Lo que ha hecho Meranom, con los Амфибия Спецсерия (Amfibia Special Edition), es partiendo de la base del Амфибия Классика (Amfibia Classic) con caja 420, mejorar su apariencia y acabados sustituyendo algunas piezas. Es decir, no son nuevos modelos de relojes, sino variantes de los que ya existían.

Para nuestra sorpresa, estas partes nuevas se fabrican en China. El bisel, la esfera, las agujas y las correas, pero son de una calidad de materiales aparente y acabados que superan a sus correspondientes versiones rusas, por lo que me centraré solamente en estas diferencias.

Lo que me enamoró a primera vista, fue la esfera sin fechador, y es que ya sabéis lo tedioso que es de ajustar el calendario en un Vostok con su peculiar sistema de quickset, si es que podemos llamarlo así. Además la ventana es tan pequeña, que con la presbicia apenas resulta legible, por lo que prefiero evitarme esta complicación. No nos engañemos, el movimiento sigue siendo el mismo 2416B de manufactura, así que ese datario existe internamente, sólo que la esfera no lo muestra.

El bisel es ahora de acero inoxidable en vez de latón, lo que mejora muchísimo su aspecto.

El diseño de las agujas es mejor, pero el lumen continua siendo igual de pobre que el original. Nada que ver con lo que se aprecia en las fotografías. He leído de usuarios que se quejan de que al ser las manecillas más contundentes que las originales, y por tanto con más peso, hacen que el segundero se mueva a trompicones. Recordemos que en los Vostok, su accionamiento es indirecto. En mi caso, puedo decir que funciona igual de bien que con las originales. Precisamente el segundero en color rojo, es lo que distingue mi 420620LWR del 420620LW.

Si la correa de cuero del Командирские Классика (Komandirskie Classic) y el armis del Amphibia dejaban un tanto que desear, esta es estéticamente preciosa, con su cuero de color negro y el pespunte blanco, y parece además bien construida. En su interior viene firmada por Boctok, con grabados en cirílico. Si la preferimos con el pespunte negro, la referencia adecuada es la 420620LB.

La caja en la que se entrega, es ahora de cartón en vez de plástico, más elegante y mejor acabada que la antigua, pero menos rígida, y con menor encanto.

Se da la circunstancia que es mi primer reloj analógico no heredado que tiene una esfera de color oscuro en vez de blanca o plateada, y correa en vez de armis. Me gusta y es legible, pero reconozco que si Boctok hubiera creado uno con esfera clara, habría optado por él. La correa es muy bonita, pero quizás por no estar acostumbrado, no me parece tan cómoda como un brazalete, puede que sea demasiado rígida. De ser así, tiene muy fácil solución.

La precisión ha mejorado mucho en comparación con mi Amfibia 060, quizás porque éste no saliera demasiado fino, o porque los SE se ajustan con más esmero. Va del orden de +8 segundos/día.

Gracias sobre todo a su caja de latón, su correa de piel, y su cristal de plexiglás, resulta ser un reloj muy, pero que muy ligero, máxime si tenemos en cuenta su movimiento mecánico.

Doy por sentado que estos SE no son más que un experimento de mercado, una forma de crear una nueva linea de relojes intermedia a Vostok y Vostok Europe, pero con una inversión mínima aprovechando la infraestructura existente.

Es de esperar que si tiene éxito comercial, vaya ampliándose, y ojalá que Vostok opte por manufacturar ellos mismos las nuevas fornituras.

Sobre el precio de unos 50€ para un Amfibia 420, nos encontramos que su correspondiente versión especial, lo incrementa en un 50% hasta los 75€. Sin embargo la compra fue un puro impulso para beneficiarme de la caída del rublo, por lo que pagando en dicha moneda, al cambio el Special Edition salió por unos 50€, mientras que los normales bajaban hasta los 35€.

Las conclusiones son dobles, por un lado me entristece que la industria relojera rusa deba recurrir a factorías chinas para mejorar sus productos. Por otro, se confirma que independientemente de la cotización del rublo son unos relojes con insuperable relación calidad-precio.

Muchos opinamos que la factoría Vostok, debería ir más en la linea del anterior 1967, mejorando calidad y materiales, sin abandonar los modelos existentes ahora. Ello les permitiría poco a poco aumentar de segmento, y modernizar paulatinamente su infraestructuras.

Actualizado a lunes 23 de marzo. 8:17:
Después de dos meses de tenerlo, en los que ha estado funcionado unas dos semanas en tres veces, la aguja del segundero se para cuando llega a las 12 en punto. No es problema de carga, ni parece que sea un roce con los marcadores. Tampoco son los saltos que mencionaba, ya que queda parada, y el resto del mecanismo también, pues deja de contar el tiempo.

Lo curioso es que usando la corrección de hora, se consigue que pase de ese punto, pero inevitablemente vuelve a detenerse en un minuto o dos. Me temo que la robustez de Vostok, queda comprometida en estas piezas Special Edition, que además de componentes asiáticos, quizás se monten allí también, con pocos o nulos ajustes y controles de calidad.