Tag video y Theora

HTML 5, añade soporte al incrustado de audios y videos, aunque de momento no especifica los formatos a soportar debido a la controversia creada.

Sin embargo, si usas un navegador moderno como Chrome/Chromium/Iron 3, Firefox 3.5, Opera 9.52 o Seamonkey 2, tendrás disponible el soporte de videos empotrados encapsulados con Theora (OGV). Si estás con Safari, quizás deberías saber que ni siquiera la versión 4.0.4 lo soporta, en lo que me da la impresión es un desesperado intento por revitalizar QuickTime. Algo parecido podríamos decir sobre Internet Explorer 8, que tampoco lo soporta.

Ello te va a permitir reproducir video nativamente, sin necesidad de plugins externos. Theora, al igual que Vorbis (OGG), es una implementación sin patentes, que evita la necesidad de MPEG-4 y sus variantes, con una especificación totalmente libre.

El nivel de calidad por bitrate, es superior a MPEG-4 ASP/H.263 (DivX, Xvid, QuickTime, FLV, RealVideo), aunque algo inferior a H.264/MPEG-4 AVC (DivX HD, MP4, FLV) de momento. A efectos prácticos, la principal ventaja es la velocidad de decodificación, que supera de largo a la implementada el Flash Player 10.1 usada por Youtube por ejemplo.

Como muestra, el siguiente trailer de Terminator Salvation (10,8 Mb. -2:06 a 480×200-), puedo visualizarlo con picos de CPU del 8% en un ordenador medio (AMD Ahtlon X2 3800+), aunque puestos a probar, tienes cosas más espectaculares aquí.

4 comentarios en “Tag video y Theora”

  1. Que así sea. El reproductor de Flash es un coñazo, el de Linux aún más y en PCs antiguos como el mío, un dolor de cabeza.

    De hecho, ya tengo la costumbre de poner los vídeos FLV en PAUSE nada más comenzar a cargar, irme a la caché del navegador y reproducirlos desde allí directamente con MPlayer. La diferencia es abismal en consumo de CPU, sin contar con el resto de ventajas que tiene MPlayer.

    En cualquier caso, lo veo complicado. Los FLVs están demasiado implantados. Y si Google quisiera "cambiar de bando" en su Youtube, en Adobe tendrían preparados cienes de maletines para evitarlo.

  2. Reconozco que la 10.1 beta 2, supone una gran mejora en cuanto a rendimiento sobre la 10.0 en Linux (no así en Windows, dónde sólo se nota en la decodificación de video).

    No obstante, sorprende que no hayan sido capaces de integrar la decodificación de FLV del código de MPlayer en el propio Flash Player, porque es cierto que tanto en Windows, como sobretodo en Linux, se muestra mucho más ligero.

    En lo personal, supongo que te agradará saber que el tag video, viene ya implementado en todas las compilaciones de Opera 10.5.

  3. Si el software estuviera realmente bien programado y no "chupara" tanta CPU, la gente no tendría necesidad de comprarse monstruos de cuatro núcleos. Podrían aguantar incluso ¡tres años! con el mismo PC. Pero claro, esto no interesa.

    Incluso yo, que soy anticonsumista y contumaz "aprovechador" de viejos cacharros (eBay y tiendas de segunda mano mediante), reconozco que la renovación compulsiva de hardware es básica para sostener esta industria.

    Pero no por ello dejo de adorar esas pequeñas iniciativas, esas aldeas irreductibles, de proyectos de software enfocados al bajo consumo de recursos.

  4. Es cierto que el software a medida que avanza es cada vez más ineficiente. Mayoritariamente por "tonterías" gráficas y otros añadidos que aportan poco o ningún valor, pero también debido a nuevas características. Así, no es lo mismo decodificar un stream de internet en H.264, que lo que hacíamos en la época del Pentium, de descodificar un archivo MPEG-1.

    De todas formas, queda claro que es el software el que justifica la renovación del hardware, y coincido contigo que muchas labores, pueden seguirse realizando con equipos antiguos. Sin ir más lejos, ahora estoy escribiéndote desde un Pentium 4 a 2,8 Ghz con 2 Gb de memoria. Es decir, una máquina de hace más de 6 años, con algunas ampliaciones en base a restos. En ella, Kubuntu 9.10, Opera 10.5 y OpenOffice 3.1, funcionan de maravilla. No obstante, ello no quita que nos gusten los placeres de tener un i7 con 8 Gb, y un disco SSD.

Deja un comentario