Si como yo, utilizáis regularmente la herramienta de CRM Sugar, seguro que estáis encantados con sus buenas características, e indignados por sus comportamientos extraños. Y es que a veces Sugar es dulce, y otras amargo…

Sin embargo, con frecuencia, ¡Sugar nos persigue!