De forma parecida al ya popular Una semana con Vista, y tras haber hablado de Windows 7 en diferentes ocasiones, hoy os presento mi análisis sobre éste nuevo sistema, basado en la compilación 7100 (RC), en su versión de 64 bits.

Aprovechando una reinstalación reciente de Vista Business x64 SP1, que tenía instalado solamente los programas básicos que uso, decidí actualizar mi Compaq Presario V6710 a la RC tan pronto estuvo disponible.

El análisis se basa en algo más de una semana de uso diario del nuevo sistema, el hecho de que ambos tuvieran el mismo software instalado, permite compararlos en un entorno lo más real posible.

Introducción
A estas alturas, es de sobra conocido que Windows 7, es realmente Windows 6.1 (Vista era 6.0), por lo que no nos encontramos ante una revisión mayor del sistema como ocurriera con el paso de XP a Vista, o de NT a 2000 si nos queremos ir más lejos. Es de hecho, un caso muy parecido a la renovación que sufrió 2000 para convertirse en XP.

Esto quiere decir que no hay grandes cambios, aunque si bastantes mejoras menores y algunas nuevas funcionalidades. Estratégicamente Windows 7 pretende compensar las críticas obtenidas por Vista, que han impedido su despliegue en equipos de moderada potencia (principalmente Netbooks y algunos portátiles), y argumentos de incompatibilidad que le han barrado el paso en algunas empresas.

Primeras impresiones
El proceso de instalación es muy similar al que ya viéramos con Vista, y parece algo más veloz. Digo parece, porque la instalación la realicé a partir de la ISO extraída en el escritorio de Vista, lo que da una idea de lo fiable que puede llegar a ser el proceso.

La instalación reconoce casi todos los dispositivos instalados, y en particular todos los importantes, incluyendo la Intel GMA X3100 con la que no pudo Vista. Un Windows Update durante el primera arranque, acaba con los dispositivos que no se había configurado (lector multi tarjetas, webcam, …), y ofrece una actualización para la GMA.

Igual que pasaba con Vista, el entorno es atractivo. El diseño general es basicamente el mismo, pero de cara a la experiencia de usuario, una mayor cantidad de fundidos y transparencias, lo hacen atrayente.

Los polémicos botones en la barra de tareas, cuestan de entender, aunque es fácil desactivarlos. La combinación de colores, en tonos más claros que Vista es bonita, pero su visibilidad al menos en mi equipo, no es tan buena como debiera, aunque de nuevo, es un elemento sencillo de personalizar.

El sistema se mueve suavemente al abrir y cerrar ventanas, las mejoras en la gestión de las mismas, y la paralelización en su dibujado, hace que funcionen más velozmente que con Vista, a pesar de los nuevos efectos añadidos.

Rendimiento
Con el objetivo de permitir el funcionamiento ágil en equipos no eran capaces de mover Vista con soltura, los desarrolladores han hecho bastantes ajustes y cambios en el código interno del sistema. Estos cambios van desde la secuencia de encendido y apagado, hasta el manejo de ventanas, o la gestión de entrada y salida.

Arrancar el sistema desde cero, necesita unos 40 segundos, en comparación con los aproximadamente 60 que necesitaba Vista, mientras que el proceso de apagado se realiza en 6 segundos, más del doble de rápido que los 14 que necesitaba Vista.

El uso de memoria con el escritorio en pantalla tras el arranque es de unos 650 Mb, lo mismo en Vista, necesitaba entorno a 730 Mb, comparable a una instalación de Windows 2008 Desktop. Estas mejoras, se notan todavía más cuando además de las aplicaciones del inicio, tenemos abiertos otros programas. En mi caso Opera, SMPlayer y eMule, suben el consumo a unos 900 Mb, que con Vista se iban hasta los 1.100.

CPU Queen de Everest, daba en Vista 6622 puntos, que aumentan hasta 6817 con 7, lo que representa un 3% en la mejora de los recursos de CPU disponibles.

Si nos guiamos por la evaluación de rendimiento, que aunque ha cambiado sus valores máximos de 5,9 a 7,9 debería ser directamente comparable, tenemos que con Vista obteníamos 4,7 + 4,3 + 3,1 + 3,3 + 5,1, que con Seven pasa a 4,5 + 4,5 + 5,4 + 4,9 + 5,1 que son valores muy parejos, salvo para lo relacionado con gráficos, donde las mejoras son considerables.

Las operaciones que tiene que ver con el acceso a disco, parecen también más suaves que con Vista, sobre todo cuando hay varias de ellas ejecutándose al mismo tiempo.

Nuevas funcionalidades
Sin contar con las mejoras visuales ya comentadas, me gusta Aero Peek, que permite ver el escritorio sin necesidad de cambiar a él. Encuentro que era obligatorio actualizar la implementación de UAC, para como ahora, permitir diferentes niveles de aviso.

DirectX 11 es seguramente la actualización de componentes más importante, que complementa a Windows Media Player 12, y a Internet Explorer 8.

Se agradece la nueva calculadora con muchas más funciones, y no está mal que WordPad o Paint utilicen la interfaz ribbon, aunque no me cuadra que el Bloc de notas no se haya actualizado igualmente.

Compatibilidad
En general todo lo que funcionaba en Vista, funcionará sin problemas en 7, por lo que en ese sentido la compatibilidad es como era de esperarse, magnífica. Para aplicaciones antiguas, se ofrece un modo de ejecución XP, basado en la virtualización transparente con VirtualPC, para ejecutar este tipo de aplicaciones, sobre un entorno nativo-virtual de XP. Sin embargo, éste añadido, requiere una CPU con extensiones de virtualización, lo que en el caso de Intel, lo reduce a algunos modelos recientes, y en el de AMD, a procesadores de menos de 2 años.

En esta linea, sería de agradecer que se soportara también la virtualización por software, como hacen VirtualBox, VMWare, o el mismo Virtual PC 2007.

Conclusiones
Apenas a 5 meses vista de lanzamiento de la versión oficial de Windows 7, queda todavía espacio para la mejora, que en gran medida vendrá determinada por la información enviada desde la RC distribuida de forma masiva, por lo que podemos esperar todavía mejores ajustes, y que se pulan aquellos detalles que todavía quedan pendientes (como por ejemplo la traducción de determinados contenidos).

En cualquier caso, si la RC, es ya así de estable y eficiente, podemos estar antre el sistema que todos quisiéramos.