Wasabi, el trato sucio de la mafia tiene algo de acción, y un poco de humor. Se deja ver, pero esperaba bastante más de Luc Besson.

Jean Reno demuestra que también se le dan bien las pinceladas cómicas.

Al personaje de Momo interpretado por Michel Muller, no le veo razón de ser dentro de la trama de la película.

La duración no es demasiado larga, por lo cumple para pasar un rato de entretenimiento si nuestras espectativas no son muy elevadas.

Me parece brillante la secuencia de créditos inicial.