En lo personal estoy muy satisfecho por el hecho de que USACD, haya decidido publicar los contenidos en internet bajo licencia Creative Commons.

Salvo diarios electrónicos, ONG, y universidades, no es habitual encontrar empresas tradicionales que acogen sus contenidos a este tipo de licencia, y en mi opinión siguen anclándose al pasado.

En particular, en un sector como es el tecnológico, en el que todo cambia tan rápido, es necesario no poner frenos artificiales, y hacer que la información fluya naturalmente y con efectividad.