Como os comentaba en Diferencias entre el TAG Heuer calibre 16 y 1887, el 1887, es manufactura propia, en el sentido que se ensambla en los talleres de la marca, con más o menos piezas procedentes de terceros, pero basado en un diseño, que proviene de Seiko, y sobre el que TAG Heuer, aplicaría leves modificaciones sobre el 6S37.

Sin embargo, en 2012, TAG Heuer, empezó con el desarrollo de un movimiento propio, denominado por aquel entonces calibre 1969, antes calibre 1888, y antes como proyecto CH80, apoyado gracias a una inversión de la marca, cifrada en más de 40 millones de francos suizos (unos 35 millones de euros). Era un movimiento realmente interesante, y sobre el que tenía buenas impresiones y expectativas.

Desgraciadamente, en 2014, anunciaron que retrasaban su lanzamiento. No estaba claro si el desarrollo había quedado cancelado, si entraba en conflicto con Zenith (también del grupo LVMH), o si como decía la versión oficial, estaban optimizando su gama de producción. Esto último quizás un eufemismo para ver como el nuevo Heuer-03, podría afectar las ventas del 1887 y del cal 16.

Recientemente, presentaron el “nuevo” calibre Heuer 01, que pese a lo que nos quieran decir, no es más que un 1887, con algunos cambios internos para mejorar su aspecto en relojes tipo esqueleto. O sea, la misma base de diseño Seiko, y en mi opinión, montada en guardatiempos con diseño un tanto macarrónico, tipo Hublot.

Se prevé que durante este 2017, aparezca la versión final del Heuer 03, montada sobre la nueva reedición del TAG Heuer Autavia. Se reservan el Heuer-02, para un movimiento con tourbillon, que será de los más asequibles con esta complicación.

Comentan que los relojes de TAG Heuer que equipen el nuevo Heuer-03/1969/1888/CH80, saldrán a la venta sobre los 5.000 CHF (unos 4.500€), que es la cifra límite que estiman no canibalizará ventas de Zenith. Es decir, lo mismo que el 1887 actual, y un poco más caro que el calibre 16. Lo cierto es que siendo un movimiento propio, y con diseño simplificado a pesar de sus complicaciones, podrían perfectamente venderlo por la mitad. Pero eso es precisamente lo que hay ido haciendo TAG Heuer desde que es TAG Heuer. Subiendo precios, sin aportar mucho más. Un ejemplo más de la eficacia del efecto Veblem cuando se pone en práctica de manera experta.

Por lo demás, ya veis que todo son mejoras. Tiene menos componentes que sus antecesores, lo que hace que sea más fiable y sencillo de producir. Ofrece refinamientos mucho mejores, como el embrague vertical. Es más preciso al poderse certificar COSC, y proporciona una reserva de marcha de entre las mejores.

Calibre 16 Calibre 1887 Calibre 1969
Base Sellita SW-500 Elaboré (antes ETA 7750) Seiko TC78 (diseño) Propio
Procedencia Swiss Made Swiss Made Swiss Made
Tipo de movimiento Automático con rotor de carga unidireccional Automático con rotor de carga bidireccional Automático con rotor de carga bidireccional
Diámetro 30,4mm 29,3mm ??,?mm
Altura 7,9mm 7,1mm 6,5mm
Frecuencia 28.800 vph (4Hz) 28.800 vph (4Hz) 28.800 vph (4Hz)
Componentes ??? 320 233
Rubís 25 39 33
Complicaciones Cronógrafo
Día del mes
Día de la semana (algunos modelos)
Ajuste rápido de fecha
Cronógrafo
Piñon oscilante (Magic lever)
Día del mes
Ajuste rápido de fecha
Cronógrafo
Embrague vertical
Column Wheel
Día del mes
Ajuste rápido de fecha
Reserva de marcha 46 horas 50 horas (40 horas en modo cronógrafo) 70-80 horas
Precisión media +/- 15 segundos/día +/- 10 segundos/día -4/+6 segundos/día (COSC)
Ajuste 3 posiciones 5 posiciones 5 posiciones (COSC)

El único inconveniente, es que estoy más que convencido que no repercutirán este ahorro en los compradores, será justo lo contrario. Una excusa para elevarlo un poco más. Por otro lado, de momento le falta la posibilidad de mostrar día de la semana. Algo que si que tienen los Calibre 16, y que prometían con el 1887, y que aún no hemos visto.