Unyber es una joven marca de relojes española que comienza su andadura en 2016 y pretende ofrecernos algo nuevo, centrando su desarrollo en nuevos conceptos en cuanto a diseño y construcción. Los modelos UN son el primer resultado. Un proyecto que se ha ido cociendo a fuego lento desde que en 2015 Rubén se planteara la idea, y con los primeros prototipos saliendo de las oficinas de Unyber en Madrid y los talleres de Alicante durante 2016.

No diría que el mercado relojero esté saturado, pero sí que está acaparado por unas pocas empresas y grupos empresariales. La competencia está reñida y buscarse un hueco, en especial en el caso de una marca de reciente creación como Unyber, pasa inevitablemente por ofrecer algo novedoso y diferente a lo que ya existe.

Ese es precisamente el origen de la gama UN un reloj conceptualmente muy original, y que está disponible en 4 modelos o variantes: UN-01 (esfera blanca, numerales blancos, subesferas negras y correa de caucho negra); UN-02 (esfera negra, numerales negros, subesferas negras y correa de cuero marrón); UN-03 (esfera negra, numerales rojos, subesferas negras y correa de caucho negra); y UN-04 (esfera blanca, numerales blancos, subesferas grises y correa de cuero negra).



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 44mm de diámetro sin contar la corona
CoronaAcero inoxidable a presión
EsferaColor blanco con subesferas en color plateado
BiselAcero inoxidable 316L atornillado
CristalZafiro antireflejante
LumenNo
TraseraAcero inoxidable 316L atornillada
CorreaPiel de 24mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos, cronógrafo de 12 horas
Resistencia al agua10 ATM
PesoN/D
MecanismoMiyota OS30
ComplicacionesParada de segundero
Prestaciones 5 años de duración de pila. +/- 20 segundos/mes
OrigenEspaña, Asia
Garantía2 años
PVP325€
DistribuidorUnyber Watches

Presentación

Decía al principio que un reloj así, debe ofrecer algo diferencial. Comenzamos por su packaging, empieza con una común caja de cartón de color blanco que salvo el Made in Spain que luce y el logo de la marca no destaca por nada… ¡Salvo porque pesa muchísimo!



La abrimos, y guau. Una impresionante recipiente cilíndrico fabricado en aluminio de dos tonos, gris y negro con la forma de un engranaje que nos recuerda al pistón de un motor de explosión. La tapa superior es de cristal, lo que nos permite ver el reloj de su interior. como si nos incitara. Es pesado, y la sensación de desenroscarlo por primera vez para abrirlo y acceder al reloj es bestial.





El Fisherman Snowy Metal Steal había dejado el listón muy alto en este sentido, pero puedo afirmar que en Unyber han logrado el estuche de presentación más original y elaborado que he visto hasta el momento. Que me perdonen los puristas, pero ni siquiera Omega.

Es un comienzo magnífico, algo que nos hace desear descubrir su interior, y tener el UN en nuestra muñeca. Si que echamos en falta algo de documentación, no me refiero tanto al manual de instrucciones o la tarjeta de garantía que en estos tiempos tienen poca utilidad. Su utilización es sencilla y bien conocida por todos tratándose de un cronógrafo de cuarzo, y la garantía viene explícita con la factura o el ticket de compra; sino a unas palabras que nos argumenten la concepción del reloj. Que nos ayuden a entender el sentido y el conjunto.

Diseño y construcción

Lo primero que nos hace fijarnos en el reloj es su concepción tipo bullhead, es decir la corona, y los pulsadores del cronógrafo van situados en la parte superior del reloj, a las 12, en vez las habituales 3. Una concepción que tuvo cierta popularidad durante los 60 y los 70 al evitar que éstos molestaran con el movimiento de la muñeca. Era por tanto una disposición muy adecuada para la aviación y la automoción entre otras disciplinas.



Sumado a una caja que con 44mm de diámetro, es de dimensiones generosas, multiplica el impacto visual en cuanto a tamaño del reloj. Está construida en acero inoxidable 316L en acabado arenado, asemejándose nuevamente a una pieza de motor. Por si esa estética agresiva fuera poco, unas aletas en el lateral de la caja firman en conjunto mostrando la marca Unyber. El bisel fijo, muy ancho y con cuatro tornillos, remarca la solidez de la caja. Con 15mm de diámetro es gruesa, muy gruesa si consideramos que es una máquina de cuarzo. Obviamente el traje y la camisa no son los compañeros ideales de este reloj, pero sí una buena cazadora estilo racing o motera, donde inevitablemente el reloj acabará asomando por fuera de ella.

Unas aletas laterales con la marca de Unyber en bajorelieve, agrandan un milimetro más la caja, y le dan un toque aeronáutico.



La esfera es de color blanco tiene 36mm de luz, y es plana con un bisel interno en color negro que contiene las marcas minuteras. Los números arábigos en todas las horas hacen que el reloj sea fácilmente de leer. Las subesferas son de color gris y están atornilladas a la esfera. Las dos más grandes están a las 9 y las 3 que son el totalizador de minutos del cronógrafo y el segundero pequeño. Como es normal en los relojes cronográficos, la trotadora actúa como contador de segundos y es de un atractivo color naranja. La subesfera más pequeña a las 6, es el totalizador de horas del cronógrafo, y que como solución peculiar, en vez de aguja, es el disco completo rotativo. El resto de manecillas, tanto las principales como las secundarias son de color negro, tipo hierro forjado y van huecas, otro guiño más a la mecánica y al dinamismo. No llevan lumen, y por carácter si que creo que una aplicación generosa habría contribuido a reforzar su espectacularidad.



Toda esta robustez no es sólo apariencia, puesto que garantiza una estanqueidad hasta 10 ATM (100M), con una corona a presión, que pese a no estar firmada, está decorada con unas anillas que imitan lo que podría ser un tubo de escape. La correa de piel en color marrón claro tiene 24mm de ancho, y ofrece un acabado tipo artesanal que junto a los pespuntes blancos de las costuras le da una personalidad rústica que encaja a la perfección con la construcción rugged o reforzada del resto. Va firmada con Made in Spain, pero no con Unyber. La hebilla es de acero inoxidable también arenada, donde me habría gustado ver el nombre de la marca.

Como no podía ser menos, el cristal es de zafiro, un cristal que con 2mm de espesor, podría perfectamente equipar a un reloj de buceo, y que tiene un tratamiento antireflejos en la superficie. La trasera es de acero inoxidable 316L, ciega y atornillada, muy contundente también, pero cómoda al ser plana. Además del logotipo de la marca y sus datos básicos, destaca el Made in Spain del que se siente orgulloso.



Movimiento

En cuanto al movimiento no hay mucho que decir, un bastante conocido y muy fiable, pero también sencillo Miyota OS30, un módulo de cuarzo con cronógrafo, que destaca por una autonomía de 5 años de duración con una simple
pila de reloj tipo SR927W.

Una “motorización” que cumple sin más en este reloj, y en donde probablemente un calibre mecánico habría sido lo suyo. Quizás también un Seiko de cuarzo que con segundero central diera más vida a esa bonita ajuja segundera anaranjada.

Sensaciones

Sólo puedo definir lo que se siente al llevar puesto este Uniber UN-04 como masculino singular. Todo está sobredimensionado, y dejado intencionadamente a la vista. Como los tubos de una bicicleta oversize, o la carrocería ensanchada de un coche de competición. Un reloj que atrae miradas, por supuesto la nuestra cuando lo llevamos, pero también la de mucha gente con la que coincidimos y le llama la atención. A algunos más cercanos les he preguntado que les gustaba o porque lo miraban. Su respuesta me ha sorprendido, no ha sido tanto su tamaño, o su construcción industrial, sino los pulsadores a las 12.

Todo tan masivo y sólido, y a la vez los guiños al motor, te hacen sentir como si llevaras una sobredosis de testosterona, capaz de todo y de comerte el mundo. La correa es también para super-hombres, y con una muñeca de menos de 18cm de perímetro, tendrás que hacerle un orificio más. Una medida que podría haber salido directamente de la marca.

Pese a toda esta apariencia, no es un reloj demasiado incómodo, la correa es suave y su pronunciada altura, no es mayor que la de un Tissot PRC-200.

A veces al mirarlo, me gustaría un fechador, parece como si entre las 4 y las 5, estuviera el espacio ideal para contenerlo, y darle un mejor equilibro.



Conclusiones

Unyber ha entrado pisando fuerte, con un reloj de tirada limitada, y que no está hecho para todos los gustos. Si eres de los que te gustan los Casio G-Shock, te encanta el mundo del motor y la practicidad de los relojes de cuarzo, no vas a encontrar ningún reloj ni remotamente parecido a los Unyber UN.

El precio no es ni caro, ni barato. Es lo que vale, y ahí estás pagando muchas cosas, principalmente un concepto de diseño que nadie más tiene. La frase de personalidad propia por los cuatro costados, parece escrita para este guardatiempo, sino fuera porque incluso en eso lo excede, y no tiene 4 costados, sino 6.

▲ Más▼ Menos
Diseño impactante
Concepción exclusiva
Sólo disponible en cuarzo
Correa grande