HTML 5, añade soporte al incrustado de audios y videos, aunque de momento no especifica los formatos a soportar debido a la controversia creada.

Sin embargo, si usas un navegador moderno como Chrome/Chromium/Iron 3, Firefox 3.5, Opera 9.52 o Seamonkey 2, tendrás disponible el soporte de videos empotrados encapsulados con Theora (OGV). Si estás con Safari, quizás deberías saber que ni siquiera la versión 4.0.4 lo soporta, en lo que me da la impresión es un desesperado intento por revitalizar QuickTime. Algo parecido podríamos decir sobre Internet Explorer 8, que tampoco lo soporta.

Ello te va a permitir reproducir video nativamente, sin necesidad de plugins externos. Theora, al igual que Vorbis (OGG), es una implementación sin patentes, que evita la necesidad de MPEG-4 y sus variantes, con una especificación totalmente libre.

El nivel de calidad por bitrate, es superior a MPEG-4 ASP/H.263 (DivX, Xvid, QuickTime, FLV, RealVideo), aunque algo inferior a H.264/MPEG-4 AVC (DivX HD, MP4, FLV) de momento. A efectos prácticos, la principal ventaja es la velocidad de decodificación, que supera de largo a la implementada el Flash Player 10.1 usada por Youtube por ejemplo.

Como muestra, el siguiente trailer de Terminator Salvation (10,8 Mb. -2:06 a 480×200-), puedo visualizarlo con picos de CPU del 8% en un ordenador medio (AMD Ahtlon X2 3800+), aunque puestos a probar, tienes cosas más espectaculares aquí.