Sabéis que me encantan los warmups.

Pero verlos en un F-16, con todo el proceso de chequeo previo, impresiona.

Como es habitual, Youtube tiene la clave.