Esta es la primera reseña de la marca Vostok Europe que hago, así que para aclarar un poco las ideas, vamos a empezar hablando sobre ella.

Vostok-Europe es una marca propiedad de Koliz-Vostok, que nace en Lituania en el año 2003, como una colaboración entre las compañías relojeras Vilnius Koliz y JSC Vostok . Su intención es crear nuevos relojes que cubran mejor las necesidades del mercado Europeo. Lituania representa el equilibrio justo entre pertenecer a la Comunidad Europea, algo muy conveniente para sus fines, y a su vez, estar cerca de Rusia, algo muy relevante por sus antecedentes.

Vostok Europe, o VE, nos ofrece por tanto unos estándares de calidad mucho más elevados que Vostok, y son también más caros; estando incluso un paso por delante de los nuevos modelos de la fábrica de Chistopol como los Komandirskie K-34.

Inicialmente equipaban movimientos automáticos de origen Vostok, y maquinarias de cuarzo japonesas (Miyota y Seiko). Con el paso del tiempo, han ido progresivamente sustituyendo los duraderos y toscos Vostok por calibres de origen Seiko. Vostok Europe tiene el honor de haber sido el primer fabricante del mundo en equipar los excelentes movimientos cronográficos de carga automática SII NE88. Recordemos que ese NE88 fue la base del TAG Heuer calibre 1887.

Se caracterizan por unos diseños muy originales y actuales, muchas veces de grandes dimensiones, y que suelen homenajear los logros de la antigua Unión Soviética en cuanto a exploración y aventura, conquista espacial, avances científicos y técnicos, y desarrollos industriales.

Como ejemplo de ello, este GAZ-14 Limousine Automatic Power Reserve, bautizado de esta manera como tributo al GAZ-14 apodado como Chaika. Un automóvil de lujo producido en la Unión Soviética por Gorkovsky Avtomobilny Zavod (luego sería Volga) entre 1977 y 1988. Además, y hasta donde yo se, es el primer reloj fuera de Seiko-Epson equipado con el calibre YN85.



Los GAZ-Limo Power Reserve, en efecto adoptan la denominación puesto que incorporan un indicador de reserva de marcha situado a loas 12. Estos nuevos modelos, vienen a complementar la gama GAZ 14 Limousine, sobre los que ya había, es decir, sólo hora con el calibre Vostok 2426, y cronógrafo de cuarzo con el Miyota 6S30 u 0S22. Se encuentra disponible con cuatro referencias diferentes:
YN85-560A517: Caja de acero plateado, esfera negra, manecillas y marcadores negros y correa de cuero negra.
YN85-560A518: Caja de acero plateado, esfera blanca, manecillas y marcadores negros y correa de cuero negra.
YN85-560B519: Caja de acero dorado, esfera crema, manecillas y marcadores azules y correa de cuero marrón.
YN85-560B520: Caja de acero negro PVD, esfera negra, manecillas y marcadores dorados y correa de cuero negro.

En mi opinión la variante YN85-560A518 es la más bonita de todas, y esa será la protagonista del análisis de hoy.

Se presenta en una discreta caja de cartón en color negro, y con el logotipo de Vostok Europe en letras plateadas. Una primera impresión que no destaca en ningún aspecto.



Una vez que lo abrimos, nos encontramos ante un interior negro bastante sobrio, y el reloj debidamente protegido y con su correspondiente etiqueta.



Lo acompaña un manual de instrucciones y tarjeta de garantía, con una buena maquetación, pero poca personalización. Es un manual que cubre todos los modelos mecánicos de la marca. No sólo hacen referencia a los relojes con el YN85, sino también con los NH35, 2432 y 2426.



Escrito sólo en inglés, da una buena cobertura a las especificaciones básicas y su modo de uso, pero no agradece nuestra compra, ni nos explica porqué son relojes únicos y carismáticos. Si tenéis curiosidad antes de comprar el reloj, lo podéis descargar de aquí (2,2 Mb. en formato PDF).



Estamos ante un reloj de apariencia masiva, sus 43mm de diámetro sin contar la corona, no lo hacen enorme per sé, pero sin apenas bisel, el tamaño parece más grande de lo que es. Un reloj ligeramente más grande de lo habitual, y por tanto visible, pero ponible en el día a día con cualquier tipo de mangas y de atuendo. El motivo, es que en cuanto a grosor y peso, sus cotas son mucho más habituales: 13mm de altura y 88g.

La caja es de acero inoxidable pulido, con unas lineas bastante convencionales, sobre las que destaca una corona de generosas dimensiones. Como a mi me gusta, es a presión, y muy cómoda de usar. No está firmada, probablemente las siglas VE le habrían dado más carácter. Es estanca hasta 5 ATM, es decir una resistencia al agua WR50M, que nos permite incluso si fuera necesario ducharnos o bañarnos con el reloj. Una buena salvaguarda en caso de accidentes o imprevistos.

Tenerlo en la mano, ya nos deja entrever su calidad. Se ve un reloj sólido, con unos ajustes perfectos en los pasadores de la correa, las manecillas….



Llegamos a la mejor parte de este guardatiempos, su esfera. Nos recuerda los paneles de instrumento de los coches de los 50 y 60, a mi modo de ver, más inspirados en las lineas lujosas y futuristas del GAZ-13 (1959-1981) que del GAZ-14 del que toma su denominación. Donde más se nota es en el indicador de reserva de carga, que puede parecernos un velocímetro graduado desde 00 hasta 40 horas. Un diseño retrofuturista que además de muy bonito, tiene la dosis adecuada de elegancia, tal vez por la tipografía de Automatic.





Algunos critican que los numerales estén cortados, algo que parece necesario para albergar el fechador, y el indicador de reserva de marcha. A mi modo de ver, no es un defecto, sino una concesión. Prefiero esos dígitos grandes, a modo de dashboard, y que se corten, que unos indicadores pequeños y apenas legibles que le harían perder casi todo su carácter.

Las agujas triangulares tipo Dauphine, aportan el toque vintage, con un buen grosor para ser legibles con facilidad. Disponen de un área suficientemente amplia como para contener una buena cantidad de lumen, que en este VE es SuperLuminova suiza dando una buena visibilidad en la oscuridad. Tienen la longitud óptima.



El cristal es mineral endurecido bastante grueso, y ligeramente abombado, muy parecido al que monta el Vostok Komandirskie 470611. Es muy transparente, y estéticamente le queda fabuloso, sin embargo ante inclinaciones de muñeca muy pronunciadas, adolece del defecto habitual en los cristales convexos, que distorsionan la visión. Si ya en el citado K-34 sugería un zafiro plano en vez del mineral curvo que equipa, en este VE YN85, una pieza de categoría muy superior debería haber sido algo obligatorio.

La correa es de piel en color negro. Creo que no había mejor decisión posible en este caso. Tiene 22mm de ancho, que me parece también una buena elección. En caso contrario, parecería ridícula teniendo que sostener una caja de esas dimensiones. Es suave y cómoda, con el logotipo de Vostok Europe en la hebilla. Mientras que en el más asequible Vostok K-34 se apostó por un cierre deployante, en este Vostok Europe YN85 se ha escogido una cierre por hebilla tradicional. Desconozco los motivos, pero personalmente, prefiero el deployante, no sólo le da un plus en cuanto a prestigio, sino que además la hace más duradera. El inconveniente es que quizás es más incómodo de poner y quitar. Debo remarcar que la correa no será apta para muñecas pequeñas. En la mía de 17-17,5cm de diámetro, debo llevarla abrochada en el último agujero. las muñecas grandes no tendrán ningún problema, pero uno o dos orificios más no habrían sobrado.

La tapa trasera es también de acero inoxidable y roscada, mostrando un bonito grabado del GAZ-14, y con el número de serie de unidad que acredita su edición limitada. En este caso, la 169 de un total de 3.000 piezas. Honestamente, que no sea de exhibición, o vista, unido a la ausencia de un cristal de zafiro, me parecen aspectos que le restan interés al reloj.



Como comentaba al principio, su interior aloja un calibre mecánico de carga automática SII YN85, con una frecuencia de 21.600 vph, 22 rubís y rotor de carga bidireccional. Además del fechador a las 3h y el indicador de reserva de marcha, ofrece parada de segundero y posibilidad de cuerda manual. Un movimiento de gama media, sin duda muy completo.

Sus especificaciones garantizan una reserva de marcha de 40 horas, y la precisión estándar en relojes mecánicos Vostok Europe, -10/+30 segundos por día. Es una buena cifra, mejor que la que da la propia Seiko de -25/+35 segundos por día. En cuanto al YN85 en si, quizás por su novedad, no se encuentran demasiados detalles, ni por parte de Seiko Epson Corp, ni de sus filiales SII (Seiko Instruments Inc) y TMI (Time Module Inc). Para hacerlo más confuso aún, el manual si que nos cita esos mismos -15/+25 segundos/día que dice Orient. O sea, que no cuadra lo que el fabricante nos dice en la web, con lo que luego se especifica en el manual.

Todo parece indicar, que es muy parecido o idéntico al Orient cal 40N5A que conocemos desde hace varios años y que también lleva el Orient M-Force. Hay que recordar que Orient Watch Co. es también una filial de Seiko Holdings, por lo que tendría mucha lógica que hubieran decidido llenar el hueco de mercado de calibres a terceros con indicador de reserva de marcha, aprovechando lo que ya tenían. En ese caso, nos llama la atención que Orient garantice una mejor precisión (-15/+25 segundos/día) de la que certifica la propia Vostok Europe.



Los resultados reales, han demostrado ser magníficos, he obtenido un desfase diario de tan solo +4 segundos/día, quizás haya sido cuestión de suerte, o quizás sea que la marca los ha ajustado convenientemente. La reserva de marcha que he medido, ha sido de 44 horas, una marca similar a la del 40N5A, y que ponen de manifiesto sus parecidos.

El precio recomendado que fija la marca en Europa es de 318€, en ese sentido tenemos suerte, puesto que en Estados Unidos es bastante más caro (439$). Si buscamos en webs de referencia de relojería soviética como Komandirskie.com o Meranom, veremos que los precios son incluso más elevados, rozando los 450€. Es la prueba de que nos encontramos ante una pieza que tiene más de europea que de rusa. Aprovechando descuentos puntuales, podemos hacernos con él por unos 250€, una cifra elevada, que lo pone en la lucha con otras marcas, que equipan incluso la misma maquinaria.

Si valoramos un reloj de cuidado diseño, con una clara inspiración en los elementos técnicos más avanzados de la sociedad soviética, y al mismo tiempo, queremos un reloj que por su corta tirada, siempre sea exclusivo, tenemos en este GAZ-14 Limousine Automatic Power Reserve un excelente candidato.