Hace unas semanas os hablaba del Vostok Komandirskie 470611 que compré en Komandirskie.com a un buen precio. Como os explicaba, los K-34 representaban un salto de calidad que los acercaban a sus primos los Vostok Europe, y me apetecía repetir la experiencia.

Entre los candidatos inicialmente barajaba los modelos de la gama K-34 apodados como Natillas, la primera versión el Vostok Komandirskie 350007, y la segunda versión de éste el Vostok Komandirskie 476613. Me llamaba la atención su preciosa esfera fosforescente, mal llamada radiactiva como ya tenía con el Slava Pilot, pero además su ingeniosa complicación GMT que mediante una cuarta manecilla nos permitía escoger la visualización de la hora en otra franja horaria, o bien en la actual en modo 24 horas.

A última hora cambié de parecer, porque era repetirse teniendo el mencionado 470611, así que decidí probar algo un poco diferente, y de una calidad superior. La gama Reef. Los Reef (Arrecife o Coral) pertenecen a los relojes de buceo Amphibia, así que son resistentes al agua hasta 200M (20 ATM), algo con lo que no cuenta ninguno de los Komandirskie.

El modelo que nos ocupa, el Vostok Amfibia Reef (Амфибия Риф 080494) cuenta además con una esfera completamente luminescente, y un diseño que nos recuerda mucho a los relojes de buceo o diver. Por desgracia perdemos la aguja GMT, que no estaría en absoluto fuera de lugar en un reloj como este donde lo que prima es el uso en cualquier circunstancia.



Nos sorprende su empaquetado, nada que ver con la cajita de plástico de los Amphibia más baratos. Es de cartón negro y una calidad muy buena, siguiendo la linea que viéramos en el 470611. Sin embargo la tapa es de color anaranjado con el logotipo y la submarca en plateado, y de un tamaño mucho mayor. La representación esquemática del arrecife es suficientemente reconocible, una seña de identidad de un reloj con aspiraciones acuáticas. El texto de “Russian Watches” nos demuestra como los rusos se sienten por fin orgullosos de sus productos, y ya no es algo que oculten, sino que como irás viendo, lo repiten a menudo en este reloj.



Dentro nos encontramos el reloj con su etiqueta en un gran compartimento, y en el lateral el manual de instrucciones y garantía. Toda la documentación es bastante completa, y está disponible tanto en ruso como en inglés, por lo que es normal que veamos tanto referencias a Vostok con a la transliteración latina del nombre en cirícilo Boctok. Tiene 27 páginas explicándonos su historia, el modo de uso, los cuidados y las especificaciones del movimiento. Es un librito que comparte con los Red Sea, Black Sea y Scuba. El fallito es que la parte en ruso es más completa (17 páginas), que en inglés omiten la mejor parte, la historia (9 páginas).



Vemos nuevamente una notable mejora en cuanto a presencia y empaque, y al sacar el reloj, se refuerza aún más. Este Amfibia Reef es un reloj que no pasa desapercibido. No por su tamaño que es lo normal, incluso tirando a pequeño en relojes de buceo (42mm sin contar la corona). El grueso bisel metálico en color negro, en combinación con una esfera completamente luminescente o mal llamada radiactiva, le dan una apariencia de contundencia que llama la atención.

Todo lo que vemos, agujas, marcadores, inscripciones y bisel interno son de color negro, aumentando el contraste y reforzando ese concepto de notoriedad. A diferencia de los Amphibia Clásicos, vemos en su esfera la transliteración como Amfibia en vez de Amphibia. Respira un aire de modernidad que lo aleja del habitual diseño industrial soviético de la marca, pero que al mismo tiempo lo mantiene como una pieza reconocible de Vostok. Un exterior que proporciona un buen término medio entre la herencia soviética y las tendencias actuales.



La caja de acero inoxidable garantiza una resistencia al agua de 20 ATM (200M), y sus 14,5mm de alto le aportan un aire de robustez y resistencia típica de los relojes sumergibles. La corona es por supuesto roscada, como debe serlo en estos casos, y viene grabada con el logotipo de Amfibia que hemos visto en la caja de presentación. A diferencia de otros Vostok su funcionamiento es muy suave y agradable como ya comenté en el K-34 340946. Tampoco tiene ese extraño comportamiento de tija loca que nos dan los Amphibia Classic.



La esfera es muy especial, como decía por estar completamente aplicada de material luminescente. El enorme numeral de las 12 en color negro, unido a las también grandes letras en una tipografía moderna de Amfibia y Automatic, le dan una clara identidad para aquellos que no se avergüenzan de vestir un reloj diferente.

El cristal es mineral y muy abombado, no suelen ser de mi agrado pero admito que en este Vostok Reef queda muy bien, haciendo aún más pronunciada la gruesa caja de acero inoxidable pulido a espejo. Las manecillas están esqueletizadas, es decir son huecas, así que a medida que se van moviendo nos dejan ver perfectamente el fondo de la esfera. Con sus gruesos contornos, esta concesión no perjudica en absoluto la legibilidad, que como se puede apreciar es excelente. No debemos olvidar la ausencia de fechador, que simplifica todo el conjunto, y nos evita el engorro del supuesto ajuste rápido de fecha en las maquinarias de Vostok. Leyendo entre lineas, con el “Made in Russia” escrito en inglés, sus intenciones quedan claras. La fábrica de Chistopol busca con este modelo satisfacer la demanda exportadora. Clientes que buscan un reloj robusto y diferenciable, y que valoran una calidad mejorada. Exceptuando su país de procedencia, nos puede parecer más de una micromarca poco conocida como Marc&Sons u Obris Morgan que un Vostok.

El armis es también de acero inoxidable en acabado cepillado en su parte central y brillante en el resto, y un ancho relativamente comedido (20mm). Es macizo, y muy extenso, así que tuve que quitar 4 eslabones para adaptarlo a mi muñeca. Aunque seas un gigante no tendrás problemas con él. Llama la atención que sus asas son fijas, lo que causa un efecto de rigidez que facilita que nos coloquemos en la muñeca, pero que hace antinatural dejarlo en la mesa con la esfera hacia arriba. Es un brazalete de una calidad muy buena, que cuenta con cierre por pulsadores y además un cierre de seguridad firmado con el logotipo de Reef. Tiene posibilidad de microajuste de hasta 3 posiciones, lo que te permite jugar con él hasta que quede clavado, o cambiar su reglaje entre verano e invierno sin tener que poner o quitar eslabones.



Es muy cómodo en la muñeca, y aunque se nota no estorba. Salvo su altura el resto de medidas son incluso pequeñas para las modas actuales. Sin embargo visualmente destaca muchísimo. Me suele ocurrir que los relojes de vestir de tamaño contenido, parecen algo más grandes normalmente por su pequeño bisel. Los grandes, esas piezas de buceo con gruesos biseles, se ven una vez puestos algo más pequeños. Este Vostok es el primer caso de reloj con un grueso bisel (la esfera son solamente 33mm de luz), que me parece más grande de lo que es. Viendo el carácter que tiene, es sin duda algo positivo, un reloj de tamaño normal, y que puedes ponerte con cualquier tipo de ropa, pero que se nota.

El bisel es también de acero inoxidable completamente funcional, por tanto rotatorio unidireccional y marcado a 120 clics, el sonido al correrlo es muy agradable, y ofrece la resistencia justa. Ni muy duro que lo hace incómodo, ni demasiado blanco como para que se mueva accidentalmente. Las muescas hacen que sea fácil manipularlo y no resbale incluso con las manos mojadas. Tampoco hace daño en los dedos, sorprendentemente he visto algunos en que las puntas no están bien terminadas y son demasiado picudas y acaban lastimando.

La trasera de acero inoxidable también, y roscada como todos los Amphibia tiene por novedad un bonito acabado cepillado y rugoso en su parte central. Además de la información necesaria para el reloj nos repite la submarca y el logotipo. En conjunto resulta poco habitual que no veamos mención a Vostok sino en esta parte de atrás oculta de las miradas, y que viene en la forma de la nueva denominación comercial de la empresa, con miras a la internacionalización: Vostok Watch Makers Inc.



En su interior monta un calibre de manufactura propia Vostok, el conocido 2415.01 / 2415B, aunque no lleva fechador, es en cuanto a especificaciones igual al 2416B del cual deriva. 31 rubís, 19.800 vph y rotor de carga automática bidireccional con posibilidad de remonte manual. No dispone oficialmente de parada de segundero, y declara una reserva de marcha de al menos 31 horas, y una precisión en el rango -20/+60 segundos/día. Sigo sin explicarme porque en Vostok no mejoran estas cifras viendo que además en los modelos más altos se sobrepasan con total facilidad. Mis mediciones han dado un desfase de -6 segundos/día, y una reserva de marcha de 39 horas. Valores que están muy bien.

Pero la mejor sensación viene de su lumen. Las primeras veces que tras estar en una zona bien iluminada nos adentramos en la oscuridad, como por ejemplo al portal de casa, y observamos y la refulgente esfera iluminada en nuestro brazo es algo indescriptible. A la luz del día es de color crema ligeramente verdosa, aspecto táctico pero relativamente discreto. No dicen que tipo de compuesto lleva, pero sin ser deslumbrante es muy duradero y bastante intenso.



Es un reloj caro para lo que estamos acostumbrados a ver en Vostok, con un precio recomendado de 11.834 rublos, y que a efectos prácticos se convierten entre 207$ y 225$ dependiendo del vendedor. Sin embargo gracias a la competitividad de Komandirskie.com que nos permite comprar directamente desde su web y pagando en rublos usando nuestra cuenta de Paypal o con tarjeta de crédito, se traduce en solamente 168€ al cambio. La razón es bien sencilla, el rublo ruso se está debilitando, o visto de otro modo, el euro se está fortaleciendo, por lo que si hace un mes, había que pagar 175€ por este 080494, ahora nos ahorramos ya 7€. Nadie sabe cuánto durará esta coyuntura, o si llegará hasta las cifras de 2016, pero es buen momento para aprovecharlo.



La gama Vostok Reef se completa con el espectacular 086492 (acero negro en PVD y esfera negra);
080493 (acero inoxidable y esfera azul); y el 080494 (correa de piel tipo racing y esfera negra) con precios rebajados que parten de los 8.201 rublos (116€).

No tengo nada que objetarle a este Vostok, un reloj redondo, y que pese a ser de los más caros de la marca, no tiene rival en la competencia. Buena presentación, buenos materiales, acabados y ajustes sin ningún problema y un diseño verdaderamente original. Quizás una gama con mayor variedad de combinaciones, pienso en un recubrimiento PVD negro como tiene el mencionado 086492 le hubiera dado una personalidad aún más notoria y característica.

El envío fue rápido y sin problemas. Llegó en solamente 2 semanas y un día con el número de paquete para realizar el seguimiento. Me siento afortunado porque conociendo como funciona nuestra empresa de Correos lo normal es que tarde 3 o 4 semanas en llegar.

Recuerda además que recientemente Komandirskie.com puso en marcha su nueva web, que se traduce sin problemas al español o inglés, y que te aclarará cualquier duda que tengas. Además Nikolay su dueño, es un tipo muy agradable, así que no dudes en contactarlo por email o Whatsapp ante cualquier aclaración que necesites y te atenderá encantado.