Escribí el análisis del Thermidor Automatic Edición Limitada, y hoy volvemos a probar un reloj de una marca española. Si Thermidor o Duward, se encargaban de enfatizar su larga tradición, el caso de Undertake, es muy diferente. Una marca joven, como pudiera ser Smith&Smoorcer, y que apuesta por la frescura.

Fundada en Madrid en el año 2016, por tres jóvenes emprendedores (Javier R. Junquera, Juan Miralles Willebrands y Judith Garijo), Undertake Plus se dedica en exclusiva a la relojería, tanto relojes, como correas. Se distinguen por unos diseños propios, y que de manera arriesgada, han decidido unificar, puesto que son aptos para hombres y mujeres, y porque casi todos los modelos cuestan más o menos lo mismo (59€-65€).

El protagonista de hoy es el Undertake Novelty Davis, un reloj de vestir, pero con algunos detalles que lo hacen escapar del clasicismo habitual.



Si te gusta, puedes aprovechar el descuento exclusivo JAVIERGUTIERREZCHAMORRO por un importe del 15% para cualquier compra que realices.

Lo recibimos en una bonita caja de cartón de color negro, que ya nos da una idea de lo que persigue Undertake, el diseño. Ha sido creada por Manuel Arranz de 7Codos, y nos muestra unas ilustraciones de brazos con relojes de la marca, que nos permiten identificar el producto fácilmente.



Los detalles no terminan ahí, puesto que al abrirla, además del reloj, encontramos un pequeño díptico acerca del diseño del empaquetado, y también un pequeño manual que incluye todo lo que es imprescindible saber. Desde la tarjeta de garantía, hasta una nota de agradecimiento de la compra, los valores más importantes de la marca, y unas poco habituales especificaciones del reloj. Nos indican el tipo de acero de la caja, el tipo del recubrimiento dorado cuando lo hay, e incluso la maquinaria que han montado. Sencillo, e inmejorable, demostrándonos que no hay necesidad de gastar un dineral en ello, puesto que bien estructurado, son suficientes unas pocas páginas.



En la marca son coherentes hasta las últimas consecuencias, así que cuando dicen que para ellos el diseño es fundamental, y que el reloj es un artículo de moda que debe adaptarse a nosotros, lo dicen de verdad. Ofreciéndonos en la propia caja un pequeño clip metálico para poder cambiar la correa fácilmente. Aunque es un reloj con asas estándar, al que podemos montarle cualquier tipo de correa de nuestra elección, si queremos seguir siendo fieles a la marca, desde Undertake Co nos ofrecen una pequeña selección de correas textiles y de piel entre los 12€ y los 18€.

Lo primero que aprecio al sacarlo de la caja es lo delgado que es. Con solamente 7mm de altura, es extraplano, a modo de comparación, basta decir que es 3mm más fino que un Smith & Smoorcer Fisherman, lo que potencia la estética limpia del reloj, a la vez que lo hace cómodo de vestir, y discreto en la muñeca.

La esfera de color plateado, tiene un bonito cepillado radial que hace que la mayoría del tiempo lo veamos en diferentes tonos de gris, como si fuera un tornasolado que llena mucho la esfera. Otra muestra de originalidad, es el fechador situado entre las 4 y las 5, algo poco convencional, y que por tanto lo hace diferente.



A pesar de ello, la marca a tenido a bien equipar al Novelty Davis con unas agujas de color negro que proporcionan un buen contraste en la lectura. El lumen en las manecillas cumple su cometido. No obstante, los marcadores son también de color plateado, y sin material luminescente.

La caja tiene 38mm de ancho sin contar la corona y es de acero inoxidable 316L en acabado brillante. Un tamaño que puede parecer algo pequeño para el público masculino con tendencia a relojes de 40-44mm. No es así, dado que la casi ausencia de bisel exterior, no sólo refuerza su carácter minimalista, sino que aprovecha mejor el espacio, y por tanto lo hace parecer más grande.

La corona es a presión, con una forma y dimensiones bastante convencionales en este caso, pero que lleva la inscripción de la marca como a mi me gusta. Ofrece una estanqueidad de 3ATM, o sea Water Resistant, indicando que aguantará sin problemas salpicaduras de agua.

El cristal es mineral endurecido, tipo hardlex. Es delgado y muy transparente, de otro modo el grosor del reloj aumentaría, pero no tiene síntomas de ser frágil.

La trasera es a presión, algo que no me agrada en demasía, con unas inscripciones que además de todo lo fundamental, recalcan uno de los conceptos de la marca: Watches for a generation, y que me gusta que aparezca en la parte de atrás, y así no contaminar la simplicidad de la esfera.



Para el Undertake Davis han optado por una correa de cuero italiano de buena calidad. Tiene 19mm de ancho, y es de un marrón oscuro que a veces parece casi negro. Es cómoda y elegante, con un tacto suave, y una hebilla de acero inoxidable brillante firmada también por la marca. Tal vez una malla metálica plateada, hubiera sido una bonita opción en este reloj.

Para el corazón, han optado por una máquina sencilla y fiable, pero sin escatimar, escogiendo el calibre Miyota GM15, que con una pila botón SR621W da hasta 5 años de autonomía, aunque en Undertake son conservadores en cuanto a esto, e indican un rango de duración de 2 a 4 años. La precisión es de +/- 20 segundos/día.

El movimiento sin segundero, vuelve a apostar por la sencillez, aunque no podemos decir que sea algo original, pues parece que estamos ante una tendencia, y los slow watches han vuelto.



Una pieza a tener en cuenta por aquellos que valoren la sencillez sin complicaciones, y las lineas puras y limpias sin tener que invertir demasiado dinero. El cuidado de los detalles del conjunto, lo hacen también un regalo que nos hará quedar bien.