Os estaréis preguntando porque voy a hablaros del Suunto Core Regular Black cuando hace poco que pudisteis leer una review de los modelos más tecnológicos de la marca, el Suunto Traverse Alpha y la novedad, el Suunto 9 Baro. Pues la razón es muy sencilla, igual que en el caso del Casio GW-9400 contra GPR-B1000 “Rangeman”, por su precio.

Veréis, los Suunto Core, se pueden conseguir ahora en la tienda oficial por menos de 200€. El Core Gray Crush ha bajado de de 329€ a 197€; el precioso Core Alu Pure White con caja íntegramente de aluminio rebajado de de 429€ a 257€.

Finalmente escogí el modelo más convencional, el Suunto Core Regular Black, que a 299€, cuesta exactamente lo mismo que el Casio GW-9400.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaCompuesto. 49,1mm X 49,1mm X 14,5mm
Botones5 de plástico
EsferaLCD dotmatrix
BiselFijo de aluminio
CristalMineral
IluminaciónElectroluminescente
TraseraAcero inoxidable a presión
CorreaElastómero de 24mm. Cierre con hebilla
FuncionesHora, minutos, segundos, día de la semana, día del mes, mes, cronógrafo, temporizador, alarma, altímetro/barómetro/profundímetro, brújula digital, termómetro, salida/puesta de sol, alarma de tormenta
Resistencia al agua30M (ISO 6425)
Peso64g
ComplicacionesCalendario programado hasta 2099, modo automático, botones silenciables, funciones silenciables, bloqueo de botones, contraste modificable (hack)
Prestaciones1 año de autonomía. Pila de botón CR-2320 reemplazable por el usuario.
OrigenMade in China (Designed in Finland)
Garantía2 años
PVP299€
DistribuidorSuunto

Presentación

La caja de presentación sigue las lineas que ya conocemos de otros modelos de Suunto. Una caja exterior que es específica para cada variante, y que incluye una fotografía del modelo y sus características incluyendo sus dimensiones. Es decir, el exterior del Core Regular Black es diferente del Core All Black por ejemplo. Algo muy útil, y que ayuda a identificarlo fácilmente en las tiendas.





La caja interior también negra, es exactamente igual al resto de modelos, y cumple con su cometido. Cartón en color negro mate de procedencia reciclada.



El paquete contiene cuatro guías de uso rápido disponibles en más de 25 idiomas. Insuperable. Además, todas las guías contienen el idioma inglés, así que si perdemos alguna, siempre nos apañaremos con cualquier otra. Los detalles positivos no acaban ahí, y es que además desde Suunto Oy nos han incluido un par de trabillas de repuesto. Unas piezas que no cuestan casi nada, pero que como son proclives a engancharse o a romperse, nos pueden dar un disgusto. ¿Por qué no hacen lo mismo todos los fabricantes de correas de resina o caucho?



Aquí podéis descargar el Manual del usuario (851 KB. en formato PDF) completo en español. Finalmente llegamos a lo importante, el reloj propiamente dicho, el Core. Y es que sólo viéndolo en la almohadilla de su caja, ya nos hacemos a la idea de lo que tenemos delante.



Diseño y construcción

En Suunto han decidido reestructurar la gama Core. Así los modelos iniciales, se consideran ahora los básicos y se engloban dentro de la familia Suunto Core Classic (Core Ultimate Black, Core All Black, Core Black Red, Core Dusk Gray, Core Regular Black y Core Glacier Gray); los Suunto Core Crush con un bisel más sencillo, correas de silicona y tonos más coloridos (Core Graphite Crush, Core Blue Crush, Core White Crush, Core Gray Crush, Core Lime Crush y Core Coral Crush); y los Suunto Core Premium con materiales más exclusivos como las cajas de acero o aluminio y los cristales de zafiro (Core Brushed Steel, Core Brushed Steel, Core Alu Pure White y Core Alu Deep Black). Es decir, estamos ante uno de los modelos que ellos consideran básico, pero que por lo demás, veréis que está muy completo.

Tiene un diámetro de 49,1mm, unas dimensiones que aún siendo generosas, son las habituales en relojes deportivos o de outdoor. Sin embargo, visualmente parece mayor, en parte por lo diáfana que es la esfera y lo delgado que es el bisel exterior de aluminio. Por contra, es relativamente delgado 14,5mm de altura, menos que muchos G-Shock y similar a la de un Casio PRW-3100T.



El cristal es mineral, casi totalmente plano, y como el LCD es de color claro con mucho contraste y los dígitos son grandes, la legibilidad es estupenda. La cosa no queda ahí, porque el ángulo de visión es muy amplio, en Suunto no especifican la tecnología que tiene el panel LCD, pero debe ser STN. Se ve muy bien con cualquier tipo de luz y en cualquier ángulo. La información que nos da la pantalla principal es suficiente, pero dista de ser completa, faltando siempre algo importante, y que se confirma con el espacio blanco en la parte superior del display. La mayor parte es de matriz de puntos (dotmatrix), lo que le da un aspecto tecnológico como si fuera un La apariencia es la de un reloj inteligente, pero sin sus inconvenientes.



La caja es de material compuesto o composite, reforzado con fibra de vidrio, lo que lo hace un reloj muy ligero (64g) y a la vez muy resistente. Los cinco botones son de plástico y están bien diseñados. Tienen un tamaño lo suficientemente grande como para poderlos pulsar cómodamente incluso con guantes, pero al no sobresalir demasiado y ser redondeados (semiesféricos para ser más exactos), no es fácil pulsarlos accidentalmente. El reloj es resistente al agua hasta 30M, según la norma ISO 6425 aplicable a relojes de buceo o divers, y que es más exigente que la ISO 2281 de resistencia al agua que usan la mayoría de relojes, lo que explica que sea capaz de integrar un profundímetro.

La correa es muy ancha (24mm), en una linea que encaja a la perfección con el tamaño de la caja y de sus asas. Los finlandeses solamente nos dicen que es de elastómero, lo que quiere decir que es un polímero vulcanizado, que podría ser caucho, silicona o PUR. Es suave, flexible y muy agradable al tacto. En la muñeca es confortable. Tiene mucha longitud, y muchos orificios, así que sirve para muñecas de cualquier tamaño. La hebilla es de acero, y las trabillas tienen un sistema de freno que evitan que la correa se salga de ellas. Es muy fácil de introducir, pero más difícil de extraer. A la hora de quitarse el reloj eso representa una ligera incomodidad, precio a pagar por la seguridad que saber que la correa no se saldrá.



Como ocurre con Swatch o Casio la correa es propia de Suunto, y nos cuestan a partir de 40€ que es muchísimo. Al menos, viene en kit, incluyendo la correa, las trabillas, los pasadores y los tornillos, lo que justifica en parte el elevado precio. Sin embargo, la mayoría acabaremos acudiendo al after-market, con correas compatibles similares por unos 10€.

La trasera con acabado espejado es atractiva, las leyendas grabadas con láser nos proporcionan la información imprescindible a la hora de mantener el reloj (modelo, resistencia al agua y tipo de pila). Se agradece la honestidad de la marca, que empezando por el packaging, y terminando en la tapa trasera, nos hacen constar el Made in China con el Designed in Finland, a diferencia de los modelos más caros que son ensamblados en Finlandia.



En conjunto los acabados son buenos, todo ajusta correctamente y la sensación al operar con sus pulsadores es de calidad.

Módulo

Lanzado en 2007 nos sorprenden las capacidades de su módulo. Un componente que de hecho utilizan también los posteriores Suunto Essential. Si debo destacar algo de él, es un pantalla LCD con matriz de puntos, y que cuenta con nada menos que tres zonas dotmatrix, una para iconos, y dos para marcas.

Los relojes Suunto permiten configurar la información que queremos visualizar en la pantalla principal con la hora (TIME), alternando entre segundero numérico, segundo huso horario, salida y puesta de sol, cronógrafo, temporizador, fecha, o ninguna de ellas. Por supuesto la fecha se formatea y se visualiza en cualquiera de los idiomas soportados por el reloj (Inglés, Español, Francés, Alemán). Con otras marcas, suele ser una prestación especial el tener la hora visible en todos los modos, en el Suunto Core es algo que viene de serie. Supongo que por eso Robert McCall (Denzel Washington) en The Equalizer: El protector y The Equalizer 2, llevaba un Suunto Core All Black.



Algunas vistas tienen lo que ellos llaman una segunda visualización representada sobre el perímetro exterior, y que nos da información extra que puede ir desde segundero, hasta el tiempo restante en modo de cuenta atrás o temporizador y que es muy útil y dinámica, pero que automáticamente se apaga tras dos horas para ahorrar energía.

No todo es perfecto, y por ejemplo echamos en falta mayores posibilidades de configuración, sobre todo para aprovechar la zona dotmatrix superior, y que nos permitirían visualizar la fecha y los segundos de manera simultánea, algo que inexplicablemente en un reloj, no es posible.

La ausencia de señal horaria es algo que históricamente siempre hemos visto en Suunto, no es nada grave, puesto que somos unos pocos los que usamos esa función, si bien es cierto que implementarla tampoco habría costado demasiado, y ahí estaría, para quien quisiera usarla.

Donde este reloj brilla es en lo flexible que es para adaptarlo a cualquier uso. Como en muchos relojes, podemos silenciar sus botones, que no hagan bip al pulsarlos. Pero el Core va más allá, y nos permite si así lo deseamos desactivar los sonidos del reloj o tonos guía. Los tonos de confirmación al cambiar un ajuste, el inicio o la detención de los registros o el cronógrafo, … Inclusive podemos bloquear los botones, y así evitar que los activemos accidentalmente mientras nos estamos moviendo. Funciones muy útiles y que no vemos en otras marcas.



El barómetro, el altímetro, y el termómetro visualizan la información tanto en unidades del sistema métrico internacional, como en el sistema imperial. Pero lo más interesante es el perfil automático. Cón él, el reloj cambia automáticamente del modo barómetro al modo altímetro dependiendo de las variaciones de altura que mida. No menos importante es el profundímetro, que si bien está limitado a un máximo de 10m, es suficiente para la mayoría de aficionados, y evitan que tengamos que disponer de un ordenador de buceo o de un reloj con profundímetro tan caro como el Casio GWF-D1000.

Las mediciones se obtienen de manera muy rápida, tanto que el barómetro/altímetro y el termómetro son instantáneos, mucho más veloces que los sensores V3 de Casio, y comparables en la brújula.

Finalmente está su facilidad de uso, y es que con una interfaz basada en menús en vez de en navegación, que se asemeja más a un móvil que a un reloj digital, podemos operar con el reloj para acceder a cualquier función sin necesidad de tener que recurrir al libro de instrucciones. Un poco como en el Casio GPR-B1000 o en el Suunto Traverse.

Tiene algunos modos no documentados en el manual, por ejemplo si pulsamos los cuatro botones al mismo tiempo, podemos apagar la pantalla, y así reducir el consumo energético, sin perder nada de la información que teníamos. El hack más interesante es acceder al modo diagnóstico, algo que hacemos mientras se enciende, pulsando los dos botones superiores. Podremos ver un test del barómetro y el termómetro, la versión del reloj, pero algo muy útil, podremos modificar el contraste de la pantalla. Una característica que a mi modo de ver debería estar fácilmente accesible desde el menú de preferencias generales.



Sensaciones

El Suunto Core es el tipo de reloj digital que más me gusta. Un reloj diseñado para el tiempo libre, pero con una lineas sencillas y elegantes que te permiten llevarlo puesto a una reunión de trabajo sin ningún problema.

Los enormes y legibles dígitos del LCD nos permiten ver la hora

El hecho de que funcione´con una pila botón CR-2320 que es reemplazable por el usuario, da mucha tranquilidad, la venden hasta en Mercadona, y cambiarla no requiere ni abrir el reloj, ni cambiar juntas o hacer prueba de estanqueidad.



Conclusiones

Es una pena que Suunto esté dejando algo de lado los modelos más básicos e independientes, como este Suunto Core y el Suunto Essential, porque cuando vamos de excursión, lo que necesitamos es un instrumento fiable y sencillo, y este reloj lo es. La brújula, el altímetro/barómetro, el termómetro y la hora de salida y puesta de sol, nos pueden evitar más de un susto. Todo ello sin depender de una conectividad móvil ni de estar pendiente de la carga de su batería.



Obviamente sus rivales naturales son los Casio Pro-Trek, una gama en donde los modelos digitales van a menos, y aunque suelen contar con alimentación solar como el caso del PRG-240, a igualdad de equipamiento suelen ser más caros. Así que con el factor precio en mente, podemos hacernos con un Suunto Core por apenas 140€, y en esa horquilla, nadie nos va a dar tantas prestaciones.

▲ Más▼ Menos
Funciones muy completas en un diseño elegante
Excelente LCD
Falta de información en el modo hora
Precio de las correas oficiales