más recientes que la inicial. La precisión, mejora indudablemente al antiguo, y también mis expectativas, dando unos -6 segundos/día. Por las molestias, me ofreció gratuitamente la malla de acero o milanesa Molnija (9550), valorada en 25€.