Durante esta mañana he tenido el privilegio de asistir a una de las sesiones de tests Fórmula 1 que se realizaban en el Circuit de Catalunya.

Además del acceso a la tribuna VIP, y la ruta por las vías de servicio del circuito, la acreditación permitía visitar el padock. Ésto último ha sido simplemente impresionante.

Aunque había acudido con anterioridad al circuito (exhibiciones, GT, MotoGP, F1, …), la sensación que se tiene cuando pasa un monoplaza F1 a escasos dos metros de ti por el carril de boxes, es impresionante.

Pasará mucho tiempo antes de que olvide el sonido de los Lucky Strike BAR Honda y los Red Bull Racing.